CONSÍGUELOS EN AMAZON

domingo, 21 de agosto de 2011

Luchar legítimamente

Dios no regalará coronas así de gratis. "Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente." (II Timoteo 2:4-5)