CONSÍGUELOS EN AMAZON

miércoles, 14 de marzo de 2012

El pastor David Gil (Ministerio Un Momento con Dios) afirma tener una carta que Dios le dio para la iglesia

El pastor David Gil (Ministerio Un Momento con Dios) cuya dirección es: PMB 111 P.O. Box 6022 Carolina, Puerto Rico 00984-6022, afirma tener una carta que Dios le dio para la iglesia mientras se encontraba en su casa mientras dormía y fue despertado. Así lo dijo frente a las cámaras de televisión del programa Madres Unidas en Clamor de la Cadena CDM del evangelista Yiye Ávila. Dicho programa lo dirige la hermana Gloria Velázquez.

La carta que fue hecha pública por boca del pastor Gil quien asegura que tuvo obtuvo la inspiración de la misma luego de los temblores en Puerto Rico. Tiempo después, afirma que para la fecha 26 de agosto de 2011, a las 11:00 p.m. hasta las 4:45 a.m., Dios le inquietó a escribir dicho mensaje.

"En esta ocasión la carta está dirigida al pueblo de Dios. A ti hermano que militas en una iglesia y que hiciste profesión de fe. Tú que estás pasando la gran batalla, la guerra espiritual. Para ti es esta carta y para ti, Dios la ha traído y yo quiero que prestes mucha atención", afirma el pastor.

Dice la carta:

"Llevo tiempo advirtiendo a mi pueblo que se avecina un acontecimiento desastroso para Puerto Rico. Les he avisado muchas veces y parece que mi pueblo no quiere apartarse del pecado. Lo he hecho así porque vengo pronto y a mucho los tomaré por sorpresa. Mi trompeta sonará. Una parte de mi pueblo volará hacia las nubes y yo los recibiré, pero la otra parte de mi pueblo, se quedará por causa del pecado."

"Han desobedecido mi Palabra. Han sido infieles conmigo, egoístas, altivos, prepotentes, creyéndose más grandes y poderosos que yo, y el único grande y poderoso soy yo, Jehová de los ejércitos."

"He protegido a Puerto Rico por mucho tiempo de tantos desastres más que a ningún otro país en el mundo, porque una vez ésta isla se llamó -La isla del Cordero-. Se avecina un gran Ay para Puerto Rico y esto dolerá, pero es necesario, dice el Señor, para enderezar a mi pueblo que se pierde, pero a los fieles y rectos, yo los protegeré, Jehová de los ejércitos."

"Hace mucho tiempo, se sembró mi Palabra y mi presencia se movía libremente. Levanté la economía, los prosperé. Levanté miles de obras mías que me servían en espíritu y verdad. Llené de mi presencia a muchos misioneros para que propagasen mi Palabra a todo rincón de la Tierra. Levanté a muchos pastores y los capacité para que se hicieran cargo de mis ovejas. También levanté a muchos evangelistas y les di mi unción y poder y a otros los convertí en maestros de mi Palabra. Y sin dejar de mencionar a los tantos cantantes que doté de la unción del canto para que ministrasen a través de la música. !!Todos me han fallado!!"

"Aunque todavía tengo un remanente que a pesar de sus luchas y debilidades se han mantenido fieles a mí. El resto está nadando en el pecado dentro de mi casa. Sí, mi casa, llena de toda clase de pecado. Que han perdido el temor a mí, y no hay reverencia dentro de mi casa. Pastores que han permitido que profanen mis altares con el pecado. Han querido ser más misericordiosos que yo. Yo no apruebo el pecado y lo han permitido entrar a mi casa. Lo aborrezco dice el Señor."

"Por cuanto a mí, Jehová de los ejércitos, no me interesan ya estos altares. Que los han tomado como tarimas de espectáculos y bailes. No llegan a ella para saludarme. Que han sido lugar de adulterio, fornicación, contiendas, división, mercaderías, peleas por posiciones, juegos, charlatanerías, y mi Palabra ausente. Mucha presencia humana, más mi presencia no está en ellos."

Yo haré nuevos altares llenos de mí presencia, dice el Señor. Borraré de mala manera los caifases de mis altares. Gran luto habrá en Puerto Rico pronto. Cantidad de enfermedades como nunca antes habrá por causa del pecado dentro de mi casa. Orarán y orarán por ellos y no se sanarán. No los oiré. Ciertamente ellos morirán. Muchos caerán en los altares y otros morirán en sus casas de repente, y cuando los examinen, no habrá diagnóstico ninguno."

"Nombres famosos y que suenan mucho en campañas pero que están en pecado, serán borrados, dice el Señor. Ya he comenzado a retirar mi gracia sobre ellos y les he quitado mi unción y poder, yo Jehová de los ejércitos. Han querido robarme la gloria a mí, pero esto es imposible. No ha habido nadie en los cielos, nadie en la Tierra y nadie debajo de la Tierra, que lo haya logrado jamás."

"He tenido que levantar nuevos siervos desconocidos, sin nombre, y sin fama, pero que me darán la gloria a mí, para que traigan mi mensaje de amonestación en este último tiempo profético que se avecina. Lo he hecho así porque ustedes han abusado de mi misericordia. Les di mi unción y poder y lo que han hechos es vanagloriarse de ustedes mismos promocionándose en pancartas y viéndose sus fotos y nombres llamativos con toda clase de sobrenombres y apodos que yo no les puse. Saliendo fuego de sus manos y ni nombre no aparece por ningún lado. Mentirosos, no conocen el fuego consumidor de Jehová de los ejércitos. Se han convertido en escoria y basura delante de mí, llenos de toda clase de pecados, habiendo retirado yo sus nombres del Libro de la Vida."

"Pronto seguirán viendo a muchos caer para no levantarse jamás. Ministerios que yo mismo destruiré. Habrá más grandes escándalos de nombres famosos, que suenan mucho, pero que están destituidos de mi gracia. Templos en que yo no me paseo por causa del pecado, // me buscarán // me buscarán y no me hallarán. El pecado que ya ha alcanzado un gran número de iglesias. Emisoras de radio y televisión también en pecado. Las prioridades ya no son mi Palabra sino el entretenimiento, la burla, los chistes, pareciéndose más a los del mundo. Yo no los llamé para esto, sino para la santidad de mi Palabra y la salvación de las almas que se pierden."

"Quedan apercibidos por mi siervo, y si algo les hago saber que soy yo, Jehová de los ejércitos y no mi siervo David, al cual protejo como varón de guerra, y esta voz de atalaya no la apagará nadie, hasta que yo lo diga. Yo, Jehová de los ejércitos.

Tema relacionado:

El pastor David Gil afirma tener una carta que Dios le inspiró con un mensaje de advertencia para el pastorado de Puerto Rico y del mundo