APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

sábado, 10 de diciembre de 2011

La fe bíblica versus la fe de las religiones orientales

La fe es esa seguridad y certeza que tiene el creyente de que existe un Dios real, pero invisible a nuestros ojos carnales, quien tiene cuidado de nosotros y nos da y nos dará todo lo que necesitamos de acuerdo a sus riquezas en gloria. Tenemos fe que Dios nos oye, nos atiende y nos responde. Fe no es una técnica de autosugestión, fe es creer que Dios nos oye y que si pedimos algo de acuerdo a su voluntad, él lo dará. "Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve." (Hebreos 11:1) "Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible." (Hebreos 11:27) "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan." (Hebreos 11:6) "Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno." (Efesios 6:16) "Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá." (Romanos 1:17)

¿Existe otra clase de fe? Los monjes budistas de acuerdo a su religión oriental tienen por práctica lo que ellos llaman "el poder de la mente". Se trata de técnicas de autosugestión mental, visualización y creencias en que el hombre transforma al mundo por medio de alguna clase de energía. De esta manera, ellos pueden realizar muchos milagros que le sirven como base para extender su religión y darle credibilidad por siglos. Es una clase de fe en la cual el hombre ordena y crea a pedir de boca. Paul Yongui Cho afirma en su libro "La Cuarta Dimensión" que el producto de esos milagros de los llamados sokakai budistas es el poder de los demonios. Curiosamente, Cho propone en su libro que los cristianos pueden utilizar las mismas técnicas de autosugestión mental y visualización para obtener sus milagros de "parte de Dios". Una clase de fe que propone que lo que usted quiere se obtiene por medio de "palabra hablada", "visualización", "confesión", "autosugestión". Estas enseñanzas han pasado a ser la creencia de muchos ministerios cristianos modernos, incluso de renombre. Tengamos cuidado y no estemos cambiando el evangelio por la Nueva Era, a Cristo y su voluntad, por nuestros propios designios...



Dios es un Dios de milagros, sin embargo, lo sensacional que puedan parecer los milagros o lo sorprendente de los mismos, no es una norma con la cual sea el sello de autenticidad de que algo proviene de Dios. Dice:


No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7:21-23)


¿Cómo se obtienen los milagros?


¿Por medio de la súplica, la espera y la respuesta de Dios, o es algo que obtenemos por medio de alguna otra clase de medios paganos?