CONSÍGUELOS EN AMAZON

sábado, 22 de noviembre de 2008

Dile no al disturbio de personalidad de los defensores de la homosexualidad

Los artificiosos argumentos que usan los disturbados para imponerse socialmente...

Los argumentos que usan los defensores de la homosexualidad son los mismos usados por NAMBLA, los pedófilos y otros comportamientos de disturbados para pretender justificar sus aberraciones e inmoralidad tildandose de víctimas y acusando a todo aquel que expone su maldad como "odio" hacia ellos...


Aguas sucias que lavan cerebros

–Romanos 1:27


Como dijimos en el capítulo anterior, las plataformas desmoralizadoras estan golpeando la sociedad no meramente a individuos aislados sino que es todo un programa de corte económico, político y social que pretende ser legalizado a nivel internacional. Es común ver a los políticos afirmando que es cosa común o natural el que un hombre tenga relaciones sexuales con otro hombre.


Degeneración social


La palabra “degeneración” se refiere a todo aquello que va en retroceso, empeoramiento y pérdida progresiva de las cualidades o facultades de las costumbres en los individuos. Degeneración envuelve degradación y pérdida de valores, buenas costumbres conforme a la salud. Es lamentable que los que se suponen sean los guardas de la casa y de la sociedad estén abriendo las puertas a todo lo que atenta contra la salud familiar.
En la Biblia tenemos el mandato de ir a los gobernantes y exponerles la justicia de acuerdo a la palabra de Dios. El exponer la verdad le costó al mismo Juan bautista el ser decapitado por los satélites del mismo enemigo. Sin embargo, nunca cerró su boca, ni tampoco lo haremos nosotros.


Una señal clara de degeneración social


En el libro de Lucas se nos dice que se repetiría en la historia el mismo escenario que perduraba durante los tiempos de Noé y de Lot.14 Estos personajes vivieron muchos siglos antes de Cristo. Se nos dice en el libro de Judas:

“....como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.”


La sociedad donde se desenvolvían estos hombres de Dios se fue degenerando gradualmente de tal forma que eran muy pocos los hombres de bien. La maldad social supo arropar todos los niveles de la sociedad de forma estratégica. Políticos, religiosos, comerciantes, padres de familias, y toda clase de gente, desde niños hasta adultos cayeron en manos de la inmoralidad. Solo un pequeño remanente fue guardado para Dios. Se nos dice que uno de las aberraciones que se practicaban en aquellas tierras era la homosexualidad. La homosexualidad rampante es una conducta que muestra el alto índice de degradación social y moral. Tanto así que Dios nos muestra como decidió calcinar estas naciones en el pasado y no dejará sin castigo en el tiempo presente, no sin antes librar a su pueblo del juicio. Debemos notar que solo un puñado de gente de Dios eran totalmente diferentes a lo que la corriente social de aquel entonces patrocinaba. Hoy sucede lo mismo, la iglesia de Dios se encuentra dentro de un mundo donde todas las plataformas sociales, están siendo dominadas por la maldad, pero tiene que permanecer firmes en justicia hasta que el Señor regrese.


Maldito el varón que confía en el hombre


Siendo que los corazones de los hombres se han apartado de Dios de manera general y estos hombres han estado apoderándose de las instituciones que dominan y dirigen la sociedad no nos debe extrañar que la maldad sea legalizada en todos los niveles. Constantemente, vemos en mi país como personas y artistas que se han hecho famosos por sus ritmos bailables pero con líricas obscenas, ofensivas, y promotores del bajo mundo, de momento los vemos siendo premiados por la casa de las leyes y reconociéndole su “labor social”. Estas acciones son una clara burla a la seriedad y al compromiso con la salud y la moral pública. En cambio, pasan desapercibidos para muchos. Siendo que la maldad social a subido a gran escala ningún padre de familia puede esperar que desde la más alta jerarquía de los gobiernos sean ellos los que determinen la moral de un pueblo. Solo hay un camino recto que nos da la verdadera moral y es el seguir a Jehová en obediencia a su palabra.


“Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová”.15


Ningún hombre puede proponer otro fundamento para la salud, la vida y el bienestar que no sea Jesucristo, ya que lo que encontrará será desilusión. Nuestra defensa de la moral se basa en el libro de la vida, la Sagrada Biblia.


El fundamento

–Isaías 28:16


A Dios le ha placido utilizar la nación de Israel y por medio de ellos traer la piedra sobre la cual se puede edificar toda sociedad. Piedra que sería puesta para edificación de todo aquel hombre que sinceramente desee edificar su vida, pero a la vez, piedra de tropiezos para todo aquel que no anda en integridad hacia Dios.

El fundamento para edificar la casa

Las bases morales para la edificación de la sociedad pertenecen a Dios, por lo tanto, lo que el hombre necesita para edificar su casa se encuentra en los mandamientos de Jesucristo.


“Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.” 16


La única alternativa que tiene cada hogar y la sociedad completa para edificar hogares sólidos que soporten toda tormenta es edificar sobre la roca que se llama Jesucristo. Solo por medio de su palabra el hombre podrá ir construyendo un hogar fuerte y permanente. Cada mandamiento que Dios nos ha provisto en su palabra y que sirven para poner el orden social, individual o grupal, son fuertes fundamentos que solidifican el hogar que los coloca como base. Las leyes sirven para poner orden, ¿cuánto más lo hará la ley de Dios aplicada en nuestra vida y la de nuestros familiares?.


Un hogar con fundamentos débiles


Cuando un hombre opta por descartar la dirección de Dios en su hogar, ese es el comienzo de su verdadera ruina. No solo afectará de forma negativa su propia familia sino que llevará consigo su ruina doquiera que vaya. Por eso, es que tenemos a malos obreros e inexpertos edificadores encumbrados en las altas esferas de la sociedad, en la política, en la religión, manejando los presupuestos de países, en los medios de comunicación, en las legislaturas y en toda clase de plataformas educativas. El proverbios nos dice:


“Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia”.17


Al hombre le resulta en vano el pretender descartar a Dios y optar por tratar de edificar su casa con otra clase de firmeza. Mucho más que vano, resulta destructivo y de peligro común el que así hace. Son casas que se pueden desplomar en cualquier momento y no solo afectar a los que moran dentro de ellas sino a todo aquel que sea su vecino.


Hogares desplomándose


La gente tiende a juzgar los hogares por las apariencias. Una casa bonita y lujosa, comodidades, autos modernos y de clase, buenos trabajos y sueldos enormes. Pareciera que todo pinta de maravillas. Sin embargo, un hogar se puede estar desplomando teniendo la casa más costosa y llena de todo lujo. Cuando no hay valores ni existen fundamentos cristianos que formen la moral, los hogares van desplomándose poco a poco y es grande su ruina.


La amenaza contra la existencia de la civilización


Hay gente que piensa que la sociedad corre un gran peligro por el hecho del calentamiento global. Son muchos los que están observando con detenimiento los cambios en el clima que indican que debido al rompimiento de la capa de ozono, los rayos del sol están derritiendo las partes heladas de tal forma que esas porciones enormes que tiene el planeta que son de hielo, dejarán de ser hielo y es agua que subirá los niveles del mar en otros lugares haciéndo que muchas ciudades que están por debajo del nivel del mar desaparescan literalmente. Sin embargo, a menudo estamos rodeados de peligros peores que esos y muchos son los que ignoran.
El mero hecho que existan plataformas organizadas de grupos a favor de los derechos del homosexualismo y del lesbianismo es una amenaza real contra la existencia de la sociedad. Si unes hombres con hombres y mujeres con mujeres en matrimonio, son parejas que no continúan el ciclo biológico de procreación. Esto es un claro indicio de la destrucción de la misma civilización. Todavía osará uno decir, “ah, pero existe la alternativa de fertilización “in vitro”, o otra clase de inventos de la ciencia para procrear”. Sin embargo, dentro de lo ético y de lo moral no se puede violar las reglas de la naturaleza sin obtener resultados adversos. Un niño no nace para ser hijo de un “tubo de ensayo” ni de una maquina construída por el hombre. Los niños nacen para recibir amor, calor, alimento, disciplina, instrucción, albergue, cariño y una buena crianza cristiana y de bien. ¿Nos pone la ciencia moderna en una posición de ventaja moral versus las generaciones antiguas? Hoy los defensores de la aberración homosexual dicen: “eso de la procreación no es ningún problema ya que con la ayuda de la ciencia donamos los elemento necesarios para que otros tengan los hijos...” Sin embargo, ¿significa estos adelantos de la ciencia moderna el que se justifique la homosexualidad como moral? ¡De ninguna manera! Ya que la moral no se define por adelantos científicos sino por la obediencia a los mandamientos divinos y la prudencia en saber separar lo bueno de lo malo. Si usted acepta la idea de que la homosexualidad se justifica moralmente por que hoy existe la ciencia que permite importar de un hombre los elementos de procreación e implantarlos en medios artificiales o en otras personas, entonces surge la pregunta, ¿y antes de los adelantos científicos? ¿Cómo se consideraba? La Biblia le llama abominación tanto antes, así como después. Mírelo como se mire, se trata de argumentos vacíos y huecos los que esgrimen los defensores de todo lo contranatura.
Aquellos que se escudan tras la ciencia moderna para pretender defender lo indefendible, proponen que la ciencia les da la alternativa hoy de mantener su vicio contra natura y a la ves, pretender aportar con métodos artificiales para la procreación social. Sin embargo, ¿debemos venerar la ciencia y restarle la importancia sagrada que tiene la familia? La pregunta que deben hacerse es, ¿dónde estuviera la ciencia hoy si no se hubiera multiplicado la familia en los días de ayer para dar paso a diversidad de gente? De seguro, que si en el pasado cuando no existían los métodos artificiales de procreación los hombres se hubieran unido a otros hombres biológicamente, no existiría familia ni civilización alguna hoy. Entonces, la familia no es deudora de la ciencia sino por lo contrario es la ciencia deudora de la familia. La familia sigue teniendo su lugar de preeminencia moral, por encima de toda ciencia. ¡En ves de la familia postrarse ante la ciencia, es la ciencia quien tiene que venerar y respetar a la familia donde un padre y una madre se unen en matrimonio!.


Padres y madres que edifican


El origen del hombre se encuentra ilustrado en el relato bíblico de Génesis donde Dios como primer padre creó a la primera pareja capaz de reproducirse y tener hijos.18 El llamado de esta primera pareja fue a multiplicarse sobre la faz de la tierra.


“Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos”. 19


El mandamiento de Dios es a crear descendencia de hijos santos que agraden a Dios. Pero, ¿qué sucede cuando los enemigos de Dios procuran infectar el mundo con mentiras? Mentiras que van dirigidas a destruir los fundamentos de buenos valores y de salud social.



Destructores de fundamentos

– Salmo 11:3

Dijimos que Dios estableció la familia y creó a un hombre y una mujer y le dio el mandato de multiplicarse sobre la tierra. Uno de los primeros fundamentos de obediencia dados por Dios que está siendo atacado hoy, es el del matrimonio sagrado. Fue el medio por el cual Dios dio comienzo a la sociedad antigua y moderna.
Hoy proliferan en la sociedad aquellos desviados que promueven la conducta homosexual o lésbica. Dicha conducta carece de fin biológico y atenta contra la misma existencia de la sociedad.


Pasiones vergonzosas


La palabra “homosexual” proviene del prefijo griego “homós” que significa “el mismo o igual” y del latín “sexual” que significa “relativo al sexo”. Se refiere a aquella persona que tiene una orientación primaria hacia miembros de su mismo sexo; sea hombre o mujer (lesbiana). Según, Francisco Canova en su libro Como triunfar en la juventud, se han dado dos casos de homosexualidad tanto en el hombre como en la mujer. La primera es la “latente u ocasional” y la segunda la verdadera homosexualidad o hábito de estilo de vida en práctica elegido.
La latente se manifiesta únicamente cuando un sujeto se ve confinado a vivir por largo tiempo con personas de su mismo sexo como ocurre en cuarteles, cáceles, campos de concentración, etc. La segunda se manifiesta en ambientes normales no tan restringidos a áreas cerradas.20
El tema de la homosexualidad y la orientación sexual es uno de los temas en controversia en diferentes países y naciones de hoy día. Los defensores de ésta orientación buscan la aceptación de la homosexualidad en la sociedad de la misma manera que la sociedad acepta la relación natural de un hombre y una mujer donde sí existe un fin biológico y donde el hombre expresa su amor por una mujer en armonía con los miembros del cuerpo creados por naturaleza para ejecutar un acto sexual saludable y con fin de procreación. Aunque para los defensores de esta aludida “preferencia” les resulta contraproducente el hecho de que defienden un estilo de vida degenerativo en el sentido que va opuesto a la misma generación. Primero, porque no fue por medio de parejas homosexuales que ellos mismo fueron concebidos sino por medio de la unión natural de hombre y mujer. Segundo, porque al elegir este tergiversado estilo de vida no poseen fin biológico en el amor y lo hace incapaz de reproducirse. Tercero, porque buscan recompensar ese placer natural de los miembros del cuerpo diseñados para el coito y el orgasmo en una relación saludable, buscándolo en lo que es contranatura. Cuarto, porque se enfoca en el mero placer y lujuria que no aporta al aspecto natural de la reproducción. Claramente degenerativo en todos los aspectos aunque se mire por diferentes ópticas y aunque los defensores esgriman argumentos de largo kilometraje o avalados por escolares que participan de esa degradación.


Deterioro social


Existen diversos movimientos que comprueban el deterioro social. Uno de los ejemplos de los grupos de defensores que buscan la aceptación de la homosexualidad lo es el “Gay Rights Movement” y la parada en la cual estos hacen alardes de su preferencia sexual.21
La homosexualidad como tal, se remonta a civilizaciones antiguas y épocas pasadas. Aunque es en estos días que los defensores de esta degradación se han organizado para imponer lo que ellos consideran “habitual” y pretender hacerlo ver a la sociedad como algo “natural y normal” cuando realmente no lo es. Claramente procreados por la unión natural de hembra-macho y pretendiendo autoconvencerse de la idea macho-macho o “hembra-hembra” en sus mentes desviadas, aunque en un futuro la sociedad que sigue este estilo de vida desaparezca por sus aspectos degenerativos y crisis de multiplicación social.
Los etnólogos reconocen que la homosexualidad existió claramente en civilizaciones primitivas como los hititas, celtas, asirios, y pueblos como Siria, Babilonia, Sodoma, Gomorra. El asunto de su permanencia en el tiempo no le brinda valor moral de aceptación de la misma forma que tampoco se le brindaría a la profesión más antigua de todos los pueblos como lo es la prostitución conocida en la historia de Grecia, India, Roma, entre otras. En la antigua Roma era común esta clase de degradación social. Catorce de los primeros quince emperadores romanos se cree eran homosexuales. Platón afirmó: “El amor de un hombre a otro es puro; el amor de un hombre hacia una mujer es impuro”. Nerón tomó a un niño llamado “Sporus” y lo castró, se casó con él en ceremonia y lo llevó a su palacio viviendo con él como si fuera su mujer. Según la historia, Sócrates, Leonardo da Vinci y Miguel Ángel practicaban la homosexualidad como cosa común.


Según encuestas pasadas, la homosexualidad ha ido adquiriendo practicantes. Por ejemplo en los años 60’ y 70’ había uno de cada diez hombres y una de cada diez mujeres.22 Luego en los 80’ por lo menos el 30% de la población masculina había pasado por experiencias homosexuales, pero solo el 2% siéndolo realmente.23 Actualmente existe la realidad del pensamiento ambivalente de la sociedad frente a este tema donde las personas ensimismadas y despreocupadas en muchos casos no se han dado a la tarea de darle seriedad al impacto social y con razonamientos pobres, vagos y carentes de análisis profundos van creando una opinión pública de aceptación a dicha práctica aunque en muchos casos ellos mismos no lo acepten como estilos de vida para si, lo autorizan en otros como cosa normal.


Según los datos contemporáneos de la EURPA PRESS La mayoría de los ciudadanos de la UE (49%) rechaza que se autorice el matrimonio gay en todo el territorio comunitario, frente a un 44% que lo apoya. La opinión está muy dividida según el Estado miembro de que se trate: mientras que el 82% de los holandeses respaldan las uniones de personas del mismo sexo, esta cifra baja el 11% en Rumanía y al 12% en Letonia, mientras que en España se sitúa en el 56%, según los datos del Eurobarómetro hechos públicos. En la actualidad, el matrimonio gay, o un tipo de unión equivalente, está autorizado en cinco países: España, Países Bajos, Suecia, Bélgica y Reino Unido. Según los datos del Eurobarómetro, el respaldo al matrimonio gay supera el 50% de la población sólo en ocho estados miembros. Se trata, además de Países Bajos y España, de Suecia (71% a favor), Dinamarca (69%), Bélgica (62%), Luxemburgo (58%), Alemania y República Checa (52% cada uno). En Reino Unido la opinión está muy dividida (46% a favor frente al 45% en contra). La mayor oposición a los matrimonios gays se encuentra en Grecia y Letonia (84%), Chipre (80%), Rumanía (79%), Lituania (77%) y Polonia (76%). Si se pregunta por la adopción de niños por parte de parejas gays, el rechazo llega al 61% de media en toda la Unión Europea. Sólo en Países Bajos (69%) y Suecia (51%) el apoyo supera la mitad de la población, por delante de Dinamarca (44%), Austria (44%) o Bélgica (43%), mientras que en España, donde ya es legal la adopción, el 43% está a favor y el 42% en contra. En este caso, los países más reticentes son Grecia, Letonia y Polonia (89% en contra), Chipre (86%) y Malta (85%).24
Según la profecía bíblica, estas estadísticas irán cada vez en aumento a favor de la homosexualidad, según se vaya acercando el regreso inminente de Jesucristo y de los juicios que se avecinan sobre la tierra.


No siempre es correcto lo que la mayoría aprueba


A veces la gente tiende a pensar que el asunto sobre la razón culmina cuando la mayoría vota a favor de su punto de vista. En la historia bíblica vemos el ejemplo cuando en tiempos de Lot la maldad social era tanta que se podían contar los justos con los dedos de la mano. No se puede caer en el error de pretender validar la “moral social” por lo que la mayoría pueda decir. Solo existe una palabra final para decidir todo asunto moral, la Palabra de Dios.


La palabra de Dios y la opinión pública


Para la mayoría de la gente le resulta muy cómodo seguir la corriente del mundo. Son pocos los que realmente piensan antes de tomar decisiones. El hombre no puede permitir que el ocio y los vicios sociales sean los que dirijan la sociedad. El único fundamento sólido capaz de sostener para siempre la sociedad es la palabra de Dios. Se nos dice en el libro de Josué:


“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”. 25

Son mucha la gente quienes quieren que Dios haga prosperar sus edificaciones sin aceptar su parte y responsabilidad. Sin embargo, los requisitos de Dios son claros, obediencia. Por otro lado, hay quienes se niegan a edificar su casa sobre la roca, la cual es Jesucristo, por considerarlo un aspecto religioso que no quieren aceptar. Esto no se trata de religión, sino de una verdad. No existe fundamento firme en la sociedad que no sea el evangelio de Cristo Jesús.


Rebeldes que desechan el fundamento eterno


Cuando un hombre deshecha a voluntad el fundamento de edificación puesto por Dios, es el momento cuando Dios los entrega a pasiones vergonzosas y a mentes desordenadas y huecas.


“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen.26


Las mentes reprovadas cada vez van en número. Cada ves más el escenario social se va asimilando más a los tiempos profetizados en semejanza a los días de Noé y de Lot. Tiempos en que todas las instituciones se degradaron y vinieron a ser las opresoras de los justos. Rumbo a ese mismo camino se dirije la sociedad. Organismos que se suponen sea de ejemplo moral, ahora los vemos rindiéndose ante las perversidades y promoviendo leyes a su favor y leyes en contra de todo aquel que los señale como inmorales.
El periódico de la red de Internet denominado: Internacional20Minutos nos continúa diciendo:


“El organismo más importante de judaísmo Masorti (Conservadurismo Judío), un movimiento mundial de esta religión, ha aceptado la ordenación de rabinos homosexuales y la celebración de compromisos entre personas del mismo sexo. Esta decisión, que llega tras años de debate, fue denunciada por los más tradicionalistas de este movimiento como un claro indicio de que este movimiento del conservadurismo judío había abandonado su compromiso de adherirse siempre la ley judía, pero celebrado por otros como una muy esperada maniobra hacia la igualdad.”27


Esto lo que demuestra es que se están usando una serie de distorsiones de los tecnicismo como: “Igualdad”, “Derechos”, “Discrimen”, “Minorías”, y otras palabras astutas, para ir redefiniendo el pensamiento y pretendiendo justificar lo injustificable donde lo contranatura pretende ser justificado como natural y utilizando instituciones que se supone velen por la moral, serán las primeras en derrumbarse ante la inmoralidad.
Dentro de la homosexualidad hay una serie de voces que muestran distintos aspectos de la misma:


• Invertido: Se refiere a aquel que en su pensamiento y conducta adopta actitudes del otro sexo. No es lo mismo que trasvestismo en el cual los hombres consiguen satisfacción y relajación sexual vistiéndose de ropa femenina.
• Pederasta: Lo denominan “el recíproco amor que une al maestro con el discípulo”.
• Sodomita: Acto en el que hay introducción anal del órgano sexual masculino. También se da en parejas heterosexuales.
• Uranismo: El individuo se halla afectado por un vértigo titanesco que le impele a considerarse superior al resto de los mortales.28


En Puerto Rico se considera como “crimen” la homosexualidad. Existe una ley contra la sodomía, en ésta se prohíbe las relaciones anales entre hombres, tanto por consentimiento entre adultos y en privado.29 Con el pasar del tiempo los gobiernos irán enmendando las leyes y justificando lo que es contranatura.


Disturbios en el hogar


Existen muchas teorías acerca de las posibles razones para la homosexualidad. El médico austriaco Sigmund Freud originó la teoría de “familias disturbadas” en que explica que las experiencias tempranas juegan un papel en el desarrollo de orientación sexual, enfatiza la importancia de refuerzos mas bien que relaciones disturbadas con parientes ya que experiencias homosexuales en la infancia resulta en orientación homosexual como adultos. Se ha dicho que el hombre que tenga padres débiles o que sea huérfano de éste y madres con actitudes frustrantes tiene una posibilidad de convertir a su hijo varón en homosexual.30
Siguiendo esta teoría freudiana podemos afirmar que nadie nace homosexual ni lesbiana sino que dicho comportamiento es aprendido por las experiencias de vida disturbadas o traumáticas. Son los traumas de niños y juventud los que abren las puertas a este estilo de vida que se aleja del orden natural. La religión fundamentalista concuerda en definir este tipo de práctica con dicha teoría y va mucho mas allá identificando aspectos espirituales combinados con las experiencias traumáticas tempranas que resultan en un estilo de vida desviado de la naturaleza. Otros afirman que tanto el ambiente como razones sicológicas influyen coincidiendo así con Freud.


La ausencia de fundamentos firmes


El mundo trata de explicar sus problemas de diferentes maneras. Siempre habrá una pretendida explicación para toda clase de atadura humana, sea alcoholimo, drogadicción, homosexualismo y toda clase de vicios y cadenas.
Creo que el problema que tiene la persona que se ha desviado de su estado natural para adoptar o pretender ser el sexo opuesto es el ya discutido tema del fundamento. Una persona que esté lejos de su Creador, estará abierto a la confusión y a la merced de ideas errónes o conceptos de si mismo equivocados. Estos conceptos equivocados generan una reacción en cadena. Una persona con fundamentos débiles se encontrará a los problemas de la vida sin herramientas para lidiar con ellos, por ende, buscará encontrar respuesta en lo que más fácil le parece, ya sea el alcohol, para pretender olvidar sus problemas, las drogas para inhibirse de la realidad, o la homosexualidad y el lesbianismo pretendiendo buscar alternativas a sus despechos o mal de amores.
En lo secular, la ciencia tratará de explicar sus dilemas de diferentes maneras. Referente a la homosexualidad, otras teorías sugieren como causa los niveles de hormonas sexuales en hombres (andrógenos) y en mujeres (estrógenos). Otros afirman que se debe a la predisposición genética y otros a la predisposición del cerebro.31 Algunos como Simon LeVay, neurocientífico del Salk Institute en San Diego, dijo haber encontrado algunas diferencias en medidas del cerebro (hipotálamo) de hombres y mujeres heterosexuales, y de hombres gay.32
Algunos científicos pretenden explicar la homosexualidad como algo biológico y fisiológico mientras que otros proponen teorías que nos dicen que el asunto se trata de: “una reacción de debilidad en lo que respecta a los controles internos del individuo”. La presencia o ausencia de éstos hace que la persona busque en la homosexualidad una cabida para la aventura, ya sea por dinero, curiosidad, placer o por tan solo rebeldía contra los padres, familiares y amigos y del orden establecido en la sociedad.33 Por otro lado, en el ambiente religioso se enfoca el aspecto como un asunto similar pero esta ves como un asunto de carente sinceridad espiritual hacia Dios dirigiendo la rebeldía hacia Dios y sus leyes, de esta forma la homosexualidad es otro de los muchos aspectos de la vida que se da lejos de Dios y que tiene necesidad de regenerarse como cualquier otro pecado moral. De igual forma existen movimientos modernos religiosos que se componen de específicamente congregaciones homosexuales y lesbianas, un ejemplo de esto lo es la iglesia “Comunidad Metropolitana Cristo Sanador en Puerto Rico”. Grupos como estos alegan que la homosexualidad y el lesbianismo no es condenable por las Escrituras y que se puede ser un cristiano sin abandonar la homosexualidad.


Hablando claro


Son muchos los textos bíblicos señalan tales prácticas homosexuales o lésbicas como aberraciones contra Dios y la naturaleza. Sin embargo, la obstinación de los practicantes de estas desviaciones tratarán de excusar su estilo depravado aseverando que lo que dice la Biblia no es lo ellos entienden de la misma.34 Como toda secta que genera división estos grupos lésbicos aún leyendo estos textos y conociéndolos a cabalidad persisten y están obstinados a tergiversar el sentido para precisamente hacer exactamente lo contrario a lo establecido en la Escritura y pretender justificarse.
Por más argumentos que esgrimen aún tratando de fungir de “teólogos” de grupos homosexuales y lésbicos, no pueden negar que la naturaleza los trajo al mundo por la unión del fruto que nace del amor en el corazón y que re reflejó por medio de la unión de los miembros de un falo masculino y de una vagina y no de falo unido a falo ni de vagina unida a vagina. Tal unión de miembros iguales no promueve generación ninguna. Claramente va contra la generación y atenta contra la raza humana y su existencia, siendo de esta forma claramente opuesto a la Biblia y un estilo de vida animal y diabólico.35
En el artículo “El homosexual en América” de la revista Time de octubre 31 de 1969 se expresa: “La única cosa en que la mayoría de los expertos concuerdan es que la homosexualidad no es el resultado de un gen o una hormona retorcida predispuesta; al menos ninguna puede ser detectada por técnicas presentes...”. Algunos estudios modernos hechos en roedores y utilizando genética pretenden buscar respuestas en los genes y hacerlos responsables por el sentimiento mental de hombre y mujer sin distinción de la realidad física pero no ha sido suficiente ni contundente sus aportaciones.
De la misma manera tenemos que reconocer que muchos científicos y académicos tienen la homosexualidad y el lesbianismo como estilo de vida y son vulnerables a presiones sociales de estos grupos poderosos que buscan justificar lo injustificable. Se afirma que los diversos componentes psicológicos de masculino y femenino “gender role identity” son aprendidos. “Gender es como el lenguaje” dice John Hopkins de la University Medical Psychologist. John Morrey dice: “La genética ordena solo lo que el lenguaje puede desarrollar no tanto si será inglés, español o árabe. Gender es la clasificación social de masculino y femenino.
En el aspecto religioso, el Dr. Ed Murphy dice: “La homosexualidad es un comportamiento aprendido, cualquier cosa aprendida puede, con ayuda ser olvidado”.
Hoy día este fenómeno de este comportamiento contranatura se está haciendo notar más. La “liberación gay” protesta y realiza manifestaciones para rechazar y terminar con lo que ellos llaman la “discriminación” contra los homosexuales. Estos grupos poderosos en bases económicas están haciendo todo lo que está a su alcance para promover a toda costa su estilo de vida. Toda oposición a sus metas serán tildadas de “odio en su contra” y de personas “faltos de amor”. Precisamente contra el mismo cristianismo que profesa un estilo heterosexual apoyándose en la Sagrada Biblia y por otro lado, ellos creando grupos religiosos y “cristianos” como los antes mencionados para pretender justificar su conducta aún con la Biblia misma.


Un cerdo con collar de perlas


Las presiones sociales son reales y notables. La Asociación Psiquiatrita Norteamericana votó finalmente a favor de quitar la homosexualidad de su lista oficial de trastornos mentales. Ya no se clasifica como enfermedad, ahora se considera “alteración en la orientación sexual”. En otras palabras, lo que antes era malo, ahora es bueno. Esto es similar a querer adornar un sucio cerdo con collares de perla y domesticarlo para comer junto con él.
Un psiquiatra opina: “Si no hubieran restricciones sociales respecto a la elección del objeto sexual, la mayoría de los seres humanos vivirían como bisexuales”36. ¿Significa esto que toda elección del hombre es acertada siempre? ¿Qué me dicen de aquellos que eligen tener como objeto sexual animales? ¿Qué me dice de los pedófilos? ¿De los que practican el incesto?
Con los argumentos kilométricos que usan estos grupos pro defensa de los “gay rights” afirmando que solo se trata de una mera elección de objeto sexual en intimidad bien pudieran los grupos que favorecen el bestialismo utilizar los mismos argumentos para abrirse paso en los aspectos legales tal y como los homosexuales y lesbianas lo han estado haciendo. Probablemente el camino a la degeneración también se le abre de la misma manera a padres incestuosos que elijan tener como objeto sexual a sus hijos. Algunos en la ceguera espiritual que poseen ni siquiera notan las implicaciones de la trascendencia de este tema.
Frente a toda esta presión social que fomenta aspectos que claramente atentan contra la existencia generacional promoviendo su egoísmo, el placer por el placer mismo, la lujuria personal; todavía existe la saludable palabra de Dios que nos hace discernir entre lo bueno y lo malo.


Resultados y consecuencias


La ley de Dios asegura que si el hombre usando premeditación y alevosía decide optar por estilos de vida depravados, Dios se le adelantará y los destruirá.


“ Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es”. 37


Mucha gente piensa que el desobedecer la ley de Dios no tiene consecuencias. En el libro de Éxodo, capítulo veinte y verso doce se nos dice:


“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.”


El mandamiento es claro, cuando honramos a nuestros padres, Dios nos da una larga vida. Pero, ¿qué sucede cuando deshonramos a nuestros padres? Sucede todo lo contrario, Dios acorta nuestros días en la tierra. Cuando un hombre abraza la homosexualidad y una mujer abraza el lesbianismo, están deshonrando a sus padres por el hecho que como hijos, vinieron al mundo por medio de la unión de un hombre y una mujer. Pero al aceptar un estilo de vida depravado estan deshonrando esa unión por la cual ellos mismos pudieron ser engendrados. Viendo esta realidad, no les queda más remedio que sujetarse a las consecuencias.
Un reportaje de un periódico asegura que el estilo de vida homosexual reduce los años de vida de los practicantes.38 La noticia dice como sigue:


“Estilo de vida homosexual reduce más años de vida... que fumar”


Recientes estudios demuestran que el hábito de fumar reduce la esperanza de vida de una persona entre uno y siete años; mientras que el estilo y la conducta homosexual en Noruega y Dinamarca la disminuye... hasta en 24 años.
Así lo indicaron los doctores Paul y Kirk Cameron en la convención anual de la Eastern Psychological Association (EPA) de Estados Unidos, realizada recientemente.
"¿Qué justificación existe para condenar el hábito de fumar y aceptar la homosexualidad? Hoy, en todo el mundo occidental, los niños en el colegio aprenden que deben aceptar la homosexualidad y rechazar el tabaco", indica el Dr. Paul Cameron, quien también pertenece a la organización pro-vida Family Research Institute.
En Dinamarca, el país con la más larga historia en cuanto al "matrimonio" homosexual se refiere, entre 1990 y 2002, los hombres heterosexuales casados morían a la edad promedio de 74 años, mientras que los homosexuales varones "casados" lo hicieron a la edad promedio de 51 años.
En Noruega, los heterosexuales casados morían a los 77, en promedio; mientras que los homosexuales morían a los 52. En el caso de las mujeres la diferencia es similar: las casadas morían en promedio a los 78, mientras que las lesbianas en unión homosexual legal lo hacían a los 56.
"La reducción en la esperanza de vida para quienes viven la homosexualidad es significativa", explica el Dr. Cameron. "El mismo patrón de muerte temprana puede verse si miramos los obituarios en Estados Unidos".
"Dada la gran reducción de la esperanza de vida en los homosexuales, las escuelas deberían advertir fuerte y consistentemente a los niños, incluso más que como se hace con el tabaco. Las escuelas que están introduciendo un currículo pro-gay necesitan volver a pensar sus prioridades", concluyó el experto.


Como lo muestra esta noticia, el estilo malsano de vida homosexual y lésbica atenta contra la vida misma. La propaganda homosexual pretende proponerlo como saludable y normal cuando realmente no lo es.


Poder para transformar vidas


Los defensores de la desviación homosexual afirman que la Biblia promueve el odio contra ellos. Afirman que se les discrimina en muchos aspectos. Pero, ¿odia Dios, los cristianos y la Biblia a los homosexuales? La Biblia instruye al hombre en la salud de la generación. Nunca apoya estilos de vida egoísta donde se centra la atención en el mero placer humano y donde desemboca en el exterminio de la misma raza al romper el ciclo natural del uso natural de los miembros de reproducción. La Biblia es clara, y se considera abominación la unión sexual entre un mismo sexo. Nos dice:


“Ni los afeminados, ni los que se echan con varones… heredarán el Reino de Dios. Y esto erais algunos, mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados”.39


Claramente Dios y la Biblia no se oponen al homosexual sino que le abren el camino a la regeneración. Le propone un abrazo en el amor de Dios donde el hombre y la mujer lesbiana pueden acercarse a Dios quien es amplio en perdonar. Aunque la homosexualidad y el lesbianismo es pecado y abominación, todo aquel practicante que se torne a Dios y abandone dicha práctica es lavado por la labor y limpieza de la Palabra de Dios brindándole nueva vida saludable y proponiendo un nuevo comienzo en lo natural y verdadero establecido por Dios.
En la congregación de Corinto, mencionada en la Biblia, existían personas que antes de convertirse a Jesucristo tenían esta clase de estilo de vida degenerados pero al tornarse a Dios se les dio un nuevo andar y fueron limpios de lo que antes practicaban y comenzaron a andar en los pasos de la santificación.


Verdadera edificación


La cura para la homosexualidad y el lesbianismo es la regeneración que proviene de Dios y su Palabra donde el hombre tiene la real alternativa de tornarse a Dios en arrepentimiento de su vieja vida y abrazar la nueva disponible en Dios. El respeto a los mandamientos de Dios y la obediencia pueden lavar al hombre de estilos de vida que atentan contra la salud y contra su vida misma. Como terapias secundarias existen la sicoterapia que utiliza medios de relaciones interpersonales (terapeuta-paciente). A través del diálogo, la escucha y las intervenciones del terapeuta, posibilitan al paciente un proceso de análisis y superación del conflicto.


Salva a tus hijos


Las iglesias de Dios y que fomentan el verdadero evangelio de Jesucristo no pretenden obligar a la sociedad a tomar sus decisiones morales. La labor de la iglesia es la de predicar, enseñar, instruir, impartir conocimiento de la Palabra de Dios a fin de que los hombres sean moldeados a la sabiduría del sano evangelio que provoca la salud social. La iglesia compuesta de creyentes y cristianos le comunica al mundo que existe un mejor modo y estilo de vida que las ofertas que atentan contra la naturaleza. Instruye al mundo en el sano modo de vida donde existe la única unión matrimonial de hombre y mujer que son propulsores de crear una generación. Lamentablemente estos grupos organizados de favorecedores de la homosexualidad y promotores de conseguir derechos para los “gay” han creado fortalezas económicas que buscan crearse una opinión pública de respeto y aceptación. Han buscado calar las más altas instituciones que forjan la salud y la moral pública tanto así que las instituciones que en un principio estaban claras en sus posturas afirmando que dicho estilo homosexual era claramente una conducta patológica y trastornada ahora han eliminado esos conceptos para congraciarse con la presión pública. Existen agendas completas que buscan entronar las condiciones de vida homosexual sobre la sociedad. Buscan aplastar las bases que por años han regido la sana conducta para pretender imponer estos estilos provenientes de hogares disturbados. Son nuestros hijos y descendencia los que tendrán que hacerle frente a esta nueva ola de disturbados que dentro de su mundo que ya han aceptado como cosa normal y conducta natural siendo totalmente lo contrario, tendrán que batallar arduamente contra toda esta distorsión social. ¿A qué nuestros hijos se exponen si estas agendas degeneradas de los homosexuales ganan el apoyo legal de los legisladores y crean leyes que los protejan? Olvídese de historias educativas de remembranzas de cuando era niño y estudiaba en la escuela donde le presentaban hermosa literatura educativa donde se veía las figuras de papá, mamá llevando a la hermosa pareja de niños a jugar con su pequeña mascota al campo. Ahora con la agenda homosexual impuesta en la educación y de llegar a escalar peldaños legales, ese cuadro que le hemos mencionados sería totalmente distorsionado. En ves de presentar el cuadro anterior buscarían la manera de promover un cuadro donde en ves de libros con la figura de un matrimonio de padre y madre, presentaría un cuadro de papá unido a un hombre que va cogidos de la mano a llevar a sus hijos adoptivos a jugar al campo. De esta manera pretenden lavar cerebros en los más indefensos niños y violar la conciencia de la juventud. Ya no se trata de depravaciones practicadas en cuatro paredes por personas inmorales sino que ahora se trata de querer imponer el estilo depravado en toda la sociedad. Una agenda completamente organizada que pretende proponer el estilo de los disturbados en las familiar saludables de todo el mundo. ¿Qué sucede si las familias saludables y la sociedad se dejan imponer esa clase de legislación antivalores? ¿Qué sucede cuando los faltos de valores le hacen creer a la sociedad que son las víctimas?


La agenda desmoralizadora


Ya mencioné en capítulos anteriores los sucesos históricos de una maldad social a gran escala en tiempos de Noé y de Lot y donde solo un puñado de gente eran diferentes y justos. Esa clase de desarrollo malévolo destruyendo la sociedad se da cuando los enemigos se organizan y se imponen con fuerza utilizando las esferas gubernamentales para aplastar la sociedad. Algunos de los estratagemas que el enemigo ha estado usando en estos tiempos son:


• Dominar la política.
• Infiltrarse en las legislaturas de los países.
• Utilizar personalidades reconocidas (artistas y gente de fama).
• Hacerle creer al sistema que ellos son víctimas.
• Hacer creer que son discriminados.
• Distorcionar la Biblia afirmando que la degeneración que ellos practican es compatible con la fe cristiana.
• Retar las iglesias fundamentalistas y de sana dotrina.
• Hacer creer que toda referencia a esa depravación es un discurso de odio contra los homosexuales.
• Promover dibujos e imágenes que proyecten que es natural el que un hombre sea la pareja de otro hombre.
• Afirmar que se usa “retórica de odio” contra ellos cuando se les señala su depravación.
• Hacer creer que toda referencia de desaprovación hacia esa conducta es “incitar el odio”.
• Hacer creer que su conducta es normal y que no tienen necesidad de vencer su desviación moral ni reorientarse a si mismo.
• Promueven que se cree en los países le denominada “ley del odio” donde al hacerse pasar como víctimas manipulan las autoridades a su favor, al hacer creer que todo señalamiento de esa degeneración es un asunto de “discrimen”.
• Se organizan socialmente para imponer currículos homosexuales en las escuelas públicas o privadas.
• La meta de esas organizaciones es hacer creer que esa desviación es normal, aceptable y productiva.
• Muchos escolares que practican esas desviaciones utilizan las aulas para discipular en torno a la aceptación de lo contranatura.
• Su meta es imponerse socialmente a nivel legal en todos los aspectos.
• Llaman “orientación sexual” a su desviación moral.
• Manipulan las leyes estatales para hacer creer que su inmoralidad es cuestión de “derechos humanos”.
• Hacen marchas impúdicas en las calles para mostrar lo que denominan “orgullo” homosexual.
• Pretenden hacer creer que la conducta homosexual no es inmoral.
• Se han infiltrado en las legislaturas de los países para hacerse imponer socialmente y condenar a los que los identifican como inmorales.
• Promueven la idea de que nacen de esa manera y que no pueden cambiar.
• Van en búsqueda de “derechos civiles”, en otras palabras, que se tilde a la homosexualidad de aceptable socialmente.
• Buscan hacer de “mártires” para justificar sus metas.


La refutación científica


Las seis religiones más grandes en todo el mundo coincide en que la homosexualidad no es compatible con la moral de pureza. El cristianismo genuino y la Biblia dejan claro que la homosexualidad es pecado moral, físico y espiritual. La doctrina de la Biblia invita al homosexual a ser restaurado en lo que realmente son por nacimiento, un hombre o una mujer. La Biblia predica la restauración y regeneración de la persona de todos sus pecados, incluyendo la homosexualidad la cual es abominación contra Dios y contra el hombre mismo.
La evidencia científica no valida la idea que se nace homosexual. Según estudios psiquiátricos, los homosexuales pueden convertirse “en predominantemente heterosexuales a través de la psicoterapia”. Dando como resultado que el 84 % de los que participaron en el estudio retornaran a ser heterosexuales. 40
Mucha gente que persevera dentro de las iglesias cristianas eran personas que antes tenían ese estilo de vida desviado, pero han sido transformados por Dios y hoy son totalmente íntegros como hombres o mujeres.
Sobre este tema concluímos que la Biblia y el cristianismo tiene la única alternativa de amor y solución del conflictos de personalidad que envuelven a estas personas. Dios ama al homosexual y desea que estos se tornen a él en arrepentimiento para que puedan ser lavados y regenerados a favor de la salud social. Terminamos reconociendo que las familias saludables tienen que estar alertas y activos frente a la maldad organizada que busca imponer estilos de vida opuestos a la salud y al bienestar. La familia y la iglesia tienen que estar unidos activos enseñando la verdad en todo momento ya que si callamos la verdad, reinará la mentira.