APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Dios se reserva el derecho de admisión en su ciudad

                                           
                                            

"Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda.Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos." (Mateo 22:11-14)