CONSÍGUELOS EN AMAZON

sábado, 16 de junio de 2012

Diferentes "Jesús" que algunos predican...

Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis; (II Corintios 11:4)


La Biblia nos habla de Jesucristo el salvador del mundo. Un judío quien cumplió en su persona, vida e historia todas las profecías que por muchos siglos los profetas anunciaron respecto al hombre que sería el Ungido o Mesías salvador del mundo. Jesucristo es el Hijo eterno de Dios quien antes de venir a morar en la tierra y encarnarse por medio de una simple mujer llamada María, mucho antes de esto, él era Dios en los cielos porque no tiene principio ni fin. En los cielos tiene su trono y sus ángeles le sirven. Es uno con el Padre en deidad, en santidad, en gloria, y en poder. Es el rey de reyes creador de todo lo que conocemos. Es un Dios santo quien vino a la tierra a dar su vida en sacrificio en una cruz con el propósito de salvar a los pecadores. Resucitó al tercer día y le brinda vida eterna y en santidad a aquellos quienes tienen fe y amor hacia él. Toda la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis nos habla de la historia de su pueblo, y de su persona, así como de la iglesia que él dio origen. Dentro de la Biblia se encuentran todas las características y enseñanzas de su doctrina, así como todo lo relacionado a la vida de aquellos que le siguen. Sin embargo, en estos tiempos modernos vemos gente predicando toda clase de diferentes "Jesús". El Jesús de la Biblia no posee mutación alguna. No puede ser modificado al gusto y a los intereses de la gente. El apóstol Pablo nos advirtió que algunos se darían a la tarea perversa de presentar un Jesús diferente al verdadero. (II Corintios 11:4) ¿Cómo surge un Jesús diferente al verdadero? Un Jesús diferente surge cuando la gente usurpa los ministerios de Dios para torcer textos bíblicos y dañar la doctrina cristiana. Un Jesús diferente surge cuando los hombres y mujeres le cambian el sentido a las sanas palabras dichas por Jesucristo y orientan el mensaje cristiano en otra dirección muy diferente al mensaje original. Un Jesús diferente surge cuando se profetiza, se echan fuera demonio, se hacen milagros y sanidades y toda clase de cosas en nombre de Jesús, pero no se vive una vida santa y consagrada delante de él o se usa todo esto con propósitos errados.   Un Jesús diferente surge cuando se toma de la Biblia lo que más las gusta y ocultan o aplastan el mensaje que menos les agrada. Un Jesús diferente surge cuando en vez de obedecer la Biblia de forma íntegra, suavizan los mensajes y practican cosas diferentes. Un Jesús diferente surge cuando se le atribuyen características a Dios diferentes a las que están anunciadas en su Palabra. Un Jesús diferente surge cuando se desvía la atención de la Sagrada Biblia y se deposita en personas o cosas extrañas. Tomemos por ejemplo a aquellos que afirman que Dios no envía a nadie al infierno porque "Dios es amor". Ese falso Jesús pretende ser "más misericordioso" que el Jesús de la Biblia quien dijo una y otra vez que a todos los desobedientes les espera el lago de fuego con Lucifer. Un Jesús diferente surge cuando se afirma que se predica el mensaje cristiano pero en la práctica se vive como todo un mundano, sea en vestimenta, modo de expresarse, modo de pensar y modo de actuar. Un Jesús diferente surge cuando se adoptan prácticas extrañas que no tienen base bíblica alguna. Un Jesús diferente surge cuando se predica, pero se predica con el propósito del lucro y la ganancia personal. Un Jesús diferente surge cuando en vez de infundir fe y amor, se utiliza el evangelio y la verdad como una fuente de ganancia o para vivir en deleites y cosas majestuosas. Finalmente, solamente hay un Jesús que salva y es cuando se sirve al Jesús de la Biblia y se sigue la sana doctrina. Ningún otro Jesús te dará la salvación ni la vida eterna. ¿A cuál Jesús le sirves?

“ Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.” (Gálatas 1:6-10)