CONSÍGUELOS EN AMAZON

lunes, 7 de febrero de 2011

Hambre y sed de justicia

http://2.bp.blogspot.com/_6dai1Q3CVnc/TNAEya7EiCI/AAAAAAAABi0/zOXHjJTNrQ8/s1600/jesus_breaking_bread.jpg

Las buenas nuevas de salvación dada a los hombres es el camino a Cristo. El camino que conduce a salir del mundo y ser separado para Dios. El camino de la libertad de la opresión del pecado y del infierno. Es salir de los peligros y la tragedia que se vive en el mundo para entrar en el regazo de Dios, donde él tiene especial cuidado de nosotros. Saliendo del mundo y siendo restaurados por el poder de la misericordia de Dios, fue Dios quien nos dio la fortaleza, la sanidad, vendó y curó nuestras heridas y nos trajo con cuerdas de amor hacia su redil. Allí en su regazo, donde él apacienta sus ovejas tiene descanso, alimento, sustento, agua de vida, manantial de vida, justicia, plenitud de amor, consejos profundos de restauración, enseñanzas espirituales de crecimiento y edificación y todo aquello que pueda hacernos crecer para vida eterna.


No cambiemos el mensaje para llenarlo de prepotencia, necedad, prejuicios, sugestión, complejos, manipulación, malicia, injusticia y vanos intereses.


Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. (I Pedro 4:11)