APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

sábado, 31 de octubre de 2009

El verdadero evangelio bíblico versus las falsas sectas y religiones / ¿Cómo predicó Juan el Bautista?

Por Edward Vélez

Todos los derechos reservados



No he visto ningún ejemplo en la Sagrada Biblia que diga que por una persona ser meramente buena o ser parte de alguna secta o religión, esto le asegure su salvación eterna. En cambio, se nos dice que aquel que hace la voluntad de Cristo, ese sí tiene a Dios:



"El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió". (Juan 14:21-24)


Y se nos dice:


“Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre”. (Marcos 3:35)



Vimos el diálogo entre Jesucristo y el hombre rico. El hombre rico era uno que toda su vida había sido un “buen hombre” dentro de su propia percepción de lo que a su juicio debía hacerse. El mundo está lleno de sectas y religiones que proponen estilos de vidas dentro de lo que ellos consideran es bueno y moral para “ser buenos hombres”. Del diálogo entre el hombre rico y Jesucristo aprendemos que no es suficiente con ser o practicar lo bueno, hay algo más. Ese algo más que ser bueno, es el hacer la voluntad del Padre que está en los cielos. Dios quiere que además de que el hombre sea bueno, también haga lo que Dios quiere que haga. Una mera religión o secta que solo aporte principios morales estaría incompleta si sólo provee un mero enfoque en lo que el hombre considera bueno. De la conversación del hombre rico y Jesucristo vemos:


Un hombre principal le preguntó, diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios. Los mandamientos sabes: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre. Él dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico. Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: !!Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Y los que oyeron esto dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Entonces Pedro dijo: He aquí, nosotros hemos dejado nuestras posesiones y te hemos seguido. Y él les dijo: De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios, que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna”. –Lucas 18:18-30


“Vende todo lo que tiene y dalo a los pobres”. Ese punto tocado por Cristo era la obra que separaba una vida de religioso (de aquel hombre) para colocarlo en la voluntad de Dios. Dios no le estaba pidiendo al hombre que donara todos sus bienes para que luego se fuera a mendigar. Tampoco que dejara de ser rico para que fuera pobre. Lo que Cristo le quería mostrar a aquel hombre es que la verdadera religión y la salvación no se consigue meramente con “ser bueno”. Dios nos invita a entregarlo todo de tal forma que podamos desprendernos de todo lo terrenal para abrazarlo a él.


“Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará”.Mateo 8:35


Tenemos en la sociedad miles de sectas que envuelven al hombre en la idea y meta de precisamente eso, ser buenos hombres. El deseo de Dios es que el hombre camine más adelante, que además de ser bueno, el hombre lo entregue todo por Cristo. La gran inmensidad de sectas y religiones que tenemos en la sociedad, aún con sus legados de filosofías morales son incapaces de entregarlo todo por Cristo y hasta consideran fanáticos, y fuera de lugar a aquellos que lo entregan todo por Cristo.


He visto gente que dice ser religiosa, pero hasta se molestan cuando escuchan a los predicadores en la calle anunciando en alta voz el mensaje del evangelio. He visto gente que dice ser religiosa que cuando ven a los cristianos envueltos en sus cultos de gloria a Dios los tildan de locos y de dementes. He visto gente que ha cambiado el evangelio de poder de Dios, por falsos evangelios silenciosos conforme a la hipocresía religiosa del mundo.


El simple hecho de que aquel hombre bueno (el hombre rico) encontrara que el mandamiento que Jesús le pedía era muy fuerte para ser guardado, nos demuestra que con todo y religión, serán los millares que se perderán al ser insuficientes delante de Dios y de su voluntad.


En la Biblia tenemos el ejemplo de aquellos que lo dejaron todo por amor a Cristo. Por servir a Cristo en total entrega fueron vituperados, perseguidos, muertos a espada, apedreados, calumniados, y asesinados. Cuánta diferencia a los falsos evangelios que se mueven en la sociedad que proponen un silencio total, halagadores de palabras para con la gente con tal de llenar sus iglesias.


La semejanza con la situación espiritual del pasado:


Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir. Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado. Venid, dicen, tomemos vino, embriaguémonos de sidra; y será el día de mañana como este, o mucho más excelente. (Is. 56:10-12)


Falsos evangelios que sienten timidez para denunciar el pecado o para apercibir a la gente de los peligros. Prefieren guardar silencio para que no se alarmen los oídos de la gente y mantenerlos entre ellos para que sus filas no se vacíen. Con liviandad procuran sanar las heridas de la sociedad y lo que da como resultado es tibieza espiritual. Gente ambigua no comprometida con Cristo ni mucho menos dar la vida por Cristo si fuera necesario. Todo lo que trastorne su comodidad religiosa será tildado de fanatismo y de fuera de lugar. Hasta ofensivo llamarán a todo aquello que atente con sus sistemas religiosos falsos.


¿Quién tiene más amor por el bienestar de la iglesia? ¿Aquellos que por mantener sus bancas llenas guardan silencio? ¿Aquellos que con la excusa de "andar en paz y en armonía" no censuran ni advierten de los peligros y hasta evitan llamar por su nombre a los pecados y a los enemigos? Quien así hace no posee el verdadero amor del que habla la Biblia. Ministerios Logoi nos dice:


"Amor es proteger al amado de todo lo malo que podría sobrecogerlo. Amor es señalarle a la amada a dónde están los peligros. Amor es defender al amado de todo aquello que quiere hacerle daño. Amor es resistir a todo aquello que pudiera perjudicar al amado..., etc. Un amor falso, que da lugar a lo que destruye a la iglesia y no lo condena, no es el “amor” de que habla la Biblia". -www.Logoi.org


Veamos los ejemplos que tenemos en la Biblia de la verdad de Cristo y de personas entregadas a él. Veamos la diferencia entre la entrega total a Dios versus la hipocresía religiosa. La diferencia entre entregarlo todo y aquellos que meramente son religiosos. En Génesis vimos como la verdad que moraba en Abel confrontaba la maldad y la hipocresía de su hermano Caín.


¿Por qué le atacó?

¿Por qué le dio la muerte?

¿Cuál fue su terrible pecado?

¿Qué cosa ofensiva hizo Abel como para que su hermano lo asesinara?


“No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas”. (Juan 3:12)



No se nos dice que Abel provocara esta situación de ninguna manera. En cambio, la maldad que moraba en su hermano, causó que su hermano se ensañara contra él. Lo mismo sucede hoy en la iglesia. La iglesia verdadera y fiel encuentra confrontación versus las falsas sectas y religiones y aun entre los falsos cristianos que moran dentro de muchas iglesias (II Cor. 11:26) (Gá. 2:4). La maldad en el hombre encuentra ofensivo el camino de la santidad y la verdad del evangelio. Incluyendo a los falsos evangelios que hasta se disfrazan de matiz cristiano.


Muéstreme una iglesia fiel y verdadera y les presentaré una cuadro semejante a la iglesia sufriente narrada en el libro de Los Hechos. Muéstreme una iglesia muy cómoda siendo halagada y felicitada por el mundo y tendrá el cuadro de una iglesia falsa y disfrazada muy diferente al evangelio de Dios.


Hoy día, los falsos religiosos procuran cambiar esa santidad que había en Abel para proponer otra clase de modo de vida donde los “Caínes” se sientan cómodos y a gusto con su presencia y no se levanten como lo Caín lo hizo contra Abel. Es una clase de falso evangelio que procura silenciar todo aquello que haga una separación entre lo santo y lo profano. Cuando un justo verdadero actúa como debe, será mirado como fanático, fuera de orden o un subversivo que atenta contra la “paz” del prójimo. Ese es el llamado evangeio de la comodidad y de la autocomplacencia. Donde el evangelio pasa a ser bueno siempre y cuando se moldee a lo que la gente quiere oír.


Veamos lo que dice la Biblia. Es pues la Biblia, la que hace la separación entre la falsa religiosidad y la verdadera fe o sano evangelio dado por Cristo.



¿Cómo predicó Juan el Bautista?


Juan el Bautista fue la persona que Dios designó para prepararle el camino a Cristo. Su mensaje de verdad pudimos verlo en los evangelios.

En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,

y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo:
Voz del que clama en el desierto:
Preparad el camino del Señor,
Enderezad sus sendas.

porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas y miel silvestre. Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados. Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: !!Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.-Mateo 3

¿Qué podemos notar de la predicación de Juan el Bautista?

¿Era una persona que guardaba silencio frente a la maldad social para no ofender y para atraer gente?

¿Era de los que predicaban que "predicar con amor" es no denunciar el pecado?

¿Cómo reaccionaron los opositores frente a la predicación de Juan Bautista? Vea Mateo 6:14-29

¿Enmudecía Juan el Bautista para no denunciar el pecado y los pecadores? Vea: Mateo 6:17-18

La predicación de Juan Bautista estaba llena de amor, sin embargo, los enemigos de Dios pidieron su cabeza.

Cabe preguntarnos, ¿porqué los cristianos fueron perseguidos según se narra en el Libro de Los Hechos? Vea:

Los Hechos
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28

Lea el libro de los Hecho, identifique y enumere las veces que por predicar la Palabra de Dios clara y pura, los cristianos fueron encarcelados, perseguidos, azotados, caluminados, vituperados, y hasta asesinados.

Compare su ministerio con el de los santos de Dios.

¿Porqué ellos fueron atacados vílmente y porqué hoy día supuestos ministros son homenajeados por los pecadores?

¿Será que predican un Cristo diferente al de la Biblia? (II Cor. 11:4) (Gá. 1:8)


"Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros". - Juan 15:18

"Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo". (Mateo 10:22)(Marcos 13:13)(Mateo 24:9)(Lucas 21:17)

Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. -Juan 15:19


Continuará...

Vea:

La serpiente de la FALSA RELIGIOSIDAD (Actualizado)