CONSÍGUELOS EN AMAZON

viernes, 16 de abril de 2010

La psicología detrás de las profecías mayas del 2012

*

En ninguna parte del panorama profético bíblico se anuncia catástrofe alguna para la fecha 2012. Sin embargo, existe toda una agenda oscura que envuelve el cine, documentales de televisión, investigaciones acerca de los Mayas que procuran exaltar las ideas que auguran el fin del mundo al culminar el calendario. Se afirma que ocurrirá una alineación planetaria la cual ocurre cada 640,000 años y como consecuencia rayos emitidos del sol ocasionarán un cataclismo similar al presentado en el filme 2012. Otros por su lado, afirman que no ocurrirá ningún cataclismo sino que la humanidad entrará en una era de conciencia global con mayor énfasis en la paz y en ver al mundo como una sola comunidad. Otros han dicho que de lo que se trata es de un nuevo sistema económico mundial que se avecina. Frente a toda esta falacia de chamanes modernos podemos afirmar que la palabra profética más segura se encuentra en la Sagrada Biblia. Existe toda una agenda moderna que pretende desvirtuar la realidad y conducir a la gente al error. Si bien es cierto que la Biblia menciona sucesos catastróficos para el fin de los días identificados en el libro de Daniel y en el Apocalipsis cuando nos habla de las copas de las ira de Dios, las siete trompetas y los siete sellos, debemos entender que estas cosas no sucederán de la manera que el mundo las presenta sino que toda profecía debe ocurrir de acuerdo al orden bíblico. La Biblia no afirma que la tierra es destruida en el 2012. La Biblia nos habla de una serie de sucesos que deben tener lugar antes de los juicios sobre la tierra. La presente inestabilidad de la tierra, el aumento de los sismos o terremotos, los tsunamis, las señales en el cielo y las expectativa de la gente es un cuadro o ilustración dado por Cristo referente al ambiente que predominaría en el tiempo de su segunda venida. Se nos dice en la Biblia que el suceso inminente que tendrá lugar lo es el arrebatamiento de la iglesia. Se trata de la desaparición de millares de gente de sobre la faz de la tierra. Dios congregará a los suyos en los cielos mientras que en la tierra arribará al poder un líder mundial (anticristo) el cual asombrará al mundo con grandes maravillas y proezas por 3 ½ años. Vendrá con una fachada de filántropo y héroe mundial a resolver los problemas que su propio sistema hubo creado desde los comienzos. Procurará sellar a todos los humanos con su marca novedosa de compraventa (microchip), esto dará fuerza a su diabólica dictadura. Luego de los primeros 3 ½ años de paz, le siguen 3 ½ años de persecución y muerte. Es el momento que ocurre la Gran Tribulación mencionada por Jesucristo. Durante este periodo la naturaleza parece estar airada con diferentes cataclismos detallados en el libro de Apocalipsis. El fin del reinado del anticristo y su sistema tiene final en el Armagedón. El Armagedón es una guerra que se libera en Meguido entre el sistema de Lucifer y el Cordero que desciende con todos los santos que de antemano habían sido congregados en los cielos. Es el momento de la segunda venida visible de Jesucristo y con el resplandor de su venida destruye al anticristo. El anticristo tiene su final pero en la tierra tiene lugar el comienzo del milenio. Mil años del reinado de Cristo donde Dios restaura todas las cosas en la tierra. Al final de esos mil años, Satanás será soltado nuevamente y sale a engañar a las naciones. Seduce a las naciones las cuales sitian a Jerusalén. Es el momento cuando Dios hace descender fuego desde los cielos y le pone fin a la maldad. Este es el fin de Lucifer y de sus seguidores. Del cielo desciende la Nueva Jerusalén descrita en Apocalipsis.


Frente a este panorama apocalíptico hoy tenemos a los desinformadores que ponen fecha del fin del mundo en el 2012. Esto es meramente una cortina de humo o simplemente una quinta columna donde se busca crear un cuadro tergiversado de la realidad. Pareciera que todo responde al método hegeliano de tesis, antitesis y síntesis. Por un lado existe toda una propaganda en el cine y en la televisión que aseguran que en el 2012 se acaba el mundo. Se trata de un bombardeo desmedido de ideas erradas que anuncian una catástrofe. (esto sería la tesis). Luego el 2012 vendrá y se irá como cualquier año, no sucederá nada de lo pronosticado por los teóricos catastróficos extremos. (esto sería la antitesis). Finalmente, millares de gente que pusieron su confianza en estos chamanes antiguos y modernos se verán confundidos, frustrados y hasta avergonzados al ver que nada de lo que creyeron tuvo lugar, esto dará paso al rechazo hacia el acontecer profético de toda clase incluyendo el rechazo de muchos hacia las profecias bíblicas(esto sería la síntesis).


La síntesis o la psicología detrás de las profecías 2012 es provocar por medio de la confusión y la frustración, un rechazo generalizado hacia las profecías apocalípticas. Es decir, la gente hastiada por la propaganda de cine y de televisión creará una resistencia o antagonismo a creer que existe un final apocalíptico y mucho menos creerán en las profecías que anuncian la llegada de un anticristo o dictador mundial. La gente tendrá en poco las advertencias de Apocalipsis por el hecho de los falsos profetas que engañan la sociedad al poner fechas erróneas.


Sin duda alguna los días finales están detallados en el libro de Apocalipsis, pero esta verdad es muy diferente a como el mundo la presenta.


Vea:



El calendario maya 2012



¿Se conduce el mundo hacia un nuevo holocausto?



Hank Hanegraaff niega el arrebatamiento pretribulación de la iglesia



Breve resumen de Apocalipsis / Estudio sobre Apocalipsis