CONSÍGUELOS EN AMAZON

viernes, 24 de junio de 2011

Sobre las drogas, las uniones contra natura y las agendas políticas perniciosas

http://fc09.deviantart.net/fs48/f/2009/224/c/9/Marihuana_Brushes_by_myszka011.jpghttp://images9.cpcache.com/nocache/product/19838449v2147483647_480x480_Front.jpg

Quieren legalizar la marihuana en Estados Unidos con la falacia de que “ se le viola la libertad individual y privacidad de la gente”. Con ese estratagema cualquiera puede “justificar” las otras drogas, crack y la cocaína. Últimamente, cuando se trata de justificar aberraciones y distorsiones sociales, son muchos los que esgrimen toda clase de argumentos sin base alguna con tal de defender sus mentes e ideas torcidas. Lo trágico ocurre cuando estas personas sin escrúpulos se encumbran en los gobiernos y cuando utilizan los medios de comunicación para lavar cerebros e imponer sus distorsiones a la moral. De esto se valen los "activistas" en pro de imponer sus asqueados estilos de vida, utilizan a aquellos artistas y personalidades que han caído tan bajo como ellos y que puedan tener fachadas de gente de renombre para impulsar sus agendas en toda clase de medios de comunicación y esfera social. Como si fuera poco siguen abriéndole paso a las uniones del mismo sexo. Entiéndanlo, no vinieron al mundo como resultado de la unión de dos hombres ni de dos mujeres. Están fuera del orden natural y es pecado contra Dios y contra el hombre mismo. Los "activistas" que defienden estas aberraciones lo que están haciendo es destruyendo la sociedad y la sana familia. Aquellos quienes están en el hoyo, lo único que les interesa es arrastrar al hoyo a todos los demás.

http://msnbcmedia.msn.com/j/msnbc/Components/Photos/070827/070827_gaymarriage2_hmed12p.hmedium.jpg

Mientras la degeneración social sigue aumentando, cada vez más se acerca también el retorno de Jesucristo. En la foto, parejas distorsionadas celebran el que los gobiernos le abran las puertas a la degradación sexual.

“Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.” (Mateo 24:38-39)

Todo este escenario que estamos viendo del avance en los estados del permiso de los gobiernos hacia las uniones del mismo sexo es una clara señal del inminente regreso de Jesucristo. El dijo que ese sería el escenario antes de su regreso. Lucas 17:28-30 dice que sería similar a los días de Lot. ¿Cómo eran los días de Lot? Vea Génesis 19:5 donde se narra que la "libertad sexual" era tal que se atrevieron ir con violencia a la casa de los justos. Jueces 19:22. Sin duda alguna que lo que vemos ahora es sólo el comienzo de una gran estampida de opresión inmoral que se hará cada vez más visible y arropando a todo aquel que no esté firme. El final ya está anunciado.


¿Qué de la desinformación moderna que denigra a los apóstoles cristianos llamándolos "homosexuales"?

Es imposible que los discípulos de Jesucristo fueran homosexuales. Primero, para hacerse discípulo de Cristo hay que tomar una dirección diferente a la del mundo. Es decir, todos nacemos pecadores y no hay justo ni aun uno, sin embargo, al permitirle a Jesucristo venir a reinar en nuestra vida él imparte de lo que él tiene y lo que él tiene es santificación, limpieza, regeneración, sanidad, restauración y renovación. Cuando estábamos en el pecado, andábamos bajo la corriente del mundo. Por eso dice: “Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.” (I Corintios 6:11) Es decir, al venir a los pies de Jesucristo, todo ese pasado quedó sepultado y se nos dio nueva vida conforme a la santidad de Dios. (II Corintios 5:17) La Biblia nos dice que el hombre vino al mundo por la unión de Adán y Eva. Es decir, por la unión entre el sexo masculino y el femenino. Naturalmente no existe la manera en que dos hombres puedan procrear o dar a luz un hijo, ni mucho menos dos mujeres. Naturalmente Dios hizo dos sexos con un propósito. Ir en contra de eso, es ir en contra naturaleza. Contra Dios mismo. Los apóstoles lavados por la sangre de Cristo predicaron que los que practican la homosexualidad NO heredaran el reino de los cielos. (I Corintios 6:9) (Romanos 1:26) Por ende, si predicaban contra esto es imposible que ellos mismo fueran participes de esas aberraciones sexuales. No se trata de “tirarle piedras a nadie”, se trata de hacer lo que estamos llamados a hacer, es decir, ser luz en medio de las tinieblas. Por medio de la Sagrada Biblia se nos dice lo que es correcto versus lo incorrecto. Si Dios lo dice, entonces estamos para anunciar lo que Dios dice, y claramente dice que los que practican la homosexualidad no serán participes de la herencia celestial y por ende recibirán lo que está destinado para los incrédulos. (Apocalipsis 20:15) ¿Quién ama más a los pecadores y homosexuales? Creo que mostrarle el camino por medio del arrepentimiento, la conversión, la santificación e invitarlos a una vida sana y renovada es una muestra de amor hacia ellos para que no perezcan en el infierno con los demás pecadores. El llamado es al arrepentimiento, pues de esa manera actual en la que se encuentran van derechos a la perdición y Cristo desea su salvación. Que quede claro que es un llamado y no una manera de juzgar o señalar a nadie. Otra cosa, existe en la televisión norteamericana todo un lavado de cerebro con programas creados por anticristianos quienes están tratando de “reescribir” la historia. Se trata de los gnósticos cuyo propósito es hacerle creer a la gente que lo que dice la Biblia no es cierto para luego proponer una versión diferente del cristianismo. Se trata de un estratagema más de los anticristianos para que la gente decline en su fe cristiana para ir en pos de falacias creadas por ellos, en especial por la masonería. Ellos controlando los medios de comunicación tratan de trastocar la fe pues su propósito tienen en dirigir el mundo a lo secular.


"...sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo..." (I Pedro 1;18-19)