APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

domingo, 16 de septiembre de 2012

EL DILEMA DE LA DEIDAD DE CRISTO

Diversidad de sectas falsas y pseudo cristianas, aunque poseen la misma Biblia que las demás iglesias, tienden a argumentar y rechazar la idea de que CRISTO ES UNO EN DEIDAD CON DIOS EL PADRE. Proponen dentro de sus ideas erradas que Cristo es alguna clase de "dios", utilizando la "d" minúscula para señalarlo porque piensan que no se merece la "D" mayúscula que corresponde a Dios. Sin embargo, la falacia que niega la deidad eterna de Cristo se desmorona cuando estudiamos la Biblia a plenitud.

Las sectas que teniendo la Biblia en mano y niegan la deidad de Jesucristo, están jugando con su salvación, ya que la salvación del hombre depende precisamente de esto, de creer que Cristo es el Hijo de Dios (uno en deidad con el Padre) y de quien depende nuestra salvación por medio de su sacrificio en una cruz. La firme convicción de que Cristo afirmaba ser el Hijo del Bendito fue el argumento que sus enemigos utilizaron para llevarlo a la crucifixión. Vean al sumo sacerdote tratando de hacer que Cristo lo dijera con sus propias palabras:


"Mas él callaba, y nada respondía. El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?" (Marcos 14:61)


El título: "Hijo del Bendito" corresponde al Hijo eterno de Dios. Ante la pregunta del sumo sacerdote, Jesús le contestó:


"Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo." (Marcos 14:62)


De aquí se parte a la justificación de la crucifixión, de que Cristo aceptó ser el Hijo de Dios. Uno igual a Dios, a lo que los judíos le rechazaron y le condenaron.

Jesús se nos presenta en la Biblia como el Dios (uno con el Padre) que representa en su persona todo lo que Dios es y hace. Incluso, la vida de la iglesia es una INTERRACCION CON CRISTO. Todo lo que el hombre hace en la tierra está ligado a lo que hace o deja de hacer hacia Cristo quien le juzgará en el día postrero. (Vea: Mateo 25:31-46)

Las sectas falsas niegan esta verdad. Tratan de desvincular el propósito de Dios con Cristo. Afirman que se dirigen al Padre, pero niegan la obra de Cristo al desvincularlo con la deidad.


El hombre debe entender que Cristo es UNO con la DEIDAD, es el Dios Redentor, y la obra que hace Cristo, también la hace el Padre igualmente:

"Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente." (Juan 5:19: UNIDAD DIVINA)


Todos aquellos que afirman que honran a Dios deben honrar al Hijo de igual forma:

"Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida." (Juan 5:21-24)


Jesús dio testimonio del Padre, pero de la misma forma, el Espíritu de Dios, da testimonio de Cristo. Dice:

"No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. Si yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. OTRO (Refiriéndose al Espíritu Santo) es el que da testimonio acerca de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero." (Juan 5:30-32)

Esta verdad de que todo lo que Cristo hace está ligado a su unidad indivisible de Cristo nos muestra que es UNO EN DEIDAD con el Padre, y no uno que actúa desligado de la misma.

Jesucristo es quien tiene el nombre que es sobre todo nombre, es quien tiene el perdón, es quien hace todo lo que el Padre hace (PORQUE ESTA UNIDO EN DEIDAD), es quien da vida, es el camino, es la verdad, es la vida, es quien juzgará a los vivos y a los muertos, es el esposo de la iglesia, es para quien la iglesia vive y es el que se merece toda honra, gloria, alabanza y adoración; junto con el Padre.

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.” (Hebreos 13:8)

¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es SU NOMBRE, y EL NOMBRE DE SU HIJO, si sabes? (Proverbios 30:4)

"para que todos honren al Hijo COMO honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió." (Juan 5:23)

"Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy,  y otra vez: yo seré a él Padre, y él me será a mí hijo? Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios. Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego. MAS DEL HIJO DICE: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu reino." (Hebreos 1:5-8)