&7&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q (HACER PEDIDO DE LIBROS AQUÍ) &78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&7

jueves, 29 de enero de 2009

Un estudio sobre Disney

El siguiente tema proviene de: http://forocristiano.iglesia.net/anterior/001399.html

LOS ENGAÑOS DE WALT DISNEY

Cuando yo era niño, recuerdo con gran ilusión los dibujos animados de Walt Disney. No había otros tan llamativos y divertidos. Sus personajes eran tan reales, que creía que podían ser auténticos. Años más tarde, pude comprobar que, aunque esos personajes son fruto de la imaginación, han sido llevados a la realidad en los parques de atracciones de Walt Disney. En estos parques, la fantasía de los dibujos animados se vuelve palpable. Uno incluso llega a perder la noción del tiempo.

Desgraciadamente, aunque las actividades y diversiones de Walt Disney siempre han sido vistas como un entretenimiento familiar recomendable y símbolo de la unión familiar en EE.UU., el presente artículo pretende abrir los ojos a la realidad a aquellos padres cristianos que realmente aprecien a sus hijos.

La Historia

Walt Disney fue un hombre de una infancia difícil. Desde muy pequeño, recibía palizas brutales de su padre, casi a diario. Ello hizo que la confianza de Walt en sus padres fuera deteriorándose poco a poco hasta que la perdió completamente. Después de graduarse de la enseñanza secundaria, Walt intentó alistarse en el ejército. Cuando se le pidió el certificado de nacimiento, Walt descubrió que ni la oficina estatal correspondiente, ni en su iglesia tenía su certificado de nacimiento. Esas experiencias marcaron para siempre la vida de Walt. Si se observa detenidamente, muchos de los personajes de Walt Disney no conocen realmente a sus padres o bien se separan
de ellos, por ejemplo: Pinocho, Bambi, Fantasia o Dumbo.
Su trágica infancia también afectó las relaciones laborales con constantes conflictos con sus empleados de los que se reía, humillaba y ridiculizaba.

La Mitología

Es interesante descubrir que muchos de los personajes de Disney son dioses de la mitología griega encarnados en dibujos animados. Una de las primeras películas de Disney fue “La Diosa de la Primavera”. Esta película está basada en la diosa griega Perséfone, hija del Dios Demeter.
Pluto, el simpático personaje en los comics de Disney, es un dios de la mitología griega pero con menos fortuna. En vez de gobernar los cielos y la tierra, gobierna el reino de los muertos en las profundidades de la tierra. De hecho, Pluto es el sobrenombre de Hades, rey de los infiernos y dios de los muertos. La mitología cuenta que Pluto secuestró a Perséfone para que viviera con él en la tierra. Demeter se disgustó pero supo que Perséfone había sido secuestrada. Demeter fue a visitar a Zeus al Monte de los Olimpos y le rogó que hiciera algo. Zeus envió a Hermes para rescatar a Perséfone. La única condición para que se llevara a cabo el rescate era que Perséfone no comiera nada. Es Pluto quien persuade a Perséfone para que coma.
La introducción de mitología griega en las producciones de Disney fue el primer paso para seguir introduciendo toda una serie de temas antibíblicos incluida la magia blanca, la brujería, y el misticismo.
En “Blanca Nieves y los Siete Enanitos” dichos enanitos no son mas
que duendes con poderes y habilidades especiales que habitan en lugares secretos de la tierra. Entre sus habilidades está la de aparecer y desaparecer según su voluntad.
En “Pocahontas” se venera la madre tierra como una diosa. Los griegos y romanos llamaban a esta diosa Gaia.


El Mundo de los Espíritus

En 1940, salió a la luz la película “Fantasia”. En ella se combina la hechicería, la brujería y el espiritismo.
Aparecen todo tipo de dioses y animales mitológicos y toda una serie de espíritus y demonios. Entre ellos Chernobog, quien en la mitología eslava representa al diablo. En una escena de esta película, se escucha el “Ave María” de Schubert mientras espíritus malignos ascienden de las tumbas hasta la presencia de Chernobog para rendirle tributo. Este les muestra su poder del mundo oculto. Cuando comienza a amanecer, los espíritus vuelven a sus tumbas y Chernobog se esconde en una montaña. En 1960, “Fantasia” se convirtió en una película muy admirada por la generación hippie. Muchos hippies pensaban que para lograr una película así el personal de Walt Disney debió de haber entrado en trance. Más tarde, Arthur Babitt, uno de los animadores de la película, haciendo referencia a ese comentario dijo:
“Si, es cierto. Yo mismo era adicto a varios tipos de drogas.”

La Gran Obsesión

La gran obsesión de la vida de Walt Disney se debió a un encuentro que tuvo con un vidente. Este le dijo que no viviría más de 35 años. Desde aquel momento hasta el día de su muerte, Walt vivió completamente obsesionado por el tema de la muerte y el más allá.
Según uno de sus biógrafos: “Walt buscaba sus ángeles y demonios personales para mejorar el trabajo de su empresa.” (1)
Esa obsesión se reflejó en muchas de sus películas. Una de esas fue “Davy Crockett”. Davy Crocket encarna al propio Walt. En una escena el personaje aparece ascendiendo a los cielos prematuramente. Exactamente lo que se le había predicho a Walt.
En “Cenicienta” el cuento fue alterado por un autor francés llamado Perrault. En la versión más aceptada de este cuento, Cenicienta es ayudada por su madre que después de morir se reencarna en una vaca. Perrault cambió ese personaje e hizo aparecer a la madre de Cenicienta como una diosa medio pagana, medio cristiana. Walt Disney llegó a decir: “Los animales de los cuentos no son realmente animales. Son seres humanos con forma de pájaro o de bestias.” La doctrina de la reencarnación, promovida por el Hinduismo y el Budismo, es totalmente contraria al cristianismo ya que destruye la imagen de Dios como un ser personal que crea al hombre y se le revela mediante una relación personal con él.
En “El Rey León” Rafiki aparece en una postura llamada doble-loto que se usa para la meditación budista.
En la película “Pocahontas” la abuela de Pocahontas muere y se reencarna en un gran árbol que le anima a “escuchar los espíritus.”
En un libro-casete que publicó Disney con el título de “Pocahontas de Disney--Escucha con tu Corazón.”, Pocahontas está sentada hablando con su abuela reencarnada en un sauce. Pocahontas dice: “Abuela, ¿Cual es mi camino? ¿Cómo voy a encontrarlo?” A lo que el sauce le responde: “Hija, a tu alrededor hay espíritus. Ellos viven en la tierra, el agua y el cielo. Si los escuchas, te guiarán.” Desgraciadamente, pocos saben que en la verdadera historia Pocahontas se convierte al cristianismo.

Se Promueve la Promiscuidad

Los personajes infantiles en las películas de Walt Disney se van adaptando a la realidad de la sociedad actual. Tinker Bell, la compañera de Peter Pan, parece más una mujer de cabaret que un cómic infantil. Tink es un hada y, al igual que los amigos que le acompañan, no son mas que seres directamente relacionados con ritos y creencias espiritistas. Las hadas son seres que viven en un mundo invisible que es paralelo al mundo real en el que nosotros vivimos. También se piensa que pueden ser espíritus de dioses olvidados, de árboles, guardianes de animales o plantas. Algunos de estos espíritus pueden adherirse a una familia completa, como en el caso de Tinker en “Peter Pan”. El código moral de estos seres está en directa contradición al código moral de la Biblia. Son seres muy interesados en la fertilidad y la promiscuidad sexual. Disney usó en muchas de sus películas personajes de este tipo, en las que suelen aparecer en levitación.
También Jasmina en “Aladino” o “Pocahontas” son personajes a los que se les ha hecho perder la inocencia infantil al darles una apariencia demasiado femenina. El experto en asuntos familiares Robert Kinght hablando al respecto dice:
“No hay razón para que se haga eso en una película para niños, pero Disney sabe que los niños empiezan a notar esas cosas. Y veo este asunto como una parte de la agenda establecida para este país...Esa agenda es la sexualización
de los niños. (3)
En “El Rey León”, Simba golpea el suelo y levanta una nube que forma las letras S-E-X. Es curioso que fue un niño de cuatro años quien descubrió este mensaje. ¿Puede ser accidental que aparezca un mensaje de ese tipo en una película para niños?

La Bella Durmiente

En 1956, se estrenó “La Bella Durmiente”, otra película llena de escenas que promueven, inadvertidamente, la mitología, la brujería y el espiritismo. Casi nadie sabe que esta es una historia de magia negra europea que data de la Edad Media.
En un momento de la película, el personaje femenino se transforma en un dragón. Esto no es casualidad, ya que en magia negra las brujas consideran que pueden transformarse en animales.

El Viaje de Natty Gann

Esta película cuenta la historia de una chica que viaja a través de EE.UU. para poder reunirse con su padre. Durante el viaje, entabla una relación con un lobo que actúa como su amigo guía, protector y guardián.
Sorprendentemente, en el ocultismo los lobos son criaturas creadas por espíritus malignos. Los lobos amigables son comunes en la mitología y se les conoce por rogar a las deidades por las personas a las que protegen. A los lobos incluso se les atribuye la educación de los niños, como ocurre en la película de Disney “El Libro de la Selva”.
De acuerdo a la mitología griega, los dioses y diosas toman frecuentemente la forma de lobo, y en el ocultismo el lobo tiene multitud de asociaciones con el diablo.
En algunas ocasiones el diablo toma la forma de lobo, y los lobos tiene una relación directa con la brujería desde hace mucho tiempo. Se dice que las brujas aúllan como los lobos e incluso utilizan porciones de ese animales en sus ritos.
Según Frank Thomas y Ollie Johnston, dos animadores de Walt Disney, no es necesario atravesar la barrera tras la cual los niños sienten terror. A los niños les gusta que les asusten pero no que les aterren. A pesar de ello, las emociones que viven los niños pueden acompañarles para el resto de sus vidas.

El autor Robert Morey dice que: “Cuando los padres permiten que escenas malignas sean vistas en el hogar, se crea una atmósfera en la que los niños pierden el ánimo de relacionarse con Dios, prefiriendo las cosas del mundo en su lugar.”

Jesucristo Desfigurado

Si bien las películas de Walt Disney han conseguido introducir creencias contrarias al cristianismo como el politeísmo, quizás el ataque más directo haya sido contra el propio Jesucristo, aunque de forma velada.
En la película “Hércules”, se presenta a los dioses de la mitología Griega como seres bondadosos. El propio Hércules nace en un ambiente de valores familiares y es admirado por todos ya que ha sido destinado a ser el dios más poderoso de todos. (Notemos las coincidencias con Jesucristo.) En ese momento Hades, el dios de los infiernos, envía dos demonios para destruir al pequeño dios. En la película, Hércules se convierte en un mortal pero mantiene sus poderes sobrenaturales. Llegado un momento, Hércules pierde el control de su poder, no comprende su propósito y piensa que “quizás los dioses tengan la respuesta.” Acude al templo de Zeus donde después de arrodillarse ante un dios, Zeus le dice: “Si demuestras ser un héroe en la tierra, tu divinidad te será restablecida.” Después de vencer varias batallas, Hércules va a consultar a Zeus pero este le dice que su esfuerzo no es suficiente. Hércules, entonces, le pregunta qué más puede hacer. En ese momento Zeus le dice: “Busca dentro de ti.”
Finalmente, Hércules da su vida por una mujer a la que ama, recupera su divinidad y vuelve al Olimpo como el mayor héroe de la historia.
El salvador de la humanidad de Disney busca dentro de si, cuando Jesucristo hizo todo lo contrario, a pesar de que Satanás le tentó a hacerlo igual que lo sigue haciendo hoy; Hércules da su vida por una mujer, pero Jesucristo da su vida por la humanidad.
Pocos saben que en la mitología cuando Hércules está a punto de morir, Zeus desciende del cielo en una nube y le rescata para que pueda vivir para siempre en el Olimpo. Exactamente lo opuesto que ocurrió con Jesucristo. No obstante, en Walt Disney han conseguido que Hércules se parezca más al hijo de Dios para que el engaño pueda ser mayor para aquellos que no conocen a Dios y su Palabra.

Disney para Adultos

Con el paso del tiempo, la empresa Walt Disney se diversificó y comenzó a producir películas para adultos. Para ello se crearon Touchstone, Hollywood Pictures y Miramax. Películas como “El Color del Dinero”, “Pretty Woman”, o “Pulp Fiction”, entre muchas otras, son producciones que o bien están cargadas de violencia, bien invitan a la promiscuidad sexual, o aceptan y fomentan la homosexualidad.
En la película “Priest” el personaje principal es un sacerdote homosexual. Una de las escenas de esa película es tan degradante y blasfema que por respeto a Dios es preferible no mencionarla. Cuando se le preguntó a Mark Gill, presidente de Miramax, porque tantas escenas de sexo en sus películas él respondió: “Es simple. El sexo vende.”
En un simposium del Festival Internacional de Cine de Toronto también dijo:
“Nuestro cliché es ‘Sexo, traición y homicidio.’ Podrán reírse Uds. de mi por ello, pero funciona.”
No es de extrañar entonces que en 1994, la productora Miramax promocionó el “Festival de Cine y Vídeo de Homosexuales y Lesbianas de Los Angeles”. Tampoco sorprende que Walt Disney allá extendido los beneficios médicos a los compañeros de trabajadores homosexuales. Son tantos los homosexuales que trabajan para Disney que han creado una asociación de trabajadores homosexuales llamada LEAGUE. ¿Cómo no va a promocionar Walt Disney la homosexualidad si hay altos cargos en Disney que son homosexuales? Incluso, en el parque de atracciones Walt Disney World se celebra el “Día del Gay y la Lesbiana”.
Después de conocer estos datos uno entiende porque algunos personajes de las recientes películas de dibujos animados como el propio rey león hable de forma afeminada.
Walt Disney también utiliza editoriales para promover el libertinaje sexual. Una de ellas, Hyperyon, publicó en 1995 “Creciendo Gay en América”. Este libro ha sido acusado en EE.UU. de ser una herramienta con la cual introducir a los jóvenes americanos en la homosexualidad.
Disney también a publicado la biografía de la modelo travesti RuPaul.
El libro, no obstante, nos es tanto una biografía sino un manual para aquellos que quieren introducirse en el travestismo.
También la cadena de televisión de Disney Buena Vista Television a promocionado el travestismo mediante un programa de difusión nocturna.
No es de extrañar entonces que muchas asociaciones de familia, grupos religiosos y sociales de los EE.UU. hayan puesto en marcha un boicot de ámbito nacional para protestar por los contenidos de los dibujos animados y películas de Walt Disney. El boicot invita a no pagar por entradas de cine, vídeo o cualquier objeto de Walt Disney.


Conclusión

Cuando uno descubre hasta que punto ha sido engañado en alguna situación se molesta e indigna. Pero cuando se descubre que el engaño se lleva a cabo en niños indefensos que no pueden discriminar aquello que les es nocivo, entonces se rebela.
¿Seguiremos promocionando nosotros una empresa que promueve y propaga la homosexualidad, el ocultismo, la magia negra, la mitología griega, el espiritismo o la filosofía Nueva Era? Peor aún, ¿Seguiremos los padres cristianos permitiendo que nuestros hijos sean influenciados por escenas de hechicería, magia negra, ocultismo o promiscuidad sexual?
¿Qué medidas tomameros para protegerles de todo aquello que pueda separarles de Dios?

Que las evidencias de este artículo puedan ayudarnos a evitar una influencia negativa sobre la vida espiritual nuestros hijos.
Tal y como nos recomienda la Palabra de Dios:“Abstengámonos de todo tipo de mal.”
(1ª Tesalonicenses. 5:22.)



(1) Marc Elliot, Walt Disney: Hollywoods Dark Prince. (New York: Caol Publishing, 1993), pp. 228-229.
(2) Robert Morey, Satan Devises p. 152
(3) Perucci Ferraiuolo, Disney and the Bible, p. 109. (Horizon Books, Camp Hill, Pensilvania, EE.UU.)