CONSÍGUELOS EN AMAZON

domingo, 7 de diciembre de 2008

Las glorias a María, un descarado insulto a Cristo

La Virgen María



1. María, como está descrita en el Nuevo Testamento

Las descripciones de María dadas en el Nuevo Testamento, se distinguen de la María de la Iglesia Católica Romana tanto como la realidad se distingue de la mitología, o como el Abraham verdadero difiere de los cuadros medievales que le representaron vestido como un rey, con un templo y su campanario en el fondo.

¿Cómo se presenta María en las Escrituras? ¿Aceptaremos la evidencia de la Biblia, o el cuadro pintado por las teologías especulativas y la imaginación religiosa? Vamos al testimonio de las Sagradas Escrituras.

La Revelación Divina ha escogido pasar por alto la historia del nacimiento y de la muerte de María, la madre de Jesús. Lo poco que de ella es registrado, se aprende en conexión con Cristo. Es llamada a veces "la madre de Jesús", y Elisabet le llamó "la madre de mi Señor" y le llamó "bendita tú entre las mujeres." Otros pasajes dicen "María tu mujer" y "muy favorecida."

En las pocas escenas en que María tuvo parte en el ministerio de Cristo, ocupó la relación de cualquier otra madre a su hijo. En las bodas de Caná de Galilea, dijo Jesús a su madre, "¿Qué tengo contigo, mujer" (Juan 2:4), indicando así que su misión divina envolvió una obligación más alta que la de un hijo a su madre. Cuando fue avisado que su madre y sus hermanos estaban fuera, deseando hablarle, Cristo elevó las relaciones espirituales sobre las materiales, haciendo la pregunta: "¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos" (Mateo 12:46-49).

En otra ocasión una mujer dijo a Cristo: "Bienaventurado el vientre que le trajo." Cristo contestó, "Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan" (Locas 11:27,28). ¿Podemos negar que Cristo pusiera más énfasis en obedecerle que en considerarle en su relación humana como hijo de María? Además, colgado en la cruz, Cristo encargó a Juan que cuidara a su madre, diciendo: "Mujer, he ahí tu hijo", y a Juan dice, "He ahí tu madre" (Juan 19:26, 27).

De las narraciones del Evangelio no sabemos más que lo ya mencionado. Una sola vez en el resto del Nuevo Testamento encontramos su nombre, Hechos 1:14, "María la madre de Jesús." Aunque no mencionada por su nombre, en Gálatas 4:4 se hace referencia de ella así: "Dios envió su Hijo, hecho de mujer."

Si María fue digna de ser llamada "la madre de Dios", es cosa extraña que ese título no fuera empleado por los apóstoles, o, si fue ella objeto digno de adoración, que los apóstoles, que hablaron tanto de la adoración y de la creación, no mencionaran nada acerca de la mediación de María ni de oraciones ofrecidas a ella. No hubo razón alguna por qué ellos omitieran los oficios que la Iglesia Romana ha aplicado a ella.



2. La María de la especulación y del romance

La mariolatría fue desarrollada definitivamente en el siglo cuarto. Su origen es oscuro. Los apóstoles no hicieron mención de ningún culto ofrecido a ella. Tampoco los autores "cristianos" que siguieron a los apóstoles, Clemente de Roma, Ignacio, Policarpo, y el autor de la Enseñanza de Los Doce, etcétera, dijeron nada acerca de la "hiperdulía" rendida a la llamada Virgen María. Sin embargo, la madre de Jesús fue transformada en "la madre de Dios", y la criada del Señor en "La Reina de los cielos y la Abogada Todopoderosa de los pecadores ante el trono de Dios."

Algunos factores que constituyeron al desarrollo de esta doctrina son: 1) Los escritores antiguos, como Jacinto Mártir e Ireneo, hicieron supuestas comparaciones entre la virgen Eva, la madre de todos los vivos, y la virgen María, la de todos los redimidos. Se reclamaba que por la obediencia de una virgen, fue anulada la desobediencia de una virgen fue anulada la desobediencia de la otra. Tal enseñanza presenta una analogía bonita, pero en cuanto a ser enseñanza bíblica, no lo es. 2) Los "conversos" del paganismo, especialmente el diluvio de personas medio convertidas que entró en la Iglesia en los tiempos de Constantino (siglo 4), no dejaron enteramente los nombres, los templos, y la adoración de divinidades femeninas. 3) La exaltación de María fue propagada aun más por los ascetas del desierto que, siendo célibes ellos mismos, fueron devotos ardientes de ella. 4) A estos factores debe ser añadida la estimación creciente de aquellos siglos puesta sobre la virginidad, cosa derivada, no de la dispensación mosaica en la cual cada doncella anhelaba ser algún día la madre del Mesías, sino del ascetismo mórbido del paganismo. La virginidad adscrita a María engendró el tratamiento exagerado de la mujer en la caballería andante de la Edad Media; y la institución de la caballería propagó la doctrina de la virginidad de María. La expresión, Nuestra Señora -notre dame--- representa esta devoción caballeresca. 5) Las discusiones teológicas de los siglos IV y V, en favor de la divinidad y la persona de Cristo, extendieron la virginidad de María aun más allá del nacimiento de Cristo, y exaltaron los méritos de ella, para que fuera digna de ser la madre del glorioso Jesús. Escritores eclesiásticos formularon primeramente la doctrina de la virginidad perpetua, luego su libertad del pecado, y más tarde la concepción inmaculada. Todo esto fue enseñado por respeto a Cristo -propter honorem domini - como el Hijo de Dios, porque, como dijo Agustín, no se puede imaginar que Cristo tuviera una madre manchada de pecado. Entonces, bien podemos interrogar, si María tuvo que ser concebida sin pecado y guardada de él, para ser la madre de Cristo, ¿por qué no enseñar que los padres de María nacieran igualmente, porque "no se puede imaginar que 'La madre de Dios' tuviera padres manchados de pecados verdaderos?" Y así, ad infinitum, pudiéramos seguir con tal lógica errónea: los padres de los padres, etc., de Cristo, todos nacieron sin pecado y fueron guardados para que no pecaran.



3. La María Del Catolicismo Romano

Según el dogma romano: (a) María permanecía en una virginidad perpetua, (b) era libre de transgresiones verdaderas y (c) del pecado "original" (d) es objeto justo de adoración (e) su intercesión tiene eficacia casi omnipotente (f) se aparece en forma humana a los mortales y a las almas del "purgatorio."

Dando consejo a las monjas en 1731, dijo Alfonso de Ligorio, "Orad siempre a la Madre María." El amor de María, declaró él, es "la promesa segura del paraíso." Cristo obedece sus mandatos y Dios escucha sus plegarias. Ella es la pacificadora entre Dios y el hombre. Es poderosa para salvar, y es la esperanza de los que están en el "purgatorio." Cuando desciende al "purgatorio", una hueste de ángeles le acompañan. Alfonso de Ligorio insistió en traducir falsamente Génesis 3:15, "ella te herirá en la cabeza", en lugar de "ésta (la simiente de la mujer, o sea Cristo mismo) te herirá en la cabeza." Así Alfonso robó de Cristo la prerrogativa de conquistar a Satanás, y la dio a María.



4. El Dogma de la Concepción Inmaculada

La opinión de que María, desde su concepción, fue guardada del pecado, llegó a ser dogma de la Iglesia Romana, hecho por el papa Pío IX, el 3 de diciembre, 1854. En su carta encíclica que anuncio esta nueva invención religiosa, el papa dijo: --- María es elevada ... y nuestra salvación está basada en la Virgen Santísima, ... así que si hubiera en nosotros esperanza, gracia, y salvación, tenemos que encontrarla solamente en ella."

El Cardenal Gibbons declara que, aunque este dogma no fue formulado hasta 1854, se halla implícito en las Escrituras y ha recibido virtualmente la aprobación pía de los fieles desde los días más antiguos de la iglesia." Para decir que en las Escrituras se implica este dogma, se necesita una imaginación viva. La declaración de que este dogma ha sido recibido por "los fieles" desde el principio es una representación falsa de los hechos claros. Los "padres de la iglesia" no dicen nada tocante a esta doctrina. Fue rechazada por Jerónimo y Agustín. Anselmo, el "padre de la Escolástica," y Buenaventura, el "Doctor seráfico", negaron que María viviese sin pecado. Aun Tomás Aquino rechazó esta doctrina. Contra estos teólogos, estimados por la Iglesia Católica, el Cardenal Gibbons ha dicho que "la iglesia entera ha creído la doctrina, pero no hay testimonio para ella en las Escrituras." Entonces, ¿por qué afirmar lo que las Escrituras niegan? "Por cuanto todos pecaron," declaran las Escrituras (Romanos 3:23). El único exento es Cristo mismo -- "El cual no hizo pecado" (1 Pedro 2:22).



5. María como abogada y mediadora celestial

En tiempos más recientes, María ha sido llamada por el Papa León XIII la reina inmaculada de los cielos y nuestra propiciadora para con Dios -inmaculata caelorum regina as conciliatrix apud Deum - y por el Catecismo de Pío X, nuestra abogada. Más oraciones se dirigen a ella que a Dios Padre. La eficacia de sus oraciones es declarada ser tan cierta por el Catecismo Tridentino que es cosa perversa dudarlo. Ella desvía la ira de Dios y consigue sus bendiciones tanto para esta vida mortal como para la venidera, según el catecismo.

Alfonso de Ligorio describió dos escaleras que alguien había visto, una roja que conducía a Cristo, y la otra blanca a María. Los que subían la roja se cayeron al suelo; pero los que subían por la blanca llegaron con felicidad. Este autor de libros de devoción recomendaba muchas veces tales peticiones como estas: "0h madre de Dios, en ti espero; tú tienes que salvarme que no caiga en pecado; 0h Reina del paraíso, que te sientas más cerca a Dios, en ti he puesto toda mi esperanza; en tus manos pongo mi salvación."

León XIII le alabó como "la vencedora gloriosa sobre todos los herejes." Pío X terminó su bula pontificia famosa -- pascendi gregis -- con estas palabras: "Que la virgen inmaculada, la destructora de todas las herejías, esté con vosotros por las oraciones y el socorro de ella."

Para el beneficio de los protestantes, la doctrina oficial declara que las oraciones no son dirigidas a María como si ella pudiera de sí misma socorrer y ayudar, sino que son dirigidas a ella pidiendo su intercesión delante de Dios. Sea lo que sea la doctrina oficial, la práctica es otra cosa. "Nuestra salvación está en las manos de ella", afirman autores romanos. Pero si esto no fuera verdad, sino que ella sólo intercediera por los cristianos, aun eso sería una violación de la Palabra de Dios que nos enseña que hay solamente "un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre." (1 Timoteo 2:5).



6. La Asunción de la María

La última fase en la exaltación de María es la doctrina de la asunción del cuerpo de María, sin haber visto la corrupción, la cual es una opinión pía aceptada extensamente en la Iglesia Católica. Aunque no ha sido levantada hasta la dignidad de un dogma, una fiesta anual se celebra en honor de la asunción.

Buenaventura aceptó esa doctrina que se originó en el siglo cuarto o quinto. Tomás Aquino la propagó, pero dijo que la Iglesia lo toleraba. Benedicto XIV pronunció la asunción de María ser una opinión pía y probable. León XIII no dejó duda de que la aceptó, hablando de la "Virgen María arrebatada en los cielos." En la ausencia de prueba bíblica, se presenta el argumento común de que "el cuerpo de la madre de Cristo y la esposa del Espíritu Santo no pudo permitirse ser presa de la vil corrupción." Lo que Lutero dijo del papado, ha de ser dicho de la llamada asunción de María: Las Escritura no saben nada de ella.

- - -

La Virgen María, según la presentación romana, es una ficción eclesiástica que ha crecido con los siglos hasta ser hecha un dogma de la Iglesia Católica por la declaración arbitraria de Pío IX, de que ella nació sin pecado y vivió así. La virtud casi omnipotente de ella es calculada para obscurecer la obra de expiación de Cristo y la suficiencia plena de su intercesión a la diestra de Dios. Los pecadores no necesitan a María para alcanzar a Dios porque "abogado tenemos para con el Padre a Jesucristo el justo" (1 Juan 2:1). En la imaginación y entendimiento popular de la gente de países bajo sujeción papal, María ocupa virtualmente el lugar de una diosa, y el resultado natural parece ser inevitablemente que, por la clemencia graciosa asociada con la mujer y la maternidad, serían perdonados los hábitos malos que son condenados por las enseñanzas de Cristo. La maravilla es que sean hechas peticiones a otro mientras Cristo dice, "Venid a mí todos los que estáis trabajadlos y cargados, que yo os haré descansar." (Mateo 11:28).



La Enseñanza de la Iglesia Católica y la de la Biblia

Para hacer un contraste claro entre la verdad y el error, citaremos del libro, "Las Glorias de María", por Alfonso de Ligorio, uno de los escritores más grandes de la Iglesia Católica. Este libro es aprobado por el Cardenal Gibbons, Arzobispo que fuera de Baltimore, Md., EE.UU. Inmediatamente en seguida de una cita de dicho libro se encontrará un pasaje de la palabra de Dios. La Iglesia Católica mantiene que no amonesta que sea leída la Biblia por la gente común para que no se abuse de ella. El lector puede juzgar quién ha abusado de la Biblia, los miembros de la Iglesia Católica, o sus doctores y líderes espirituales. Considérense las citas siguientes:

"Y ella es hecha verdaderamente una mediadora entre los pecadores y Dios." "Los pecadores reciben perdón por María sola." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre." (1 Timoteo 2:5).



"María es nuestra vida." "María, al obtener esta gracia para los pecadores por su intercesión, así los restaura a la vida." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Por lo cual puede también salvar eternamente a los que por él se allegan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos." (Hebreos 7:25).



"Se cae y se pierde él que no tiene recurso a María." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí." (Juan 14:6).



1. Es honrada más María que Cristo mismo

"Seremos atendidos más rápidamente ... si recurrimos a María e invocamos su santo nombre, que si invocáramos el nombre de Jesús nuestro Salvador." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"En el nombre de Jesucristo ... No hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos." (Hechos 3:6; 4:12) "Sobre ... todo nombre." (Efesios 1:21).



"La santa iglesia manda que haya una adoración peculiar a María." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"El Padre tales adoradores busca que le adoran." (Juan 4:23).



"Muchas cosas ... son pedidas de Dios y no son dadas; de María son pedidas y deben ser dadas" porque "ella ... es aun la Reina del Infierno, y la Soberana de los demonios." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Teniendo un gran Pontífice, Jesús el hijo de Dios ... lleguémonos pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia, y hallar gracia para el oportuno socorro." (Hebreos 4:14-16).



2. María es la puerta a los cielos en lugar de Jesucristo

"María es llamada la puerta de los cielos porque nadie puede entrar en ese Reino bendito sin pasar por ella." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Yo soy la puerta," dice Cristo; "el que por mi entrare, será salvo." (Juan 10:9).



"La vía de salvación no es abierta a nadie sino por María. Nuestra salvación está en las manos de María ... él que es protegido por María será salvo; él que no lo es, será perdido." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Yo soy el camino... nadie viene al Padre, sino por mí." "Y en ningún otro hay salud." "Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido." (Juan 14:6; Hechos 4:12; Lucas 19:10).



3. A María ha sido dada la potestad que pertenece sólo a Cristo

"Toda potestad Te es dada en los cielos y en la tierra," de manera que "mandados por María, todos obedecen, aun Dios ... y así que ... Dios ha puesto la iglesia completa ... bajo el dominio de María." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Jesús les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra." "Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla." "Para que en todo tenga el primado." (Mateo 28:18; Filipenses 2:10; Colosenses 1:18).



"Oh la misericordia maravillosa de nuestro Dios que ... nos ha dado a su propia madre ... para ser nuestra abogada." Y ella "es también la abogada de toda la raza humana ... porque ella puede hacer lo que le guste con Dios." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Hijitos míos estas cosas os escribo, para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo; Y él es la propiciación por nuestros pecados: y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. " (1 Juan 2:1,2).



4. María es la pacificadora, en lugar de Cristo

"María es la pacificadora entre los pecadores y Dios." María dice, "He sido elegida por el Señor para ser la pacificadora, entre los pecadores y Dios." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Porque él (Jesús) es nuestra paz"... "haciendo paz." "Y por él reconciliar todas las cosas a sí, pacificando por la sangre de su cruz." (Efesios 2:14,15; Colosenses 1:20).



"A menudo recibimos más pronto lo que pedimos por invocar el nombre de María, que por invocar el nombre de Jesús," porque "ella es nuestra Esperanza, nuestro Consejo nuestro Refugio, nuestro Socorro." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre: pedid, y recibiréis." "Y esta es la confianza que tenemos en él, que si demandáremos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye" (Juan 16:24; 1 Juan 5:14).



5. A María es dado el honor que sólo pertenece a Cristo

"María ... es ese trono de gracia al cual el apóstol Pablo, en su epístola a los Hebreos, nos exhorta volar con confianza." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Por tanto, teniendo un gran Pontífice, que penetró los cielos, Jesús el hijo de Dios ... lleguémonos pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia, y hallar gracia para el oportuno socorro." (Hebreos 4: 14-16). Si la frase, "Jesús el hijo de Dios," significa la virgen, María, entonces las palabras no sirven para nada.



"La Trinidad entera, 0h María, te dio un nombre ... sobre todo nombre, que en tu nombre se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los en la tierra, y de los que debajo de la tierra." (Las Glorias de María)

Respuesta bíblica:

"Por lo cual Dios también le ensalzó a lo sumo, y dióle un nombre que es sobre todo nombre; para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra." (Filipenses 2:9,10). Otra vez podemos ver cómo Alfonso de Ligorio torció las Escrituras para propagar sus falsas doctrinas de la virgen María. Pablo dice distintamente que en el nombre de Jesús se dobla toda rodilla. Dice Alfonso que en el nombre de María ha de ser hecho. ¿A quien aceptamos? ¿al apóstol inspirado de Dios, o al hombre que torció las Escrituras "para perdición de sí mismo?" (2 Pedro 3:16).

* * *

Puntos Sumarios

Desde la página primera de las Escrituras, hasta la última, de Génesis hasta Apocalipsis, se nos enseña que sólo Dios es el objeto de nuestra adoración, y que Jesús es el único mediador. Escrito está: "Al Señor tu Dios adorarás y a él solo servirás" (Mateo 4:10).

Los ángeles administraban a Jesús (ver. 11), pero él nunca pidió ayuda de ellos. Siempre sus oraciones fueron dirigidas al Padre. Nos ha enseñado a decir, "Padre nuestro que estás en los cielos" (Mateo 6:9). Dice Cristo, "Y cuando oras ... ora a tu Padre" (ver. 6). La oración de Esteban al ser muerto, no fue dirigida a María como si ella tuviera "en sus manos nuestra salvación," sino que hizo petición al Señor Jesús, diciendo, "Señor Jesús, recibe mi espíritu" (Hechos 7:59). Cuando Juan se inclinó a adorar a un ángel, se le mandó adorar solamente a Dios. Dijo el ángel: "Adora a Dios" (Apocalipsis 19:10; 22:9).

La adoración de María es una doctrina completamente falsa. Si María puede oír y contestar las peticiones de sus adoradores por todas partes del mundo, entonces ella posee los atributos de Dios: la omnipotencia, la omnisciencia, y la omnipresencia divinas. Así se atribuye a la criatura las características del Creador, y como consecuencia, no hay diferencia entre el Creador y la criatura. ¡Qué blasfemia! "Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo a las criaturas antes que al Criador" (Romanos 1:25).

Querido lector, Jesús te ama. El sólo ha derramado su sangre por ti para que tengas remisión de los pecados. Por él, y por ningún otro, puedes ser salvo. No te engañes; Dios no puede ser burlado (Gálatas 6:7). No permitas que las invenciones de hombres supersticiosos y astutos te roben la vida eterna, prometida en Cristo, quien es "la Vida" (Juan 14:6).

# # #

Nota:

Cuando esta obra fue escrita en el año 1949, la llamada doctrina de La Asunción de la Virgen María no había llegado a ser dogma. Este sucedió en el año 1950. Cito del Catecismo de la Iglesia Católica, 1992: "la proclamación del dogma de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María por el Papa Pío XII en 1950 ..."

- - -

Citas bíblicas de la antigua versión de Valera que precedía a la revisada de 1960.



Por Bill H. Reeves

_________________________________
A Jehová tu Dios temerás, y a él solo servirás Dt. 6:13

Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. - Is. 42:8

Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. Is. 43:10
___________________________________
Título: LOS “SAGRADOS CORAZONES” DE LA VIRGEN MARIA RECIBEN IGUAL ADORACION QUE JESUCRISTO

Subtítulo: "El Inmaculado Corazón de María” es una doctrina católica que hace énfasis en las "perfecciones que Dios le dio a María, la Virgen Bendita, y su santidad, que es única entre los hombres". Ya que el catolicismo romano enseña que María fue concebida sin pecado, María es la corredentora, igual a Jesús.

"... en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” [1 Tim 4:1].



"el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia" [2 Cor 11:14-15].

¡Viene el Nuevo Orden Mundial! ¿Está usted listo? Una vez entienda lo que es realmente este Nuevo Orden Mundial, y cómo se está implementando gradualmente, ¡¡usted podrá ver como progresa en sus noticias diarias!!

¡Aprenda cómo protegerse usted, y a sus seres queridos!

Manténgase con nosotros para que obtenga revelaciones tan asombrosas que usted nunca volverá a ver las noticias de la misma forma.



USTED ESTA AHORA EN



LA ESPADA DEL ESPIRITU








La Virgen Bendita y su santidad, que es única entre los hombres…."("Diccionario del pueblo católico", Vol. 2, 511). Ya que el catolicismo romano enseña que María fue concebida sin pecado, y celebra esta doctrina guardando la “Fiesta de la Inmaculada Concepción”, fue sólo cuestión de tiempo antes de que Pío XII (el Papa de Hitler) declarara que el corazón de María era también “inmaculado”. Instituyó la “Fiesta del Inmaculado Corazón de María" a ser celebrada cada año el 22 de agosto, que es exactamente una semana después de la celebración de la “Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús”. En su encíclica de 1956, "Devoción al Sagrado Corazón de Jesús", Pío XII define el rol de María en la redención de la humanidad:

"Por la voluntad de Dios, la muy Bendita Virgen María se UNIO INSEPARABLEMENTE CON CRISTO PARA CUMPLIR LA OBRA DE LA REDENCION DEL HOMBRE de modo que nuestra salvación fluya del amor de Jesucristo y Sus padecimientos, íntimamente UNIDOS con el amor y los sufrimientos de Su Madre".

Pío dice que era la "voluntad de Dios" que Jesús NO lograra nuestra salvación POR SI MISMO, sino que nuestra salvación viene de Jesús Y María. Si eso es cierto, es tan sólo justo y razonable que le ofrezcamos nuestra fe, adoración y obediencia, porque sin ella, de acuerdo a Pío, no hay salvación. Si Jesús y María están “unidos inseparablemente”, es también razonable concluir que cuando adoramos a Jesús, automáticamente adoramos a María.



Hebreos capítulo 1, versículo 3 dice:

"El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la image misma de su sustancia, y que sustenta todas las cosas por la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados POR MEDIO DE SI MISMO, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas".

"Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre en el cielo dado a los hombres, en que podamos ser salvos”. Hechos 4:12

Aquí tenemos una contradicción. O el papa Pío XII tiene razón, y María y Jesús purgaron AMBOS nuestros pecados, o Dios tiene razón, y hay sólo UN nombre por el cual somos salvos. Esto se limita a una elección de si usted le va a creer al hombre o a Dios.



Créalo, el Papa no habló por sí mismo. Tenía la aprobación de sus predecesores cuando sancionaron las apariciones de Fátima, sin dejar duda de que la jerarquía católica creía que estos mensajes dados por las apariciones eran de Dios. Fue en Fátima en 1917 que “María” se le apareció a tres niños, revelándose a sí misma como el “Inmaculado Corazón”. Cuando a los niños se les dio una visión del infierno, “María” les dijo:



"Ustedes han visto el infierno, donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlos, Dios desea que ustedes establezcan en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si la gente hace lo que yo les digo, muchas almas serán salvadas y habrá paz” ["Call of the Ages" (Llamado de los siglos), Thomas W. Petrisko, p. 257].

Tengo que preguntarme, ¿en qué punto realmente pensó Roma que la verdadera María dela Biblia diría tal cosa? ¿Creyeron realmente que Dios había cambiado de opinión y decidió que el que Cristo muriera en la cruz no era suficiente, de modo que instituyó la devoción al “Inmaculado Corazón de María? ¿Creyeron que a Dios se le olvidó hablarles sobre esta doctrina en la Biblia? ¡Este es un puro, absoluto, sinsentido!

Hechos 15:18 dice, "Dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos".

Esta es una doctrina crucial. ¿Cómo fue que Dios no mencionó nada de eso? ¿Asumieron ellos que Dios no sabía lo popular que se haría “Su Madre” ¡Un demonio aparece y dice que Dios ha cambiado de opinión, y ahora quiere salvar a la humanidad por la devoción a María, y la autoridad de enseñanza en la Iglesia Católica no tenía idea de que el diablo estaba mintiendo! ¿Por qué alguien le confiaría su alma a una persona que no puede discernir un asunto tan simple?



En este punto, queremos reiterar que las apariciones católicas son reales, muy reales. Son demonios enmascarados como “María” y otros santos. La Biblia nos ha advertido fuertmente que Satanás y sus demonios son totalmente capaces de llevar a cabo este tipo de engaño espiritual. Oiga:



"... no es maravilla; porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia…." [2 Cor. 11:14-15]

Lucía, una de los tres niños de Fátima, tuvo una visión de "Jesús" en un convento en España en 1929. Este "Jesús" también elevó a María:

"Quiero que mi Iglesia entera sepa que es a través del Inmaculado Corazón de mi Madre que este favor es obtenido, de modo que la devoción a su Inmaculado Corazón se coloque JUNTO A LA DEVOCION A MI SAGRADO CORAZON" (Ibid., p. 31).

Jesús le dijo a Satanás:

"Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás" [Mat. 4:10].

Una vez más, ¿pensaría usted que la jerarquía católica romana habría percibido que esa devoción a una criatura “junto”con la devoción a Dios sería idolatría? ¡No obstante, no pueden discernir una mentira cuando la oyen! Han "...cambiado la verdad de Dios en mentira, y adorado y servido a la criatura antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén" (Romanos 1:25).



Jesús es Dios. El no olvida o comete errores. Jesús no olvidó mencionar el rol de María en nuestra salvación, porquee ella no tuvo ningún rol en nuestra salvación. Usted no puede añadirle a Su obra ni quitarle a Su obra. Eclesiastés 3:14 dice:



"He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.

Los cristianos no deben tomar este tema a la ligera, debido a que los católicos hacen reclamo de algunas serias doctrinas, que no pueden encontrarse en la Escritura. No hablamos sobre unas cuantas tradiciones que han sido copiadas de los paganos. ¡Hablamos de DOCTRINA! ¡Hablamos de elevar la devoción a María "junto con la devoción" a Jesús! ¡Esto no es cristianismo! ¡Esto es satánico! ¡Es una secta!



El papa Juan Pablo II cree que, "Al dedicarnos al Corazón de María, descubrimos UN CAMINO SEGURO AL CORAZON DE JESUS (Ibid., p. 289).



Roma ha continuado promoviendo la adoración al "Inmaculado Corazón de María" a pesar de la falta de apoyo escritural. Todo en lo que Roma tiene que apoyarse es en sus apariciones de "María" y "Jesús". Las palabras de demonios se han convertido en su autoridad final en la materia. ¡Echemos un vistazo a los mensajes doctrinales de los que estos demonios han convencido a Roma de aceptar totalmente!





En 1830, la "Virgen María" se le apareció a "Santa" Catalina Laboure en la Rue du Bac, París. Le ordenó que se grabara una “medalla milagrosa” con su imagen aplastando la cabeza de la serpiente en el frente, y los dos corazones en el dorso. De acuerdo con “Santa” Catalina, una voz interna dijo, "Estos dos corazones están formados juntos" [Call of the Ages (Llamado de los siglos), 249]. Fue después de lo de París que las apariciones de "Jesús" y "María" aumentarían, dándole cada vez más gloria al "Inmaculado Corazón de María".



Un autor católico, John Haffert, habla de una visión que "San" Juan Eudes tuvo cuando "Jesús" se le apareció y dijo:

"Les he dado este corazón admirable de Mi Madre querida, que no es sino Uno con el Mío…." ("Llamado de los siglos", p. 249)

El 31 de marzo de 1993, "Jesús" se le apareció a una joven mujer católica de Melbourne, Australia, Josefina-María, con un mensaje para la humanidad:

"Esta es la era de los Dos Corazones. Todo el mal será abolido por mi Sagrado Corazón a través del Inmaculado Corazón de Mi Madre. No tengan miedo; porque a aquellos que vienen a Nuestros Corazones, les espera una gran recompensa. Cuánto deseo que el mundo esté envuelto en Nuestros Corazones. Nuestros Corazones triunfarán. La maldad ya no reinará más en los corazones de los hombres. El hombre amará a Dios y todo el mundo morará en unidad. Así es como será, mis amados” ("Llamado de los siglos", Petrisko, p. 287).

El 1ro. de septiembre de 1993, "María" se le apareció a Josefina-María para confirmar el mensaje que dio "Jesús":

"Este siglo muchos de ustedes verán el reino de Nuestros Dos Corazones establecido en la tierra. Los estoy preparando a través de los grupos de oración y a través de los profetas que han sido comisionados por el Padre Todopoderoso. No tengan miedo, mis hijos, de creer en el plan final de salvación del Padre. Muchas gracias se han derramado de mi Inmaculado Corazón a través de los tiempos, y sigo derramando gracias sobre mis hijos. He venido para que el plan de redención del Padre se cumpla. Soy la Mediadora de Todas las Gracias, incluso para aquellos que no me reconocen como su Madre y la Madre de Dios. No teman tomar parte en el plan de Salvación del Padre; unírsenos para ayudar a corredimir al mundo conmigo y con mi Hijo” (ibid. 288).



La "Virgen" como le apareció a menudo a "Fray" Gobbi de Alberta, Canadá. El 22 de mayo de 1988, "María" le dijo a "Fray" Gobbi, "El Espíritu Santo vendrá, por medio del Triunfo de mi Inmaculado Corazón” (ibid.,180). Y de nuevo, el 29 de septiembre de 1990, “María” dijo:

"Esta es la hora de los poderes angélicos. Son los Poderes Angelicos los que están guiando a todos mis hijos en la batalla decisiva por la derrota final de Satanás y la venida del glorioso reino de Cristo, en el Triunfo de mi Inmaculado Corazón en el mundo” (Ibid., p. 283).

Otra visionaria en el Medio Oeste de Estados Unidos reclama que Jesús se le apareció y dijo:

"Los Corazones Sagrado e Inmaculado serán la fuente constante de tu inspiración y el enfoque de tu oración. Esta es la Era de los Dos Corazones y la forma en que queremos ser venerados y honrados. La profundidad de esta devoción se le escapa a muchos, que buscan relacionarse con su Dios en lo que ciegamente perciben como alguna forma moderna, que no es otra cosa que una reducción del grado de santidad a que aspirarán los hombres. Buscan relacionarse sólo en términos humanos, cuando mi mandamiento para ellos es ser perfectos como Mi Padre Celestial es perfecto. Esto requiere una forma de amor sobrenatural que se pone a disposición de ustedes en abundancia a través de la devoción a los Dos Corazones. Es a través de estos medios que ustedes pueden amar en una forma similar a la cual Mi Madre y yo amamos y glorificamos al Padre. Su humanidad es exaltada por este medio, lo que entonces les capacita a ustedes para ser más divinos que humanos en su amor. El amor, la reina de todas las virtudes, y el amor inflamado, encendido por Mi Espíritu Santo, derramado sobre ustedes a través de estas poderosas devociones a los Dos Corazones. Rueguen al Espíritu Santo que venga a sus corazones a través de este medio y ustedes experimentarán una aceleración en el grado de santidad que ustedes están obteniendo. El Corazón de mi Madre es el jardín celestial de especias perfumadas de ustedes, la flor que adorna la Santísima Trinidad con amor tan abundante…” (Ibid., p. 284)

En Fátima, "María" le enseñó a los niños a rezar esta oración cuando hicieran sacrificio:

" Oh, mi Jesús, te ofrezco esto por amor a Ti, por la conversión de los pobres pecadores, y en reparación por todos los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María” (Ibid., p. 257).

No hay necesidad de hacerle reparaciones a María. Ella no nos creó, ni escribió los mandamientos que nos condenaron. El rey David nos enseñó otra cosa en los Salmos:

"Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio" Salmo 51:3-4.

Este espíritu de "María” de Fátima quiere que el mundo establezca la devoción a ella, diciéndole a todo el mundo que es la voluntad de Dios que ellos hagan esto. ¡Pero la voluntad de Dios es que le adoremos a El y sólo a El! De Roma haber hecho caso a la palabra y la advertencia de Dios, no hubiera llevado a su pueblo a esta blasfemia e idolatría. No obstante, Roma sancionó las mentiras, dándole al espíritu de estas mentiras un hogar para continuar engañando al ignorante y al supersticioso. En una ocasión, en 1925, Lucía (una de las visionarias de Fátima) fue visitada por la "Virgen María” con el "niño Jesús" que flotaba en una nube junto a ella. El "niño Jesús" habló primero diciendo:

"Tengan compasión del Corazón de su santísima Madre, cubierto con espinas, con las cuales los hombres ingratos lo clavan en todo momento, y NO HAY NADIE QUE HAGA UN ACTO DE REPARACION PARA SACARLAS” (Ibid., p. 258).

Jesús murió por los pecados del mundo. ¿Por qué no hay nadie que haga un acto de reparación? ¿Por qué este "Jesús" niega que su propio sacrificio es suficiente? ¿Es porque no puede ser el verdadero Jesús? La respuesta es simple. Si el pueblo católico leyera las Escrituras, sabrían que ya Jesús no es un bebé. ¡Sabrían que El creció, murió en la cruz, se levantó de los muertos y ahora está sentado en Su trono hasta que sus enemigos sean puestos debajo de sus pies! ¡No está flotando por ahí como un bebé pidiéndoles a los hombres que hagan reparaciones por los pecados que cometen contra su madre! No obstante, la jerarquía católica romana y sus teólogos siguen exaltando los espíritus de Fátima y enseñan a otros a hacer lo mismo.



Luego, cuando el "niño Jesús" (demonio) terminó de pedirle a los hombres que hicieran una reparación por herir a su madre, “María”, otro demonio comenzó a hablar:

"Mira, hija mía, mi Corazón, rodeado por espinas con las cuales los hombres ingratos me hieren en todo momento por sus blasfemias e ingratitud. Al menos tú trata de consolarme y di que prometo asistir en la hora de tu muerte, con las gracias necesarias para la salvación, a todos aquellos que, en el primer sábado de cinco meses consecutivos, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, reciten cinco misterios del Rosario, y me acompañen por quince minutos mientras meditan en los misterios del Rosario, con la intención de HACERME UNA REPARACION” (Ibid., p. 258).

Justo antes de que Jacinta (una de los tres niños de Fátima) muriera en 1920, ella quería que la gente supiera:

"Dile a todo el mundo que Dios otorga gracias por medio del Inmaculado Corazón de María. Diles que pidan gracias de ella, y que el Corazón de Jesús quiere ser venerado junto con el Inmaculado Corazón de María. Pídeles que rueguen por la paz del Inmaculado Corazón de María, porque el Señor ha confiado la paz del mundo a ella" (Ibid., p. 257-8).

En 1926, "Jesús" se le apareció a Lucía y preguntó, "¿Qué se está haciendo para promover la devoción al Inmaculado Corazón de María en el mundo?" (Ibid., p. 259).

El 9 de enero de 1993, "María" se le apareció a Estela Ruiz diciendo:

"Hay muchas almas perdidas que necesitan y quieren regresar, pero no saben cómo. Le pido a estas almas que consagren sus corazones a mi Inmaculado Corazón, para que yo les guíe a Su amor. Permite que tu corazón se una con el mío para que pueda mostrarte la belleza del amor de Dios en tu vida”.

En 1986, "Jesús" le dijo a la "Hermana" Natalie:

"Yo, la Misericordia de Dios, y Mi Madre Inmaculada, la omnipotencia en oración, detuvimos la mano de Mi Padre, que estaba lista para asestar un golpe al mundo, hundido en el pecado. Mi Padre tendrá misericordia del mundo a través del Inmaculado Corazón de Mi Madre. Hijos míos, ustedes también verán la gloriosa llegada de mi Madre Inmaculada” (Ibid. 29).

Kim (que recibió los estigmas en 1987), de Corea, ha recibido sesenta y seis mensajes de “María" y "Jesús". Sus mensajes han sido acompañados con muchas señales y prodigios mentirosos, tales como "sanaciones, lágrimas de sangre, olores fragrantes, milagros del sol, siete milagros eucarísticos [hostias que sangran], visiones de María y Jesús, y finalmente, aceite milagroso que exudaba la estatua de María" (Ibid., 26).Estas señales son suficientes para convencer al católico promedio de que las apariciones son legítimas.En una ocasión, “María” le dijo a Julia:

"...Ahora le pido al Señor que les dé incluso un arroyo milagroso aquí, de modo que yo pueda lavar su alma y cuerpo. De modo que este lugar se convierta en un reino de amor y un lugar de salvación bajo la combinación del Sagrado Corazón de Jesús y mi Inmaculado Corazón, y cuyo equivalente será difícil de encontrar en ninguna otra parte del mundo. Pronto continuos rayos de luz saldrán del Sagrado Corazón de Jesús y de mi Inmaculado Corazón aquí. La gente olerá la fragancia de las rosas y beberá el agua de la vida eterna del arroyo milagroso. Dejaré que todos permanezcan en mi amor…”

El 16 de mayo de 1991, "Jesús" le dijo a Julia:

"...pon en práctica las palabras de Mi Madre, que se está apareciendo e implorando con lágrimas en muchos lugares del mundo en este tiempo urgente. Dile a todo el mundo que aceptar las palabras de Mi Madre es lo mismo que aceptarme y que tomar sus manos y seguirla es el atajo para llegar a Mí. El tiempo de la victoria de Mi Madre María se acerca. Apresúrense a arrepentirse y suban al Arca de Salvación de María. Mi Madre vino a este mundo como la Profetisa Celestial y Mi Ayudadora, que les dirigirá a Mis brillantes y gloriosas revelaciones. Sigan sus palabras. Siempre estaré con ustedes” (Ibid., 27).

Con señales tan milagrosas que siguen a estos "mensajes de Jesús y María", no es difícil convencer a un católico de que esto tiene que ser de Dios. Muchos de ellos no comprenden que Satanás viene con señales y prodigios mentirosos.



"Inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira” (2 Tesalonicenses 2:9-11).

Ellos no tomarán en consideración que Satanás se presenta como ángel de luz (2 Cor.11:14). El problema es que la mayoría de los católicos simplemente no conocen las escrituras, y las que conocen están torcidas para decir a menudo lo opuesto de lo que realmente significan. ¡Deberían haber escuchado a lo que Pedro enseñó, ya que pretenden seguir sus enseñanzas! Fue Pedro quien dijo:

"Porque no os hemos dado a conocer el poder la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad. Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia. Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo. Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones" [2 Pedro 1:16-19].

Pedro reclama que tenemos una palabra profética más segura" que la voz de Dios desde el cielo. Tenemos la Palabra de Dios, a la que hacemos bien en atender. Sabiendo entonces que Pedro exaltó la palabra de Dios incluso sobre la voz de Dios desde el cielo, usted pensaría que cualquiera que reclame que Pedro es su cabeza, seguiría su ejemplo. ¡Aun así, Roma en su lugar escucha la “voz de María" desde el cielo y exalta sus palabras mientras desmerece la "palabra profética más segura" que sólo se encuentra en la palabra de Dios!

“¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido” (Isaías 8:20).

Y de nuevo: Inquirid en el libro de JEHOVA, y leed si si faltó alguno de ellos; ninguno faltó….” (Isaías 34:16)

Así dijo el Señor:

“No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordene” (Deut. 4:2).

En los Proverbios de Salomón, dice:

“Toda palabra de Dios es limpia; él es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso” (Prov. 30:5-6).

En un salmo del Rey David, dice, “...porque has magnificado tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas” (Salmo138:2).

El apóstol Juan advierte:



“Yo testifico a aquel que oye las palabras de este libro: si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro" (Apo.22:18-19).



Pablo dijo que el evangelio que predicaba fue "prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras
" (Rom. 1:3) y que si algún hombre viviera predicando cualquier otro evangelio que el que fue prometido por los profetas de Dios en las Sagradas Escrituras, será "anatema" (Gal. 1:8).



El catolicismo romano sí enseña otro evangelio, un evangelio que ha recibido de los demonios. Roma ha puesto las palabras de los demonios por encima de la palabra de Dios. ¿Cómo pueden entonces hombres y mujeres cristianos aún reclamar que el catolicismo es “cristiano”?



La próxima vez que un apologista católico niegue que los católicos adoran a María, pregúntele si María tuvo parte en su salvación. Pregúntele si el “Inmaculado Corazón de María” está "INSEPARABLEMENTE UNIDO" al "Sagrado Corazón de Jesús". Pregúntele si los sufrimientos de Cristo estuvieron "unidos" a los sufrimientos de María para lograr nuestra salvación. Haga que le respondan sobre su fe en las doctrinas del magisterio. No permita que le mientan y le digan que a María se le rinde “veneración” y no adoración. Un examen cuidadoso de la palabra “veneración” revela un hecho asombroso. Varios diccionarios, incluyendo el Diccionario católico, definen la veneración como un acto de ADORACION. La próxima vez que un apologista católico le diga a usted que Roma es la verdadera iglesia, la cual contiene las verdaderas doctrinas de Dios, cite Proverbios 7:27:

"Camino al Seol es su casa, que conduce a las cámaras de la muerte".

Ciertamente, el Fin de los Tiempos está sobre nosotros.



Está usted listo espiritualmente? ¿Lo está su familia? ¿Está usted protegiendo adecuadamente a sus seres queridos? Esta es la razón de este ministerio, permitirle primero entender el peligro que usted enfrenta, y luego ayudarle a desarrollar estrategias para advertir y proteger a sus seres queridos. Una vez usted esté completamente adiestrado, podrá usar su conocimiento como un medio para abrir la puerta de la discusión con una persona que no es salva. He podido usar esto muchas veces, y como resultado he visto a personas venir a Cristo Estos tiempos peligrosos son también una época en que podemos alcanzar muchas almas para Jesús, lo que representa una diferencia eterna.



Si usted ha aceptado a Jesucristo como su Salvador personal, pero ha sido muy tibio en su caminar espiritual con El, usted necesita inmediatamente pedirle perdón y renovación. El lo perdonará instantáneamente, y llenará su corazón con el gozo del Espíritu Santo . Luego, usted necesita iniciar un diario caminar de oración y estudio personal de la Biblia.



Si usted nunca ha aceptado a Jesucristo como Salvador , pero ha comprendido Su realidad y que se acerca el Fin de los Tiempos, y desea aceptar Su regalo GRATIS de Vida Eterna, usted también puede hacerlo ahora, en la privacidad de su hogar. Una vez usted lo acepte como Salvador , habrá Nacido de Nuevo espiritualmente, y tendrá el cielo tan seguro como si ya estuviera allá. Entonces, usted podrá descansar seguro de que el Reino del Anticrsito no lo tocará espiritualmente.



Si a usted le gustaría Nacer de Nuevo, vaya ahora a nuestra Página de Salvación.



Esperamos que haya sido bendecido por este ministerio, que busca educar y advertir a las personas, de modo que puedan ver el Nuevo Orden Mundial por venir -el Reino del Anticristo-en sus noticias diarias.

Finalmente, nos encantaría saber de usted. Puede enviarnos un E-Mail a

Dios le bendiga.


FuenteL Cuttingedge (punto) org

Vea:
La metamorfosis del ídolo que denominan "Vírgen María".