APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

jueves, 29 de marzo de 2012

El mayor don es el amor

Si tú ves que tu hermano está débil en la fe, en vez de hablar palabras de desánimo, háblale palabras de fe para que se levante. No mires sus circunstancias, mira lo que Dios va a hacer. Imparte fe y no crítica. Con la crítica nadie se alienta ni mejora, en cambio, con la fe, se mira más allá de las barreras y limitaciones. Dale la mano y ayúdale a caminar y verás que dos son mejor que uno. Amale sin fingimiento, sin murmuración a sus espaldas. Quita la pena de tus labios y el menosprecio de tus ojos. En vez de comparar en tu corazón tu victoria con la aparente derrota de tu hermano, reconoce que tú tampoco estarías firme si no es con la ayuda de Dios, así que ayuda a tu prójimo a vencer sus circunstancias. El que crea estar firme, mire que no caiga, y utiliza ti firmeza para ayudar a otros a subir a terreno sólido. Sólo así demostrarás cuan firme estas.