CONSÍGUELOS EN AMAZON

domingo, 22 de julio de 2012

En progreso y no en retroceso

Dios espera que el hombre y la mujer vayan en progreso y no en retroceso. ¿Qué sucede cuando en vez de caminar hacia lo positivo, vamos por el camino opuesto, aun conociendo de antemano lo que es bueno y malo?
"Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.  Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.  ¿Quién es, pues, el siervo FIEL y PRUDENTE, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.  De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá.  Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes." (Mateo 24:42-51)