APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

jueves, 8 de diciembre de 2011

UNA COMBINACION MORTAL: El silencio, la ignorancia, el lucro, la avaricia, el espectáculo, el entretenimiento, el engaño y las HEREJIAS

Muchos se sienten importantes o con un complejo mesiánico cuando de alguna manera logran infiltrarse dentro de diversas congregaciones. Atraen la atención de la audiencia, la audiencia tiene comezón por oír cosas nuevas, estos aprovechan la oportunidad, no sólo de tener oidores, sino también de entretenerlos por un buen rato. Si ese buen rato les genera ganancia, prepárese, porque el espectáculo se irá ampliando y tomando toda clase de formas. Los falsos profetas estudiarán cada aspecto dentro de sus plataformas de control, no sólo para entretener, obtener ganancias fáciles, y regar falsas enseñanzas. Se convertirán en muros que impiden ver a otros la luz del verdadero evangelio de Jesucristo. Usarán el aislamiento y sugestionarán las mentes de sus oyentes para que se aíslen de la información o de las voces que puedan sacarlos de sus redes. Para ganar adeptos utilizarán técnicas psicológicas de los halagos, aduladores de palabras para ganarse el aprecio de sus víctimas. Cuentan con templos, imprentas, literatura, medios de comunicación, exposición en diferentes medios los cuales usan para conducir al error. Como todo, mezclarán la verdad con la mentira para impulsar sus ideas y utilizarán cuanta oportunidad se les presente para atacar sea directa o indirectamente a todo aquello o aquellos quienes atente contra su "empresa" o "negocio".

Algunas advertencias que tenemos en la Biblia sobre los tales:

Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales. (I Timoteo 6:3-5)

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. (II Timoteo 4:1-4)

Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por AVARICIA harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme (II Pedro 2:1-3)

Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas INFLADAS, adulando a las personas para sacar provecho. (Judas 1:16)

Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir. (Isaías 56:10)

Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. (Juan 10:13)

Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová; que dicen a los videntes: No veáis; y a los profetas: No nos profeticéis lo recto, decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras; dejad el camino, apartaos de la senda, quitad de nuestra presencia al Santo de Israel. Por tanto, el Santo de Israel dice así: Porque desechasteis esta palabra, y confiasteis en violencia y en iniquidad, y en ello os habéis apoyado; por tanto, os será este pecado como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene súbita y repentinamente. (Isaías 30:9-13)

Porque algunos hombres han entrado ENCUBIERTAMENTE, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en LIBERTINAJE la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo. (Judas 1:4)

Vea los temas:

Cartografía / Maldiciones generacionales / G-12 / culto de la risa/ teología de la prosperidad

¿Redescubriendo el cristianismo o cayendo en apostasía?