------------------------------------Si eres cliente de Amazon Prime recibe tu libro impreso en solo 2 días en la puerta de tu casa o en tu apartado postal (Haz clic en la foto para ordenar) ------------------------------------

Archivo del blog

viernes, 27 de enero de 2012

Si el Señor quiere

Esto es muy diferente a decir: “Yo decreto esto o aquello”:

!!Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala; y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado. (Santiago 4:13-17)

Y es que nadie puede crear su propio mundo ideal como si fueran dioses, sino que Dios tiene que someternos a diversas circunstancias para hacernos crecer en la vida.

¿No es lo mismo que estar decretando como hacen muchos hoy tratando de imponer su propia voluntad en todo asunto?