CONSÍGUELOS EN AMAZON

domingo, 26 de diciembre de 2010

Expectación a causa de los fenómenos naturales de la tierra

http://surf.transworld.net/files/2009/09/tsunami.jpg


La Palabra nos dice que en el fin de los tiempos habrá mucha expectación a causa de los fenómenos naturales de la tierra. Gente desfalleciendo a causa del temor al ver todas estas cosas. Sin embargo, frente a este escenario podemos tener la paz de Dios si nos refugiamos bajo la sombra del Altísimo.


Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria. (Lucas 21:26)

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” (Juan 14:27) Dios tiene un verdadero reposo y tranquilidad para el hombre. No se trata de un día de la semana sino de una realidad eterna que viene a llenar tu vida desde el interior hacia afuera, desde el momento que le permitas a Dios entrar en tu ser.


Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.

Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. (Hechos 16:25-31)