CONSÍGUELOS EN AMAZON

sábado, 14 de abril de 2012

TESTIGOS FALSOS

Dice uno de los 10 Mandamientos: "No hablarás contra tu prójimo falso testimonio." (Éxodo 20:16)

Uno de los primeros ejemplos del falso testimonio, la conspiración y la mentira en la historia humana, se dio en el tiempo de José, cuando sus propios hermanos conspiraron contra él. Vea: Génesis 37. El falso testimonio envuelve: mentiras, falsos dramas, historias inventadas, un maquiavélico plan y premeditación y alevosía. Envuelve a más de una persona quienes se ponen de acuerdo para decir una misma historia falsa con el fin de derribar a un hombre o grupo. Ese ha sido el caso contra los santos de Dios y contra la iglesia. El enemigo, al verse al descubierto utiliza esta clase de artimañas perversas.

Uno de los mayores engaños de Lucifer contra la iglesia de Cristo lo es la calumnia, la mentira, la difamación y la murmuración.

Dice el salmista:

"No me entregues a la voluntad de mis enemigos; porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad." (Salmo 27:12)

¿Quiénes son los testigos falsos?

Los testigos falsos son personas llenas de odio y de maldad contra el cristianismo quienes tras bastidores se ponen de acuerdo para derribar a algún blanco que tienen como ataque. Ellos están dispuestos a hablar toda clase de historias creadas y falsos testimonios para hacer creer que su historia es verdadera con el propósito de tildar a su víctima de ser un criminal y conseguir acusarle públicamente de alguna manera. Es decir, su objetivo es que un inocente salga culpable delante de la ley y sea encarcelado. Su objetivo es callar la voz de aquellos quienes hablan verdad. Hablan contra otros sin pruebas ni base alguna, sino simplemente hacen creer sus historias por medio de la manipulación.

Dice:

"Los que prendieron a Jesús le llevaron al sumo sacerdote Caifás, adonde estaban reunidos los escribas y los ancianos. Mas Pedro le seguía de lejos hasta el patio del sumo sacerdote; y entrando, se sentó con los alguaciles, para ver el fin. Y los principales sacerdotes y los ancianos y todo el concilio, buscaban falso testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte, y no lo hallaron, aunque MUCHOS TESTIGOS FALSOS SE PRESENTABAN. Pero al fin vinieron dos testigos falsos, que dijeron: Este dijo: Puedo derribar el templo de Dios, y en tres días reedificarlo.' (Mateo 26:57-61) (Hechos 6:13)

LO HICIERON CONTRA CRISTO, LO HARAN CONTRA LOS CRISTIANOS

La iglesia desde el mismo principio estuvo sujeta a los mismos padecimientos:

"Pero los judíos instigaron a mujeres piadosas y distinguidas, y a los principales de la ciudad, y levantaron persecución contra Pablo y Bernabé, y los expulsaron de sus límites." (Hechos 13:50)

"Alejandro el calderero me ha causado muchos males; el Señor le pague conforme a sus hechos." (II Tim. 4:14)

"No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida." (Apoc. 2:10)

"Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros." (Mateo 5:10-12)

La iglesia no está libre de estos conspiradores




Claramente se dice:

“Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.” (Judas 1:4) En III Juan 1:9 vemos también el caso de un opositor del evangelio y de los santos usurpando los ministerios de Dios para utilizar su posición para obstaculizar la labor de los siervos de Dios. Estos vienen hablando palabras de piedad delante del público, pero tras bastidores murmuran contra su prójimo y dañan reputaciones basándose en mentiras y desinformación.

Si un creyente viene a ser víctima del falso testimonio, de la conspiración, incluso, si llega a ir a la cárcel por medio de las maquinaciones del enemigo, si su nombre es difamado y destruida su reputación, y este hombre es inocente, tenga por seguro que Dios está con él y más allá de sus sufrimientos obtendrá la salvación, aunque muchos se dejen llevar de la falsa propaganda que le hicieron en su contra. El cristiano tiene que tener claro que la salvación se la dará Dios, si permanece fiel, y no hombre alguno.




En este último tiempo el enemigo tiene un especial interés en lograr dominar los medios de comunicación, en especial, la radio, la televisión, el Internet, con el propósito de ubicar de forma estratégico a sus satélites que posteriormente usarán para llevar a cabo sus falsos testimonio contra la iglesia de Cristo. De la misma forma, el enemigo, tiene gente preparada que fungirá y fingirán ser reverendos, pero cuya meta es servir de oposición a la iglesia de Dios. Se trata de lobos vestidos de ovejas que se opondrán a los verdaderos siervos de Dios. Ellos usaran de las maquinaciones que hace su padre el diablo, porque lo que ven es lo que aprenden. Podrán echar a muchos a la cárcel, pero no podrán impedir que Dios cumpla sus propósitos.


En tiempos bíblicos, el poder religioso corrupto, junto con el poderío religioso le hicieron mucho daño a los siervos íntegros de Dios. Cabe preguntarnos, ¿es mejor el escenario en nuestros días? ¿O vivimos en los tiempos más peligrosos? De forma segura que la Palabra de Dios se irá cumpliendo.