CONSÍGUELOS EN AMAZON

viernes, 8 de enero de 2010

¿Son los milagros y los prodigios una evidencia contundente que demuestra que un ministerio es de Dios?


Vea lo que dice la Biblia:


No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. –Mateo 7:21-22


¿Qué me dice de los que atraen multitudes?


Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. (Mt. 24:24)


¿Todo aquel que hace milagro es de Dios?


Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, (II Tes. 2:8-9)


¿Cuál es la advertencia bíblica?


Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. (I Juan 4:1)


¿Cómo discernir lo bueno y lo malo?


Así que, por sus frutos los conoceréis. (Mt 7:20)


No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto. (Mt. 6:43)