APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

sábado, 17 de diciembre de 2011

¿Qué es la prepotencia religiosa? La prepotencia espiritual

Sé que muchos de los temas de este blog no son del agrado de muchos religiosos, pero este no es un blog que tiene como meta halagar a nadie.

¿Qué es la prepotencia religiosa? ¿Cómo la define la Biblia? La prepotencia según la define el diccionario es: "dominio, poder superior al de otros y, en especial, abuso de ese poder". Ahora, la "prepotencia" según la define la Biblia es: "menospreciar al hermano y considerarse superior o más capacitado que todos los demás con una actitud arrogante". Vea el cuadro bíblico: "A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido." (Lucas 18:9-14) No sólo se sugestionan en sus mentes creyéndose ser los dueños del cielo, sino que se creen capaces de determinar la justificación delante de Dios de otros. (Romanos 14:4)En este tiempo de crisis social que nos ha tocado vivir, Dios está usando a mucha gente en su llamado a arrepentimiento en la sociedad. Unos escuchan el mensaje y lo atienden, y otros hacen comentarios arrogantes como: "que se humille otro, yo soy muy buen cristiano", "eso es para los débiles, yo soy fuerte", y cosas semejantes a estas. Tengamos cuidado y no tengamos un más alto concepto de nosotros mismos, engañandonos. "Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo." (Apocalipsis 3:17) Por lo general, aquellos que se consideran haberlo alcanzado todo en cuanto a la fe, son los más necesitados de ella. Ni siquiera el apóstol Pablo habló de una manera tan arrogante, creyéndose ser dueño del cielo. Dice: "No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús." (Filipenses 3:12) NOTEMOS LA HUMILDAD Y LA DEPENDENCIA DE LA MISERICORDIA DE DIOS, DEL APOSTOL, VERSUS LA ARROGANCIA CON LA QUE HABLAN MUCHOS HOY DIA.