CONSÍGUELOS EN AMAZON

miércoles, 1 de agosto de 2012

Mucho mejor que una medalla de oro de los juegos olímpicos


Mucho mejor que una medalla de oro de los juegos olímpicos es practicar la piedad, el amor, la fe y la sencillez buscando a Dios cada día.



"Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida." (II Timoteo 4:8)


"Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman." (Santiago 1:12)

"Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria." (I Pedro 5:4)

"Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida." (Apocalipsis 2:10b)


"He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona." (Apocalipsis 3:11)