CONSÍGUELOS EN AMAZON

domingo, 8 de noviembre de 2009

La Nueva Era se disfraza de ministro evangélico para conducir al error (Sobre la confesión positiva)

La verdadera fe va más allá de la mera confesión positiva o la palabra hablada


Por Edward Vélez

Todos los derechos reservados


He visto multitud de púlpitos de diferentes iglesias que predican que todo lo que el hombre habla con sus palabras es lo que se hace. Han estado endiosando al hombre mismo para darle un lugar que no le corresponde.


En la Biblia, tenemos el ejemplo de fe de aquellos que claman a Dios y esperan respuesta conforme a la voluntad de Dios. Hoy día se han amontonado maestros que atrapan millares de gente con sus propagandas del “confiésalo y recíbelo”.


Dice el ocultista nuevaerista Walter Mercado:


"Abre tu corazón a los milagros de la vida. Declara y reafirma en este mismo instante lo que tú deseas que te traiga paz y esa felicidad que tanto anhelas. Comienza por reconocer que en tu interior existe un caudal de sentimientos que son los que te hacen ser único y a la vez uno con la mente universal".

La Nueva Era procura que el hombre se coloque en el lugar de Dios para "delarar y recibir". Ese declara y recibe es muy diferente a lo que la Biblia nos muestra y nos indica.

"Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá". (Lucas 11:9)

"Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo". (Juan 14:13)


Uno de los textos bíblicos que pretenden usar para validar sus posturas lo es:


1) “Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho”. (Mateo 11:23)


No podemos basar toda nuestra teología en un sólo verso de la Biblia. La Biblia posee 66 libros que deben ser tomados en su totalidad ya que tomar versos aislados para pretender crear doctrinas es un error.


Sobre la oración modelo de la Biblia la tenemos en Mateo 6 y Lucas 12. Se nos dice que nuestra oración debe ir en suma reverencia reconociendo a nuestro Padre que está en los cielos.


"Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén". (Mate 6:9-13)

Algunos puntos que quiero aclarar sobre este tema. Vamos a exponer lo que dice la Biblia versos lo que dice la Nueva Era infiltrada en las iglesias.

El ejemplo dado por Cristo en su oración:

"Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú". -Mateo 26:39

Esta oración de Cristo es muy diferente a las "oraciones" propuestas por la Nueva Era hoy día en diversas iglesias donde dicen: "Yo declaro que se hace esto o aquello".


Dice la Biblia:

Si notamos aquí esta simple oración debemos ver que nos dirijimos a nuestro Padre quien es una persona.

Dice la Nueva Era:


La Nueva Era en vez de orar a Dios como a una persona lo reduce a un mero pensamiento humano.


Dice la Biblia:


La oración del Padre Nuestro nos deja ver que nuestra posición delante de Dios como hijos amados es a pedirle, orar, y clamar esperando una respuesta del Dios grande. En Lucas 11:9 se nos dice: "pedid y se os dará..." y en Jeremías 33:3 "Clama a mí y yo te responderé..." Una oración reverente en sumisión, respeto y espera en Dios. "De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. (Juan 16:23)


¿Cómo oró Elías?


Se nos dice:

"Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos. Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja. Viéndolo todo el pueblo, se postraron y dijeron: !!Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!" (I Reyes 18:36-39)

Esta oración de Elías es muy diferente a decir: "Declaro que cae fuego, consume el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y que aún lamerá el agua que está en la zanja..."

Lo que Elías NO DIJO: "Dame un tiempo en lo que hago un cuadro mental donde yo pueda ver el fuego cayendo desde los cielos" "Espérame unos minutos en lo que incubo este sueño para que se haga una realidad en el mundo físico..."

En cambio, Elías pidió a Dios con fe y Dios le respondió.

Dice la Nueva Era:


La Nueva Era usurpa el lugar de Dios declarando cosas dándolas como ciertas. Es decir, ellos intercambian su posición con la posición de Dios. En vez de orar diciendo: "Padre te pido esto o aquello..." cambian la oración diciendo: "Yo declaro esto o aquello". La persona sumergida en la idea de la Nueva Era tiende a pensar que por su declarar se consiguen las cosas. Incluso citando y reclamando promesas tal y como lo hacía el mismo diablo en el monte de la tentación.



Dice la Biblia:


La Biblia nos invita a pedirle a Dios conforme a su voluntad y esperar respuestas.


Dice la Nueva Era:


Incuba un sueño en tu interior sea económico, y aplica estos pasos para conseguirlo.



a) tener una clara visión de su objetivo

b) deseo ardiente

c) sustancia (seguridad)

d) muestras de fe (palabra hablada)



Dice la Biblia:


La Biblia nos invita a hacer conocer nuestras peticiones delante de Dios, pero nos dice que no hay razón para afanarse ya que Dios conoce lo que el hombre realmente necesita. Y que Dios da mucho más abundante de lo que pedimos o entendemos. "Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros," (Ef. 3:20)


Dice la Nueva Era:


La Nueva Era afirma que el hombre tiene que pedir con toda clase de detalles lo que quiere ya que sino no recibirá lo que pide. Enlaza la respuesta y la responsabiliza a la mente humana y lo que pueda entender o detallas.



Dice la Biblia:


La Biblia nos muestra en Mateo 4 que hacer la voluntad de Dios no es meramente citar las Escrituras para pretender obtener algo. Sino simplemente hacer la voluntad de Dios. Se nos dice que el enemigo tentaba a Cristo para que dijera cosas y las declarara aún usando lo que dice las Escrituras para obtener cosas, pero de manera errónea.


Dice la Nueva Era:


La Nueva Era introducirá a los creyentes a pretender citar las Escrituras para declarar esto o aquello, aún usando las Escrituras, para pedir de manera errónea. (Mateo 4:3)


La Nueva era parece ser inofensiva pero introduce a los creyentes a pretender usurpar el lugar de Dios y reducir a Dios a un mero pensamiento egoísta. Una clase de falsos Dios que se ve obligado a obedecer a todo aquel que confiesa con su boca de manera "positiva". En cambio, la Biblia nos habla de la persona del Padre eterno quien es soberano y hace como quiere.

Dice la Biblia:


La Biblia nos dice que a Job le vinieron circunstancias adversas en su vida producto de una situación no ligada directamente a su obrar ya que era un hombre justo y temeroso de Dios.

Dice la Nueva Era:

Job obtuvo las adversidades en su vida como producto de sus propios temores. Esto lo basan en el texto de Job 3:25 Esto lo hacen para justificar lo que ellos llaman la "ley de atracción" donde proponen que el hombre crea todo por medio de la mente, lo bueno y lo malo.


Recientemente hablaba con un hermano que en su deseo de defender la postura de la “confesión positiva” me citaba los versos anteriores para justificar lo que él consideraba era bíblico y aceptable. Decía el artículo que me enviaron (lo pondré en color azul):


Declara lo que será, aquello que realmente esperas…



“… así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos; los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso. En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán; y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída. “

Isaías 55:8-13



Si vas a vivir una vida de victoria, debes hablar positivamente y en fe declarar lo que Dios dice de ti y de tu situación. Filipenses 4:13 declara que puedes lograr y alcanzar todas las cosas por medio de Cristo que te fortalece. Cuando dice todo es todo, salud, prosperidad, relaciones saludables, paz, etc. Sin importar cuan inadecuado o inmerecedor te puedas sentir, la verdad es que en Cristo tienes toda la fortaleza y capacidad para alcanzar todo aquello que desees y todo aquello que te has propuesto alcanzar.



¿Cuales son tus declaraciones y afirmaciones al enfrentar adversidades? ¿Estas van en pro de manifestar la verdad que eres en Cristo? Cualquiera puede ser positivo cuando las cosas marchan bien, pero tu manera de enfrentar la adversidad determinara si por medio de ella creces, adquieres sabiduría y fortaleces tu fe en Dios o simplemente eres quebrantado. Lo que declaras en medio de las adversidades tiene un impacto directo sobre el desenlace de las mismas.



Quita tu mirada de las situaciones adversas y mira a la verdad de Cristo en ti. Declara Su Verdad sobre las situaciones y descansa mientras vez todo alinearse a esta Verdad para tu bien. Toma hoy la decisión de que mas allá de la adversidad lo lograras afirmando tu vida en la Verdad.


Le escribí a dicho hermano y le expliqué que de la fe que habla la Biblia es conocer que Dios todo lo puede y dirigir hacia Él nuestras oraciones y peticiones y esperar respuesta dentro de su voluntad. Que el verso que cita sobre Isaías 55:8-13 es un hablar y declarar de Dios. Sin embargo, eso está muy distante de que el hombre mismo sea quien pretenda tomar ese lugar. Dios tiene el poder, pero los creyentes oramos a Dios para que sea Dios quien obre. La respuesta a nuestras oraciones no se nos concede por alguna clase de poder humano que depende del hablar positivo.



El hermano vuelve y me contesta lo siguiente (lo pondré en azul)


“Así que Abraham creyó en el Dios que da vida a los muertos y que llama las cosas que no son como si ya existieran. Contra toda esperanza, Abraham creyó y esperó, y de este modo llegó a ser padre de muchas naciones, tal como se le había dicho: “¡Así de numerosa será tu descendencia!” Su fe no flaqueó, aunque reconocía que su cuerpo estaba como muerto, pues ya tenía unos cien años, y que también estaba muerta la matriz de Sara. Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios, plenamente convencido de que Dios tenía poder para cumplir lo que había prometido. Por eso se le tomó en cuenta su fe como justicia. Y esto de que “se le tomó en cuenta” no se escribió sólo para Abraham, sino también para nosotros. Dios tomará en cuenta nuestra fe como justicia, pues creemos en aquel que levantó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor. Él fue entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación.” Romanos 4:17-25



Bendiciones hermano, cuando hablamos de declarar nos referimos al acto de en fe afirmar sobre una vida o situación aquello que entendemos es el deseo de Dios (Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.” 3 Juan 1:2) sobre la aparente realidad de enfermedad, escases y demás adversidades que se puedan estar presentando. Quiera o usted llamarlo “Ley de atracción” o meramente la constancia de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1) es parte de una oración asertiva y efectiva y como vemos en Romanos 4:17 el primero en llamar (declarar) las cosas que no son como si fuesen fue el mismo Dios.



Por eso nos llamo hijos cuando ni le conocíamos y nos a dado vida plena y abundante aquí y ahora por medio de Cristo (Juan 10:10) junto a la promesa de vida eterna con El (Mateo 19:29) entre muchas otras promesas. Pero somos nosotros los que hemos tenido problema no solo para aceptar las mismas sino para manifestarlas en nuestras vidas tal como El quiere. Es muy cierto lo que dice pablo: “Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma” Romanos 2:14-26, hay cosas que tenemos que hacer y decisiones que tomar mientras declaramos que el bien de Dios se manifiesta en nuestras vidas hoy. Pero esto no le resta importancia al ejercicio de afirmar y declarar en fe. Te invito a escudriñar las escrituras con una mirada restauradora y te darás cuenta que esto de la “ley de atracción” o meramente “fe” es mas Bíblico de lo que crees y que mas allá de nuestras obras y declaraciones, finalmente nuestro Padre que nos ama, conoce y desea lo mejor para nosotros nos enseñara y encaminara provechosamente por el camino que debemos seguir.


Te amamos y bendecimos…


Le pedí al hermano que me escribía que me contestara las siguientes preguntas:



1) ¿Porqué Pablo siendo uno de los más grandes apóstoles de Jesucristo nunca utilizó la llamada "fe del confiésalo y recíbelo" para ser sano de su aguijón, en cambio oraba y clamaba a Dios para que Dios obrara?



"Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo". (II Cor. 12:7-9)



2) Es cierto o falso que la fe de la que habla la Biblia es orar al Padre quien todo lo puede para que sea el Padre quien nos conteste como se nos dice en:



"Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús". (Hechos 4:29-30)



"Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén". (Mateo 6:9-13)



3) ¿Porqué la fe de la que habla la Biblia es dirigir nuestra petición al Padre y esperar su respuesta en vez de creer que por incubar ideas o retratos en la mente humana como si la respuesta a nuestra oración fuera el resultado de algún poder liberado de manera humana?



4) Si fuera eso lo que muestra la Biblia, ¿porqué los santos de Dios no cambiaron su realidad donde muchos estuvieron enfermos, presos, azotados, etc por una clase de fe que los colocara en un mejor escenario?



5) ¿Porqué Timoteo no uso el repite y gana para ser sano de sus enfermedades? I Timoteo 5:23



6) ¿Porqué Job no fue libre de sus pruebas por medio del repite y gana? En cambio, Job afirma que sus palabras no cambiaban para nada su situación:



"Si hablo, mi dolor no cesa; Y si dejo de hablar, no se aparta de mí". (Job 16:6)



7) ¿Porqué no encuentro en mi Biblia un sólo texto que diga "Yo declaro esto o aquello..."? En cambio, se nos invita en la Biblia a dejarle conocer a Dios nuestras peticiones (Filipenses 4:6)



8) Romanos 4:17-25 el cual me citas nos dice que Dios es el que hace la obra y quien tiene la palabra de poder. ¿Dónde dice que es el hombre el que le ordena a las cosas? Creo que Dios todo lo puede y actúa cuando le pedimos. Pero no encuentro evidencia que diga que nosotros somos los que logramos las cosas por hablar lo que queremos.



9) ¿Puedes brindar algún ejemplo bíblico que muestre a un creyente obteniendo algo por medio del hablar positivo?



10) ¿ Según 3 Juan 1:2 se puede medir la espiritualidad del hombre por medio de los bienes terrenales que tiene o deja de tener?



11) ¿No es la definición de la fe "la constancia de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1)" una invitación a confiar en que Dios puede hacer todas las cosas, en ves de que el hombre crea que por sus técnicas de visualización logra obtener lo que pide?



12) Lo que me citas de: Romanos 2:14-26, donde dice:



“Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma” Romanos 2:14-26,



Esa fe de la que está hablando ¿Crees que se refiere a técnicas de visualización o se está refiriendo a que uno que diga ser creyente tiene que mostrar hechos de los frutos del Espíritu delante de los hombres como muestra de que es un hombre de fe?


Luego me respondió el hermano (pondré en azul sus comentarios)


Saludos y disculpe el no poder responderle antes, pero creo que hubo un malentendido. Nuestro fin al abrir este espacio no a sido ni será el servir como foro para discusiones respecto a teología o doctrina. Mas bien es nuestro deseo bendecir, edificar por medio de La Palabra y abonar al desarrollo de relaciones saludables, sólidas e inquebrantables con Nuestro Padre Celestial mas allá del lugar en el que perseveran los que leen, pues entre los que se han unido a la pagina hay desde los que no se congregan en ningún lugar, evangélicos, católicos y hasta budistas, todos ellos siendo expuestos a la verdad de Dios por medio de Su Palabra.



Con relación a las preguntas que me envió entiendo que sin importar la respuesta que de a las mismas quedara insatisfecho generando más discusión y como antes menciones no es el fin de este espacio, por lo cual decidí no contestarlas con excepción de la número nueve:



9) ¿Puedes brindar algún ejemplo bíblico que muestre a un creyente obteniendo algo por medio del hablar positivo?



La respuesta es si y sin duda alguna hace referencia a la experiencia mas grandiosa en la vida del creyente, “La Salvación”. En Romanos 10:8-10 dice: “…Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Creo que abundar en explicaciones es innecesario.



Otra vez gracias por escribirnos y antes de cerrar esta carta es nuestro deseo que todo aquello que no entienda o crea no es correcto en nosotros simplemente lo lleve en oración al Padre, pues la oración del justo obrando eficazmente puede mucho (Santiago 5:16). Mientras seguiremos haciendo el bien y bendiciendo a todo aquel que el Padre ponga en nuestro camino.(Lucas 9:49-50).

Bendiciones…


______________________________

Esto fue lo que le contesté.


Pregunta, sobre la pregunta #9



¿Puede una persona muda ser salvo? Ya que puede creer con el corazón pero no puede expresar con palabras audibles.


La respuesta la tiene la Palabra, es Cristo quien hace el milagro cuando se cree en el poder de Dios. El milagro no es un producto humano.



Dios le platificó las muelas a mi esposa y para ese milagro, ella no tuvo que visualizar dicha sanidad. Simplemente Dios hace con su poder como quiere.


Algunos parten de la premisa que Mateo 11:23 es una autorización bíblica para que el hombre incube sueños en su interior de toda clase y comience a repetir audiblemente todo lo que quiere y a crearse alguna clase de autosugestión mental de tal forma que ese sueño se convierta en su creer y ese “creer” pretender transformarlo en un bien material o tangible.


El Sr. Paul Yongui Cho, quien alardea de tener la iglesia más grande del mundo en Seúl, Corea, afirma en su libro la Cuarta Dimensión (Publicado por la Editorial Vida) que la fe bíblica posee cuatro etapas de desarrollo antes de dar el resultado que la gente espera.


Dice Paul Yongui Cho que las cuatro etapas de la fe que da resultado para el hombre son:


1) Incubación


En esta etapa Cho asegura que tiene otros elementos como:


a) tener una clara visión de su objetivo

b) deseo ardiente

c) sustancia (seguridad)

d) muestras de fe (palabra hablada)


Sobre la visión del objetivo


a) tener una clara visión de su objetivo


Según lo que Cho narra en su libro, él le pedía a Dios un escritorio, una silla y una bicicleta, pero no lo recibía de parte de Dios ya que no era detallado en sus oraciones. Es decir, que sus oraciones no eran contestadas ya que no especificaba la marca, el color, la clase de productos que quería obtener. Ya que Dios al parecer necesitaba detalles para obrar en su fe.


Cho afirma que siendo detallado en lo que se quiere y se pide es que se reciben los milagros. Dice él: “El Señor no aprecia oraciones vagas e imprecisas”. En la página 17 de su libro muestra supuestos ejemplos de cómo una persona soltera puede demandarle a Dios las características físicas del novio que anhela para casarse. Según Cho, puede una persona crear un cuadro mental del color de piel, la profesión, etc. Así como otras cosas que puede detallar para que ese “incubar” pueda dar a luz la realidad. Es decir, que con una persona escribir en un papel lo que quiere y haga una lista y lo visualice día tras día, esa visualización se convertirá en una realidad física.


Cho afirma que el cristiano no debe decir: “Dios bendíceme” ya que debido a la confusión que puede crearle las más de 8,000 promesas de bendición que hay en la Biblia, Dios no puede responder a menos que se le detalle que es lo que el hombre quiere.


De esta manera, Cho afirma que su iglesia era compuesta de cientos de miembros pero aprendió a orar y pedir por números específicos para que se llenara su iglesia conforme a lo que estaba visualizado en su mente.


b) Deseo ardiente


El “deseo ardiente” del que habla Cho se refiere a andar, caminar, dormir y soñar con lo que se quiere. ¿Se puede traducir en mero afán?

c) sustancia


Sustancia (seguridad) Según Cho esto se refiere a la “hypostasis” o al titulo o papel legal que le dará la seguridad que ya tiene lo que quiere. Según Cho, esas “sustancia” algunas personas la obtienen al orar en unos minutos, pero otros demoran más. Según, él, tan pronto el hombre la logra, no debe seguir orando ni pidiendo por eso.

d) palabra hablada

La palabra hablada según Cho dice es hacer lo que Dios hace. Él dice:


“clame, y hable por una palabra de seguridad, porque de todos modos la Palabra de Dios sale y crea. Dios habló, y se formó el cosmos. La Palabra de Dios es la materia prima que el Espíritu Santo usa para crear.”


De este modo Cho introduce a sus seguidores a hacer lo mismo que hace Dios, hablar para crear. Según Cho, no es meramente usar el “hablar para crear” (Rhema) para reclamar promesas bíblicas sino que también pretende usar el mismo método para que la gente obtenga cosas como él mismo dice obtener “un escritorio, una bicicleta, una silla o un novio o esposo”.


Según Cho, los meditadores de la yoga, los sokakkakai japoneses hacen muchas sanidades y milagros fantásticos cuando aplican ciertos métodos de fe.


La cuarta dimensión de Cho


Cho afirma que el mundo físico está ligado y conectado al mundo espiritual por medio de dimensiones. Es decir, que el espíritu humano puede alcanzar conseguir lo que quiere cuando entra en contacto con esas dimensiones que están regidas por Dios y otras por el espíritu del Diablo.


Según Cho, cuando él aplica sus métodos es el Espíritu Santo quien hace los milagros:


a) tener una clara visión de su objetivo

b) deseo ardiente

c) sustancia (seguridad)

d) muestras de fe (palabra hablada)


Por otra parte afirma que las religiones paganas que aplican el mismo método, obtienen sus milagros por medio el espíritu del Diablo.


Él dice: Hay en el universo tres tipos de espíritus: el Espíritu Santo de Dios, el espíritu del Diablo y el espíritu humano. Cuando usted estudia geometría, usted pone dos puntos, uno aquí y uno allá, y si usted tira una línea entre esos dos puntos, llama a esa línea una dimensión. Es justamente eso, una línea entre dos puntos, una dimensión. Pero si usted va agregando más y más líneas, una al lado de otra, en una progresión indefinida, tiene una segunda dimensión. Tiene un plano, o superficie. Y si usted agrega plano sobre plano, una sucesión indefinida de planos, tiene una tercera dimensión. Tiene lo que llama un solidó, un volumen. El mundo material, y la tierra por entero pertenecen a este universo de tres dimensiones. La primera dimensión, la línea, está contenida en la segunda dimensión, el plano o superficie. Y la segunda dimensión está contenida, y controlada por la tercera dimensión, el volumen o espacio”.


Según Cho, el Espíritu Santo está en la cuarta dimensión controlando la tercera. Cho presenta al Espíritu Santo simbolizado en la paloma rigiendo sobre un cubo o cuadrado (donde están las dimensiones).

Dice Cho, “el Espíritu Santo incuba sobre la tercera dimensión, pero pertenece a la cuarta dimensión. Del mismo modo, el reino espiritual de la fe pertenece a la cuarta dimensión. Porque el reino espiritual abarca a la tercera dimensión, e incuba sobre la tercera dimensión, y por esta incubación o empollamiento de la cuarta dimensión sobre la tercera, fue recreada la tierra…”


Sigue diciendo Cho: “ el espíritu es la cuarta dimensión”. Cada ser humano es un ser espiritual lo mismo que material. Ellos tienen tanto la tercera como la cuarta dimensión en sus corazones. De este modo los hombres, explorando su esfera espiritual en la cuarta dimensión, por medio de visiones, imaginaciones y sueños, pueden influir sobre la tercera dimensión, produciendo cambios en ella. Eso fue lo que me enseñó el Espíritu Santo”


Cho dice claramente en su libro que la denominada cuarta dimensión de los sokakkakai es diabólica y que son personas que entran en contacto con el mundo de los demonios y obtienen milagros y sanidades. Dice Cho:


“Esos yoghis y monjes budistas pueden, naturalmente, explorar y desarrollar humanamente su cuarta dimensión, su esfera espiritual. Logrando una visión clara, y formando cuadros mentales de buena salud, pueden incubar esa buena salud sobre los cuerpos enfermos. Por orden natural la cuarta dimensión ejerce poder sobre la tercera dimensión, que son los cuerpos humanos. Con ciertas limitaciones por supuesto, pueden dar órdenes y crear cosas. Dios le dio al hombre poder sobre la creación. Ellos pueden controlar el mundo material y tener dominio sobre las cosas, una responsabilidad que pueden llenar en la cuarta dimensión. Cualquier persona, aun los no creyentes en Cristo, pueden desarrollar su ser interior, y obtener dominio sobre la tercera dimensión, lo cual incluye enfermedades y debilidades.” “Luego me dijo el Espíritu, “mira a los sokakkakai. Ellos pertenecen a Satanás. El espíritu humano de ellos se junta con el espíritu diabólico, y con la diabólica cuarta dimensión, pueden lograr dominio sobre sus cuerpos y sus circunstancias”.


Sigue diciendo Cho:


“Dios me enseñó que, ya que nosotros los cristianos, podemos llenar la cuarta dimensión de nuestro espíritu con la cuarta dimensión de nuestro Padre –el Creador del Universo–, podemos tener más dominio sobre las circunstancias…”


En resumidas cuentas, Paul Yongui Cho acepta en su libro el hecho que los paganos usan técnicas de visualización y confesión positiva para obtener toda clase de milagros que de hecho se vuelven a la realidad. De la misma manera propone la idea que los cristianos están justificados por la Biblia para usar los mismos métodos de visualización pero con la idea de que es Dios el Padre quien les da lo que quieren:


a) tener una clara visión de su objetivo

b) deseo ardiente

c) sustancia (seguridad)

d) muestras de fe (palabra hablada)


Según Cho, el factor que cambia para ver los resultados es simplemente Dios y los demonios. Los cristianos usando el mismo método obtienen de Dios, pero los paganos usando ese método obtienen del diablo.


Luego Cho por medio de su libro va en búsqueda de cristianizar y justificar por medio de la Biblia lo que él considera son pruebas que sustentan la idea que los cristianos pueden hacer igual que los budistas pero creyendo que es el Espíritu Santo quien le concede los deseos.


Cho reduce a Dios a un pensamiento humano y enlaza el poder de Dios a un mero pensamiento


Dice Cho: “¿A qué se parece Dios? ¿Tiene Dios alguna forma? ¿Se parece El a un ser humano? ¿Cómo pueden explicar ustedes la presencia de Dios? Dios es como un pensamiento. Si usted no tiene ningún pensamiento, entonces Dios no tiene cauces para hablarle a usted. No puede tocar a Dios con sus manos. No puede respirar a Dios, como respira aire con sus pulmones. Dios no pertenece al mundo sensorial. Usted puede tratar con Dios solamente en el reino de sus pensamientos. Los pensamientos de Dios nos vienen sólo a través de su Palabra o del Espíritu Santo. Sus pensamientos tocan nuestros pensamientos, y es allí donde encuentra a Dios…” (Pag. 98 La Cuarta Dimensión)


De esta manera, Dios no solo es reducido a un pensamiento humano, sino que el hombre mismo será deificado como un Dios por el poder de la mente para tomar el lugar de Dios por medio de la Palabra hablada y crear cosas.


Parafraseando lo que dice Cho:


"Dios no responde oraciones que no sean específicas"


Dice la Biblia:

"Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis. La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido. Considerad los cuervos, que ni siembran, ni siegan; que ni tienen despensa, ni granero, y Dios los alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que las aves? ¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo? Pues si no podéis ni aun lo que es menos, ¿por qué os afanáis por lo demás? Considerad los lirios, cómo crecen; no trabajan, ni hilan; mas os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos. Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe? Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud. Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas. Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas".(Lucas 12:22-31)

Parafraseando lo que dice Cho:



La etapa del deseo ardiente en búsqueda del anhelo y deseo debe ser un inquietante deseo donde la persona esté todo el día visualizando y creando el cuadro en la mente del objeto que desea.



Dice la Biblia:

"Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis. La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido". (Lucas 12:23-24)


Preguntémonos, ¿realmente la Biblia apoya el que los cristianos usen los mismos medios de “sanidad” y de hacer milagros que los que usan los paganos? ¿Porqué Pablo no usó dicho método de incubación y confesión positiva para crear un cuadro mental y ser libre de su azote, en cambio, clamaba a Dios y esperaba su respuesta. De la misma manera, porqué Timoteo usaba un poco de vino para calmar sus constantes enfermedades y nunca usó ninguna clase de visualización para pretender cambiar su estado físico? Si la llamada “Confesión positiva” es tan bíblica como sus defensores argumentan, ¿porqué los cristianos bíblicos no crearon cuadros ni mundos ideales para cambiar toda situación adversa, en cambio, fueron azotados, perseguidos, encarcelados y hasta asesinados?


No será que la llamada Nueva Era ha venido para introducirse en la iglesia con un vestido de oveja pero siendo en realidad un feroz lobo que viene a despedazar todo a su paso?


Si todo el hombre lo puede lograr por medio de listas detalladas de lo que quiere y por medio de técnicas de incubación de cuadros mentales para traerlos a la realidad, ¿Dónde queda Dios? ¿Dónde queda su voluntad?


¿O no será que el diablo se ha vestido de ministro cristiano para con palabras torcidas introducir sus herejías dentro del cuerpo de Cristo?


Si la fe bíblica siempre se tratara de hablar para conseguir algo, preguntémonos ¿porqué Cristo prefirió la voluntad del Padre antes de ceder a los deseos del corazón humano o de hacer alguna clase de espectáculo de poder para obtener algo?


Se nos dice en Mateo que el mismo diablo era el que le decía a Cristo "Dílo..." "Escrito está". Esto parafraseándolo a tiempos modernos se puede traducir: "Yo declaro esto o aquello porque la promesa dice..."


"Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está:
A sus ángeles mandará acerca de ti, y,
En sus manos te sostendrán,
Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían". (Mateo 4:1-11)


¿Porqué el Cristo no cayó en la trampa? ¿Porqué millares de creyentes si caen en la trampa? ¿Porqué millares de creyentes caen en la trampa de creer que están haciendo el bien porque simplemente citan la Biblia de manera errónea para pretender conseguir lo que desean de manera carnal?


El método que usó Lucifer fue tratar de que el Cristo obtuviera lo que él deseaba y a la misma vez citando la propia Biblia. De la misma manera, el enemigo sigue tentando a millares para que procuren darle rienda suelta a toda clase de cosas terrenales y a la misma vez usando el pretexto: "Escrito está".


Los cristianos debemos procurar hacer la voluntad de Dios por encima de cualquier idea, pensamiento o sueño y anhelo humano. Porque escrito está:


"no sea como yo quiero, sino como tú" (Mateo 26:39) y "Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra". (Mateo 6:10)


En la Biblia tenemos las numerosas evidencias que nos dicen como los profetas y apóstoles fueron martirizados. Estos vieron la muerte, sin embargo, para ellos, también era la promesa dada en el Salmo 91.


¿El hecho de que una persona muera significa que Dios es menos protector? Claro que no. De la misma manera, no se puede hacer un conexión de "confiesa y recíbelo" como si se tratara de alguna ley donde Dios está obligado a realizar los designios humanos.



Un problema de reverencia, posición y de relación


Creo que el asunto que predomina en la iglesia de hoy es un problema que se relaciona con la falta de respeto y de reverencia a las cosas de Dios. Predomina en mucha gente un falso cristianismo superficial y sin raíces genuinas. La gente en vez de buscar a Dios de veraz, de lo que tratan es de simplemente conseguir algo para lo cual gastar en algún deleite en vez de una relación genuina con Dios que los conduzca a la humillación, a la devoción, y a la entrega total. En cambio, viven vidas enfocadas en lo que obtendrán de forma material impulsados por voces erróneas que los dirigen a querer granjear el mundo material justificándolo con la Biblia misma.


Es la clase de falso cristianismo que propone en falso ídolo al que la gente pueda tratar como alguien más del grupo que está obligado a darle todo lo que ellos quieren.


Se oyen frases como: "Dios es el dueño del oro y de la plata, así que podemos tener todo lo que queramos de la tierra" "Somos hijos de un rey, debemos tener toda clase de lujos" "ser pobre es estar en pecado y lejos de la bendición"


A veces, los cristianos actúan como si el Dios de los cielos fuera uno más del mismo grupo donde la gente puede ir y decirle: "Oye Dios, quiero que me des un auto lujoso, una casa lujosa, dinero a granel, toda clase de bienes, etc." y luego le dan una palmadita en el brazo como si con eso obtuvieran lo que quieren. Sin embargo, la Biblia nos dice que nuestra relación hacia Dios es una de respeto y de reverencia. Se nos dice:



"A ti alcé mis ojos,
A ti que habitas en los cielos.

He aquí, como los ojos de los siervos miran a la mano de sus señores,
Y como los ojos de la sierva a la mano de su señora,
Así nuestros ojos miran a Jehová nuestro Dios,
Hasta que tenga misericordia de nosotros.

Ten misericordia de nosotros, oh Jehová, ten misericordia de nosotros,
Porque estamos muy hastiados de menosprecio.

Hastiada está nuestra alma
Del escarnio de los que están en holgura,
Y del menosprecio de los soberbios." (Salmo 123)


¿Cómo miran los ojos de los siervos (esclavos) a la mano de sus señores? ¿Será una mirada que ponga al Dios supremo en un estado inferior? ¿o será una mirada de respeto y de santa reverencia?


_____________________________________

_____________________________________


Preguntas que deben contestar aquellos que sustituyen el poder de Dios por el poder de la "palabra hablada":


1) ¿Por qué si la contestación de Dios se recibe de forma tan simple como el "decláralo y recíbelo", Pablo no usó ese "método de fe" para conseguir ser libre de su azote? En cambio, le pedía a Dios a manera de clamor y ruego que Dios lo quitara.

"Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad". -II Cor. 12:7-9

2) ¿Por qué Pablo no le aconseja a Timoteo que declarara por fe que sus enfermedades estaban ya sanas? Es decir, "declara que eres libre de toda enfermedad y eso tendrás". Sino que le dice:

"Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades". (I Timoteo 5:23)

3) ¿Por qué Job no cambió toda la tragedia de su vida con el "confiésalo y recíbelo"? En cambio, esperaba en la misericordia de Dios.

4) Pablo, el más grande de los apóstoles ¿No poseía suficiente fe para obtener un milagro de sanidad?

5) De igual forma, Timoteo, ¿estaba escaso de fe?

6) Yo creo que lo que sale de la boca de Dios es lo que se recibe. Pero eso es muy diferente a decir que es la boca humana la que logra algo.

7) La fe de la que habla la Biblia es en conocer que Dios todo lo puede cuando clamamos y rogamos a Dios. Pero eso dista mucho de afirmar que es el hombre que lo logra por medio de la Palabra hablada.

8) Creo que hay una diferencia en pedirle a Dios que nos responda conforme a su palabra y pretender nosotros mismo sugestionarnos de alguna manera. Yo he visto milagros de sanidades cuando hemos orado (clamar y pedirle) a Dios. También mi esposa tiene plata puesta por Dios en su boca. Sin embargo, esos milagros no son el producto de un "confiésale y recíbelo" sino de creer en un Dios que todo lo puede.

9) Tenemos miles de promesas, esas promesas podemos reclamarlas a Dios de acuerdo a su voluntad. Reclamar y pedir es muy diferente a autosugestión mental de que se tiene esto o aquello.


DIOS LE RESPONDE AL SER HUMANO QUE TIENE FE EN EL, PERO DIOS NO OBEDECE YA QUE EL ES DIOS Y EL HOMBRE ES UNA CRIATURA. DIOS NO ES UN MONIGOTE QUE HACE LO QUE EL HOMBRE DESEA, SINO QUE DIOS ES GRANDE Y SOBERANO Y HACE SU VOLUNTAD CUANDO EL HOMBRE CLAMA CON FE.



Temas relacionados:


Algunas notas sobre el tema de la "confesión positiva" (Rhema)


Budismo



La Nueva Era y su tergiversación del mensaje cristiano



La Nueva Era trae la misma filosofía que tuvo Hitler


El libro secular de la Nueva Era titulado: "La Nueva Tierra" (El renacimiento de la tierra) dice:

Aquellos que asciendan serán elevados desde nuestra actual "Tercera Dimensión" física y densa, pasarán rápidamente por la "Cuarta Dimensión", hasta la etérica "Quinta Dimensión", hacia el año 2012, el comienzo de la nueva Era de Acuario en la Tierra. Desde la "Caída de la Atlántida", hace 12.500 años, nos hemos encontrado bajo un "Velo de Olvido" que rodea la Tierra como "Escuela de Duro Aprendizaje", en una especie de "cuarentena" que nos aleja del acceso directo a otros planos más elevados. Aquellos de nosotros que logremos la Ascensión recuperaremos la "Consciencia Total", lo que nos permitirá estar conectados conscientemente a nuestro "Yo Superior" al igual que a otros mundos espirituales más elevados.

Estos próximos eventos han sido recogidos también en la Biblia como la largamente esperada "Segunda Venida de Cristo". Tendrá lugar un día del "Juicio Final", donde se separará el trigo de la cizaña, es decir, los que van a ascender de los que no, seguido de un periodo de "Tribulación" para los que queden aquí, durante el cual habrá grandes convulsiones en el planeta Tierra.

(Lo anterio fue una cita)

El libro secular secular de la nueva era lo puede ver en: http://www.thenewearth.org/nespanish2.html