CONSÍGUELOS EN AMAZON

miércoles, 7 de diciembre de 2011

¿Quién dice la palabra? ¿Dios o el hombre?

"Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora. " (Mateo 8:8-13)

"Envió su palabra, y los sanó, y los libró de su ruina." (Salmo 107:20)

¿Porqué Cristo no le dijo "ve decretando por el camino" "declara que está hecho y lo recibirás" o "visualiza que está sano y se sanará"?

¿Porqué Cristo no le dijo "di tú la palabra"? En cambio, el hombre se dirigió en humillación y en fe a Cristo, para que Cristo fuera el que diera la orden de aquel milagro.

¿Porqué el ejemplo de fe que vemos en la Biblia es dirigir a Dios nuestro pedido en fe y de forma constante, y de espera en Dios tal y como dice Lucas 18:1-8 y lo que vemos hoy es completamente distorcionado donde el hombre mismo pretende auto contestarse las oraciones por medio de decretos, órdenes o declaraciones? Dice:

También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar,
diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?
Lucas 18:1-8

Tampoco se puede tomar la Biblia y recitarla como si se tratara de algún talismán. En cambio, el ejemplo que tenemos en la Palabra es de ir a Dios en fe y hablarle como lo que él es, una persona, quien atiende y oye nuestro clamor. Se trata de una relación de amistad y no de alguna clase de conjuros milagrosos.