CONSÍGUELOS EN AMAZON

domingo, 27 de mayo de 2012

La fe de Abraham ¿La fe del “declara”, “confiesa” o “decreta”?

En estos tiempos post modernos hay quienes afirman que tienen la "fe de Abraham" cuando aplican sus técnicas de visualización y positivismo dentro de la fe cristiana. Debemos tener cuidado con las prácticas que vemos en cada esquina, porque hoy todo pretende darse como bueno y bíblico, cuando no lo es. Tenemos la influencia de la Nueva Era queriendo infiltrarse de forma disimulada en toda clase de congregaciones cristianas. En gran parte han logrado introducir toda clase de prácticas distorsionadoras de la fe bíblica.



En este breve tema queremos hacer una diferencia entre lo que es la fe bíblica versus lo que es la fe oriental. La fe bíblica se trata de una relación entre el hombre y la persona de Dios. Diferente a la fe del mundo la cual define su fe como mero pensamiento positivo y en este último tiempo, como la capacidad de crear cosas por medio de la palabra hablada. En este tiempo se difunde la idea oriental de que el hombre es capaz de crear toda clase de cosas cuando sugestiona su mente y crea cuadros en su interior de aquellas imaginaciones y deseos y los incuba en el interior constantemente para materializarlos por medio de la palabra hablada. Es de allí donde surge la idea de las DECLARACIONES Y DECRETOS que vemos en cada esquina hoy. La Nueva Era y su influencia sobre Hollywood nos hace ver en diversidad de firmes modernos sus intenciones de difundir estas ideas en el mundo entero. La idea de la visualización y la "creación" de cosas por medio de las palabras provienen de la idea PANTEíSTA que afirma que no hay diferencia entre el CREADOR y la CRIATURA. De esa manera propone que al ser el hombre uno en esencia con Dios, están hechos de la misma sustancia, es decir, Dios como deidad, se extiende hacia el hombre facultando al hombre en su misma DEIDAD para crear así como Dios lo hace. En otras palabras, el hombre viene a ser Dios por estar hecho del mismo material de Dios que es el universo. Partiendo de esas ideas de la Nueva Era, se difunde la idea que como dioses, el hombre puede al igual que Dios, cambiarlo todo alrededor. Un hombre pobre, puede hacer un cuadro de un hombre rico en su mente y confesarlo a diario y esas confesiones positivas atraerán riquezas de tal forma que el pobre vendrá a riquezas (esta es la óptica de la Nueva Era), de esta manera usan esta visualización para crear toda clase de cosas en todas direcciones como: finanzas, problemas, religión, relaciones, ambiente, logros personales, etc. Ahora bien, ¿Es ésta la fe que tuvo Abraham?


Dios presenta a Abraham y a Sara como los padres de la fe. Debemos entender el significado de Abraham pues está estrechamente ligado al tema de la fe que estamos estudiando. Si Abraham es el PADRE DE LA FE, entonces debemos seguir ese modelo del que Dios nos está hablando. Dios llamó a Abraham para que saliera de la tierra de Ur de los caldeos y fuera a una tierra diferente que Dios le daría y Dios le promete hacer de él una gran nación. Los propósitos de Dios era llamar a un hombre y a un pueblo con el propósito de hacerlos salir de las prácticas paganas del mundo para que fuesen un pueblo santo y separado para Dios. Dios haría grandes cosas por medio de ellos, incluyendo trayendo el linaje Jesucristo (Dios-hombre) quien salvaría al pueblo de sus pecados y llevaría a todos los hombres a la completa separación del mundo (del pecado del mundo) para conducirlos a la santificación. Ahora bien, Abraham fue considerado amigo de Dios y el padre de la fe, primero porque fue el primer llamado a salir de su casa rumbo a una tierra prometida. Dios le prometió que le daría un hijo. A su avanzada edad esa promesa tendría que ser un milagro. Era importante que la promesa de Dios se cumpliera porque por medio de ese hijo que Dios le daría a Abraham Dios establecería un linaje para la llegada de Cristo el redentor.


Primero, cuando Dios le habló a Abraham, hubo risas de curiosidad porque dos viejos jamás imaginarían en dar a luz un niño. Ejemplo de su limitada visión fue cuando Sara le permite a Abraham tomar a su sierva Agar y engendrarle un hijo "para cumplir la promesa". Aun con su debilidad, Dios le reafirma la promesa a Abraham y Sara, sobre un hijo que les nacería.

Desde el momento cuando Dios le habló a Abraham por primera vez, hasta que se cumplió la llegada del nacimiento del hijo de la promesa llamado Isaac, pasaron 25 años.


¿Por qué es importante este hecho?


Este hecho es importante porque siendo Abraham el PADRE DE LA FE. Y siendo Abraham el modelo de nuestra fe bíblica, debemos entender que la fe bíblica no es el producto de una creación humana. Dentro de la fe bíblica, no es el hombre quien pare resultados como el efecto de autosugestión, visualización, incubación de sueños, ni cosas semejantes a estas. La Nueva Era afirma que Abraham empleó la visualización por el hecho que Dios le dijo que "mirara las estrellas del cielo", y le atribuyen la descendencia de Abraham al resultado de un hombre mirando estrellas e imaginando su descendencia materializada. Sin embargo, la fe de Abraham no era el resultado del crear con su mente, sino de la respuesta de Dios (la persona de Dios) sobre su vida. Abraham no tenía el poder de crear cosas, ni siquiera podía determinar la fecha ni el día para traer al hijo de la promesa. El hijo de la promesa llegó 25 años después. En esto, el tiempo, el milagro, la respuesta y el poder le corresponden a Dios. No se trata del resultado humano obtenido de imaginar cosas y darlas a luz por medio de declaraciones.


En tiempos modernos vemos libros heréticos como 'La cuarta dimensión' de Paul Yongui Cho (Pastor en Seúl Corea) que afirman y difunden un mensaje donde propone que el hombre es quien determina la respuesta de lo que quiere creando cosas (MATERIALIZANDO) imaginaciones y sueños en su interior por medio de detalladas descripciones y listas de pedidos, atando la respuesta de sus "oraciones" al resultado de su esfuerzo de autosugestión. De esta manera, y de forma astuta, tuerce la Biblia para hacerle creer que usted puede crear un futuro marido o una futura esposa a la medida conforme a lo que usted quiere y crea. Propone que usted puede mandar a pedir su pareja como si se tratara de alguna clase de catálogo cósmico donde usted escoge el color de los ojos, la piel, la profesión y toda clase de cosas que se relacionan a la pareja que usted desea. Lo mismo hace con toda clase de cosas como autos, motoras, etc. Afirma que usted los ordena con colores, lujos, modelos, según sus expectativas. Esta mentira cae dentro de las ideas del panteísmo, la soberbia, y el desvío de la Biblia. La Biblia afirma que las cosas que Dios da van más allá de lo que pedimos o entendemos. Dios no necesita que usted conozca todos los detalles de la respuesta porque usted es un ser limitado y Dios es omnisciente, omnipotente y omnipresente. Las respuestas que Dios da las da cuando vamos a él en reverencia, sumisión y humillación. Para responder a nuestras oraciones nos ha dado el nombre de su Hijo para que clamemos, roguemos y pidamos al Padre en reverencia.


Cuando hablamos de declaraciones ¿qué declaramos? ¿Declaramos el evangelio? Es decir, ¿

anunciamos (DECLARAMOS) el evangelio, las buenas nuevas de Cristo a favor de los hombres o lo que estamos declarando son imaginaciones y vanidades como producto de una mente carnal?