APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

martes, 31 de marzo de 2009

No te ofendas con las palabras de Jesús

No les hablaré mucho, en cambio dejaré que sea la misma Biblia la que testifique.

A veces, las palabras que Dios tiene para nosotros puede resultarnos fuerte. El propósito de la palabra de Dios es edificar una vida santa. Por lo tanto, todo lo contrario tiene que ser derribado. A menudo, la vieja edificación (vieja criatura) se resiste al moldear de Dios y exclama con quejas cuando el martillo rompe la vieja piedra.

¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra? - Jeremías 23:29

Muchas veces las palabras sinceras de Jesús ocasionaban el odio de aquellos que se oponían a su mensaje y lo rechazaron como el Cristo:

No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. Entonces acercándose sus discípulos, le dijeron: ¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra? Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada.-Mateo 15:11-13

Si usted lee el libro de los Hechos se podrá dar cuenta como la hipocresía religiosa estaba constantemente asechando a los apóstoles para prenderlos, encarcelarlos y azotarlos. En fin, lo único que deseaban era asesinarlos ya que las palabras de Jesús venían a derribar lo que ellos con tanto sacrificio habían edificado: la maldad, la opresión, la mentira, la hipocresía, la falsa religiosidad, el homicidio y toda clase de rito hueco y vano.

No te ofendas cuando Cristo viene a ti con Palabra fuerte, lo único que demanda es arrepentimiento y tornarse a Dios.

Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere. -Proverbios 3:12

El gozo de Dios es que cuando el te reprenda, puedas tornarte a él y no andar en rebeliones:

y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí. -Mateo 11:6

Sucederá que vendrán personas a tratar de curar tus heridas con liviandad y lo que te ofrecerán son remedios temporeros que no traen sanidad. En cambio, si recibes la palabra de Dios, aunque te duela moldearte a ella, esa será la que te sanará y te dará la vida eterna:

Las palabras de los sabios son como aguijones; y como clavos hincados son las de los maestros de las congregaciones, dadas por un Pastor. -Ecl. 12:11

Por lo general, el enemigo se disfraza con ofertas atractivas para que no recibas la palabra que realmente te sanará. Hará ofertas de falsos evangelios cómodos y de bienestar, sin tropiezos ni adversidades. En cambio, Dios te invita a entrar por la puerta angosta.

Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.-Mateo 7:13-14

A menudo, Dios invita, pero el hombre rechaza:

Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos. -Jer 6:16

Sin embargo, la invitación sigue siendo la misma:

haced sendas derechas para vuestros pies. - Hebreos 12:13