CONSÍGUELOS EN AMAZON

viernes, 23 de septiembre de 2011

Sobre el activismo de los homosexuales: No se trata de discriminación sexual, lo que ellos defienden es distorsión, y perversiones contra natura.

El activismo de los homosexuales aparece

ilustrado en un juego de cartas ocultista

llamado INWO, el cual lo presenta como

parte de su agenda mundial


La agenda anticristiana del Nuevo Orden Mundial incluye la agenda destructora de la sociedad de los homosexuales y lesbianas. Es un hecho que ni usted ni yo hemos venido al mundo por la unión del mismo sexo, si estamos en este mundo es porque hubo la interacción entre un hombre y una mujer. Esto a menos que usted esté buscando alguna clase de pretexto para proponer otra cosa o esté experimentando en laboratorios como muchos hacen hoy para crear vida por medio de técnicas de tubos de ensayo. Los recientes adelantos tecnológicos de seguro harán que algunos traten de glorificar la ciencia para seguir oponiéndose a la familia tradicional. Lo cierto es que la naturaleza creada por Dios puso al hombre y a la mujer para que uniéndose pudieran procrear y crearan una familia. Los modelos distorsionadores modernos a lo que obedecen es a agendas de aquellos rebeldes que por alguna razón tienen como blanco de ataque todo lo puro y verdadero para imponer abominaciones. Los mismos argumentos que usan los que se rebelan contra el matrimonio de un hombre y una mujer son esgrimidos una y otra vez por grupos similares como NAMBLA, grupo que busca legalizar la pedofilia o relaciones entre adultos y niños. Estas aberraciones inmorales tienen toda clase de "primos" inmorales como lo son las agendas que procuran unir mujer con mujer y hombre con hombre. Si usted toma a todas las mujeres y las ubica en América del Norte y toma a todos los hombres y los ubica en América del Sur sin ninguna interacción sexual, lo que tendrá es la extinción de la humanidad. Hoy, esta clase de perversiones son defendidas de forma activa por aquellos quienes presos de cadenas psicológicas y con problemas patológicos han sabido eliminar por medio de su influencia social la "homosexualidad" de la lista oficial de trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica Norteamericana. Hoy en día existe toda un agenda inmoral que usa toda clase de pretextos para tratar de legislar a favor de abrirle las puertas a la unión distorsionada entre el mismo sexo. En especial, existe una agenda mundial de artistas que siendo ellos mismos presos de estas abominaciones, utilizan toda clase de argumentos para influenciar sobre las mentes de los débiles. Tomemos el caso de aquellos que le llama "crímenes de odio" a todos aquellos casos donde hay violencia contra personas que practican la homosexualidad. De esta manera tratan de proyectarse como mártires para adelantar sus agendas. Desde que el mundo es mundo ha existido lamentablemente la violencia. Cuenta la historia que el primer homicidio se dio entre dos hermanos. Caín se levantó contra Abel y la violencia ha perdurado en todos los siglos, sin embargo, aunque la violencia siempre ha estado ligada al odio de alguna manera, es en este tiempo (veintiún siglos después) que las agendas perversas están usando las frases "crímenes de odio" para crearse una imagen de víctimas en la sociedad. Es una clase de manipulación social, tratar de hacer pensar que son víctimas para que los gobiernos les abran las puertas a sus prácticas. Ni la violencia, el acoso o "bullying" no se puede tolerar de ninguna parte de la sociedad, pero tampoco se puede caer en la trampa de estos grupos activistas en pro de la inmoralidad que pretenden victimizarse con toda clase de argumentos para adelantar su prácticas o tratar de hacerlas pasar como normales cuando claramente son contra la naturaleza y contra la existencia de la sociedad misma. Ya dijimos anteriormente que si usted parea gente del mismo sexo y promueve ese tipo de conducta, en realidad lo que está haciendo es creando un final para la sociedad del mañana. Una de las falacias de los activistas pro homosexuales es que hacen alegaciones de "discrimen". De la única manera que aplica un "discrimen sexual" es cuando se refiere a un discrimen contra los sexos verdaderos sea de hombre o de mujer, sin embargo, no existe un sexo alternativo. Queremos dejar claro que lo que defienden las agendas activistas de “gays” y lesbianas no son leyes anti discrimen ni tampoco derechos civiles. De lo que se trata es de agendas y maquinaciones que atentan contra la sociedad misma. Sucede que quien está hundido en el hoyo, lo que pretende es que todo el mundo esté de la misma forma. La proliferación y la abundancia en la sociedad de esta clase de tendencias inmorales de lo que hablan es de un deterioro moral que de ninguna manera traerá un buen futuro para nadie.


Ni las iglesias, Dios, la Biblia o los cristianos discriminan contra nadie pues el llamado al arrepentimiento es abierto para toda clase de personas. Es decir, el amor de Dios expresado en Juan 3:16 aplica a toda clase de grupos. Sin embargo, esos grupos tienen que pasar por el proceso de conversión y regeneración como toda persona que se acerca a la fe de Jesucristo. Esa regeneración, salvación, redención y gracia de Dios implica que el hombre sea transformado lejos de lo que vivió en su vieja vida pecadora. La homosexualidad es considerada pecado y abominación a Dios al igual que otros pecados de muerte. Jesucristo tiene el poder para transformar a los pecadores en gente de bien, de la misma manera tiene el poder para cambiar lo torcido y ponerlo derecho. Dios puede transformar una mente distorsionada en una mente de bien. Los homosexuales tienen la oportunidad de salvarse entregando sus vidas a Jesucristo y permitiéndole ser lavados de sus transgresiones y de esta manera, dejaran de unirse entre su mismo sexo y serán una matrimonio normal de un hombre y una mujer como lo establece el Creador en su palabra.