EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

sábado, 3 de mayo de 2014

¿La fe de Dios?

¿La fe de Dios? O más bien LA FE EN DIOS. Se escucha a menudo en los púlpitos modernos la frase "la fe de Dios", dando a entender que el hombre puede poseer la misma facultad de Dios para hacer cualquier cosa, es decir, convertir al hombre en un DIOS-HOMBRE. Esto suena a Herejía. Dios no vino a crear DIOSES, vino a buscar adoradores y a santificar al hombre. ¿Tiene fe Dios? Cuando la Biblia utiliza el concepto "La fe de Jesús" no se refiere a que Dios necesite de un ser superio a él, más bien a lo que se refiere dichos términos es al conglomerado de sanas doctrinas que resume la voluntad de Dios para la práctica de la iglesia. Esto es muy diferente a afirmar que "Dios tenía fe". Más bien, Dios es más grande que todo lo que existe, por ende todo está debajo de sus pies y él es Señor de todo lo que existe. Simplemente ordena con su voz y todo obedece. En cambio, las criaturas somos los que tenemos que ejercitar la fe en él porque él es el SER SUPREMO. El hombre es el que necesita la fe, Dios simplemente ejecuta con su poder. Ningún hombre puede reclamar haber hecho esto o aquello por medio del poder que emana como producto de si mismo, sin embargo para los creyentes hay un Dios que todo lo puede y que actúa a su favor en todas las circunstancias. Los creyentes tienen un Dios que cuida de ellos, pero la corriente del mundo juega a ser dioses y a crear esto u aquello por medio de sus palabras y de su propia fuerza. Para los creyentes, toda la contestación y la respuesta la tiene Dios, pero para el mundo, son ellos los que pretenden crearlo todo por medio de sus técnicas de fe. Cuidado con la Nueva Era.


Tened fe en Dios (Marcos 11:22)