CONSÍGUELOS EN AMAZON

sábado, 9 de junio de 2012

¿Es Mateo 28:19 una falsificación, interpolación o añadidura a la Biblia con el propósito de conducir a una falsa doctrina?

Algunas sectas quienes niegan la unidad en deidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo como único Dios real y verdadero argumentan que el texto de Mateo 28:19 fue añadido por los papas católicos para impulsar la doctrina de la trinidad. Por supuesto que ellos consideran la trinidad como una doctrina falsa. Para negar este texto bíblico que aparecen en la mayoría de las traducciones de la Biblia se valen del argumento de citar un único manuscrito del evangelio original de Mateo que existe en idioma hebreo. De esta forma le dan trascendencia a ese escrito y le restan importancia a todos los demás escritos y traducciones que existe sobre el libro de Mateo. Es decir, que la negación del texto de Mateo 28:19 donde se habla de la trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, pretenden validarla poniendo como base del argumento que existe un escrito antiguo donde sólo se menciona el nombre de Cristo y no del Padre y del Espíritu. Ahora bien, ¿debe un creyente o estudioso de la Biblia descartar toda clase de traducciones de la Biblia y poner su confianza y fe en un sólo escrito? ¿O debe el estudioso de la Biblia ver toda la evidencia al respecto incluyendo textos paralelos y referencias tanto cristianas como seculares que puedan arrojar luz sobre el tema? Si el texto es falso, no debe tener apoyo escritural en ninguna parte de la Biblia, pero si es verdadero, esa doctrina se repetirá en muchas maneras y de diferentes formas expresadas en la Biblia.

En la Biblia encontramos suficiente evidencia que apunta a la verdad que Dios se ha manifestado en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.


¿Cómo se presenta Cristo en la Biblia? Dice:


"El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación." (Colosenses 1:15) [Nótese que cuando a Cristo se le llama "primogénito" no se refiere en el griego original a un ser creado sino a uno que tiene preeminencia sobre la Creación]


En texto de Colosenses 1:15 vemos que si alguien quiere ver a Dios, TIENE que hacerlo por medio del Hijo. Es decir, que en Cristo el hombre tiene la plenitud de lo que Dios es. (Colosenses 2:9)

Si hay un Dios digno de reconocimiento, adoración, exaltación, gloria, poder, alabanza y toda clase de loor, debe ser conocido por medio del Hijo. Es imposible que cuando un hombre conozca esa realidad, deje de postrarse delante del Hijo de Dios y llamarle Señor, Dios, y Soberano, porque es en Cristo que se encuentra la gloria que es una con el Padre.


Dice:


"No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré." (Juan 14:1-14)

El profeta Isaías cuando profetizó sobre el Hijo de Dios, dijo:


"Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz."


Claramente, TODOS los hombres deben conocer que el Hijo de Dios es uno en el Padre. Se trata de una unidad en Deidad. Cristo no es un dios inferior al Padre. No es un "dios" con letra "d" minúscula. Cristo es Dios con "D" mayúscula.

Si hay alguien que dice ser cristiano, debe reconocer que toda honra que Dios merece, también la merece el Hijo de Dios de igual forma:


"para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió." (Juan 5:23)

El redentor del hombre no es el Padre en los cielos de forma aislada, sino que el REDENTOR es tanto el Padre como el Hijo (Job 19:25) (Salmo 19:14) (Isaías 43:14)

Jehová es uno y ese Jehová tiene un nombre:


"¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es SU NOMBRE, y el NOMBRE DE SU HIJO, si sabes?" (Proverbios 30:4)


Ahora bien, para aquellos que tratan de negar el texto de Mateo 28:19 con el propósito de negar la trinidad, deben examinar las muchas otras versiones de la Biblia que hablan al respecto, así como los muchos otros textos que hacen referencia a la trinidad en toda la Biblia. Aquí una muestra de algunas versiones de la Biblia en torno al texto en cuestión:

Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; (Spanish: Sagradas Escrituras) (1569)


Πορευθεντες λοιπον μαθητευσατε παντα τα εθνη, βαπτιζοντες αυτους εις το ονομα του Πατρος και του Υιου και του Αγιου Πνευματος, (Greek: Modern)


πορευθεντες ουν μαθητευσατε παντα τα εθνη βαπτιζοντες αυτους εις το ονομα του πατρος και του υιου και του αγιου πνευματος (Greek NT: Textus Receptus) (1550/1894)


Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, (Spanish: La Biblia de las Américas)


Euntes ergo docete omnes gentes, baptizantes eos in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti, (Latin: Nova Vulgata)


Por tanto id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo: (Spanish: Reina Valera NT) (1858)


euntes ergo docete omnes gentes : baptizantes eos in nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti : (Latin: Vulgata Clementina)

Por tanto, id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo: (REINA VALERA 1909)


πορευθέντες οὖν μαθητεύσατε πάντα τὰ ἔθνη, βαπτίζοντες αὐτοὺς εἰς τὸ ὄνομα τοῦ πατρὸς καὶ τοῦ υἱοῦ καὶ τοῦ ἁγίου πνεύματος, (Kata Matoaion) (Westcott/Hort)


Algunos trabajos de la antigüedad que citan Mateo 28:19 en su totalidad, o al menos con las tres Personas de la Trinidad incluidas:

Epístola de Ignacio a los Filipenses, Cap. 2 – 2do. siglo


Tertuliano – De bautismo, Cap. 13 – 200 DC


Tertuliano – Contra Praxeas, Cap. 2


Hipólito, en Fragmentos, Parte II, Contra las Herejías de Noeto – 200 AC


Cipriano – Los Siete Concilios de Cártago – 2do. siglo


Gregorio Taumaturgo – Confesión de Fe – 2do siglo


*La gloria del hijo es la gloria del Padre, vea:


"Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado." (Juan 12:23) y el texto que está en estrecha relación con Juan 12:23: "Padre, glorifica TU NOMBRE. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez." (Juan 12:28)


Aquellos quienes pretenden separar el nombre de Dios, la gloria de Dios, la adoración a Dios y separan al Padre y al Hijo para menospreciar al Hijo o al Padre, separando el uno o el otro, erran al aislar sus textos para proponer falsas doctrinas que no se sostienen cuando se estudia la plenitud y la integridad de la Biblia.


El creyente debe entender que el bautismo en el nombre de Cristo (Romanos 6:3) contiene a Dios en su plenitud del Padre, Hijo y Espíritu Santo. El bautismo en el nombre del Señor Jesús no puede de ninguna manera aislarse de la presencia de Dios Padre y del Espíritu Santo en el. (Hechos 19:5)


El nombre de Cristo (Dios) se usa indistintamente aplicado a la obra de Dios Padre y Dios Espíritu Santo. Veamos un ejemplo:

“Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” (Romanos 8:9)

La llenura de Dios del creyente no se trata de la llenura del Padre aislado, ni del Hijo aislado, ni del Espíritu de Dios aislado, sino que es una llenura de todo lo que Dios es: Padre, Hijo y Espíritu Santo:

Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y VENDREMOS (PLURAL) a él, y HAREMOS (PLURAL) morada con él. (Juan 14:23)

¿Cuándo Jehová fue traspasado (crucificado)?


Vemos que en Zacarías 12:8-14 Jehová Dios hablando lo hace por medio del Hijo, siglos antes que el Hijo fuera encarnado en la tierra.

En aquel día Jehová defenderá al morador de Jerusalén; el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como Dios, como el ángel de Jehová delante de ellos. Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido. Y la tierra lamentará, cada linaje aparte; los descendientes de la casa de David por sí, y sus mujeres por sí; los descendientes de la casa de Natán por sí, y sus mujeres por sí; los descendientes de la casa de Leví por sí, y sus mujeres por sí; los descendientes de Simei por sí, y sus mujeres por sí; todos los otros linajes, cada uno por sí, y sus mujeres por sí. (Zacarías 12:8-14)

Esto es una muestra de la unión en deidad de la trinidad. Notemos que Dios habla en primera persona y no en segunda ni tercera.

“Por amor de tu nombre, oh Jehová, perdonarás también mi pecado, que es grande.” (Salmo 25:11) (Mateo 3:6) (Hechos 8:16)


Vemos que Dios hace la obra de perdón y redención POR AMOR DE SU NOMBRE, y ese nombre incluye al Hijo. Por lo tanto cuando somos bautizados en el nombre de Cristo, también incluye el nombre de Dios, porque poseen un mismo nombre. Todo aquel que quiera negar la realidad de la trinidad bíblica se opone a la verdad integral bíblica.


"Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo." (Juan 14:13)

El Dios que perdona pecados

“Por amor de tu nombre, oh Jehová, perdonarás también mi pecado, que es grande.” (Salmo 25:11) (Is. 43:25)



"y a ella le dijo: Tus pecados te son perdonados. Y los que estaban juntamente sentados a la mesa, comenzaron a decir entre si: ¿Quién es éste, que también perdona pecados?" (Lucas 7:48-49)


"¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?" (Marcos 2:7)


"Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa." (Lucas 5:24)

PARA VER OTROS TEMAS INTERESANTES (CLIC AQUI)