domingo, 25 de septiembre de 2011

Más allá de una fachada de religiosidad

Es fácil crearse una fachada de religiosidad como los fariseos, pero ¿dónde están los frutos? "!!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia." -Mt. 23:27 "Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?" Mt. 7:16 "Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí." -Mt. 15:8