APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

viernes, 20 de mayo de 2011

La música como una herramienta de control y manipulación social masiva

http://www.label-asso.fr/imagests/manipulation5.jpg

Existe un juego de cartas llamado INWO (Illuminati New World Order), es un juego completamente ocultista y presenta diferentes estratagemas que los paganos han estado imponiendo sobre la sociedad. Cada carta es una representación de una acción de control social. Ellos se presentan como los adinerados quienes han moldeado la sociedad a su antojo. Hay cartas que hablan de guerras, atentados, reubicación social, desmoralización, y toda clase de cosas. El “juego” tiene una ilustración de una mano de marioneta urdidora de todo lo que pasa en el mundo. Una de las cartas muestra claramente como la música se convierte en una herramienta de lavado de cerebro para los planes de ellos. Cuando digo “ellos” me refiero a un grupo de paganos que desde hace mucho tiempo han pretendido controlarlo todo. Incluyendo lo que pensamos, comemos, consumimos, vemos, y hasta como vestimos. Obviamente una agenda anticristiana. (Una de las defensoras de ese sistema es Lady Gaga, por lo que no debe extrañarnos el porque hace entrada en un huevo gigante en las premiaciones, pues se considera una “reptiliana”). No se trata de un grupo nuevo sino de gente quienes llevan largos años influenciando sobre el mundo en política, religión, economía y toda área social. La influencia que ellos imponen es anticristiana y es obvio que cualquier artista sin importar el género y que no sea cristiana, les puede ser útil en algún momento para adelantar sus agendas mundiales. Los cristianos siempre andan machacando sobre el hecho que se haga una separación entre la música sacra y la secular, por lo que ni siquiera los temas que muchos consideran “neutrales” en el ámbito secular son sonados en la radio cristiana. Sucede que dentro de la óptica cristiana, toda música que no vaya dirigida a Dios, va precisamente hacia el lado opuesto, sin importar si suena neutral.


Una generación dura cuarenta años, sin embargo, el plan de control humano es muy antiguo. Se puede identificar en siglos de control. La mayoría de la gente ignora que el mundo se mueve dentro de ese sistema. Toda la maquinaria musical ha dado vueltas en su engranaje por años moldeando el pensamiento humano. Una herramienta de control social muy útil por lo que los grupos controladores se han dado a la tarea de controlar la industria. Se trata de grupos paganos que se darán a la tarea de imponer sus puntos de vista de libertinaje, subversión, rebeldía, que les sirva para controlar las masas. Esos serán los héroes condecorados dentro del sistema. Mientras más inmorales los temas, más premiados serán en los diferentes géneros. La única manera de salir del control de esta “matrix” es siendo un radical en pos de Jesucristo.