APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

sábado, 1 de abril de 2017

La idolatría, las imágenes, el postrarse ante ellas y pedirles te lleva directo al infierno

Grupo de católicos llevan de aquí para allá en sus hombros un ídolo llamado "Vírgen" 

Recientemente he visto a un pseudo evangélico mexicano que ha ganado mucha fama entre los protestantes que ha estado utilizando sutilezas y falacias para pretender que los verdaderos cristianos toleren, acepten y adopten la idea de que los católicos no son idólatras por tener imágenes y postrarse ante ellas como a Dios. "Sólo se trata de un un objeto para un recuerdo" dicen ellos. Véamos lo que dice la Palabra de Dios:

¿A quién me asemejáis, y me igualáis, y me comparáis, para que seamos semejantes? Sacan oro de la bolsa, y pesan plata con balanzas, alquilan un platero para hacer un dios de ello; se postran y adoran. Se lo echan sobre los hombros, lo llevan, y lo colocan en su lugar; allí se está, y no se mueve de su sitio. Le gritan, y tampoco responde, ni libra de la tribulación. Acordaos de esto, y tened verg:uenza; volved en vosotros, prevaricadores. Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antig:uedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;" (Is. 46:5-10) 

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. (Apoc. 21:8)

¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.  Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, Y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. (2 Cor. 6:16-18)


Tema relacionado:

Conozcamos el Catolicismo Romano 1995 por Rick Jones (PDF)