CONSÍGUELOS EN AMAZON

lunes, 15 de noviembre de 2010

¿Cristianos unidos a los idólatras?

http://2.bp.blogspot.com/_deVoVpK3PhE/S1CseqgdgoI/AAAAAAAABAE/ejJn8ZYiC4A/s320/As%C3%ADs-ecumenismo-.jpg


La teosofía (brujería moderna) propone que todas las religiones por diferentes que sean te acercan a Dios y uniéndolas todas puedes armar una "verdad universal" que los llevará a todos a la misma meta. Se trata del plan ecuménico moderno de crear una súper religión que absorba a todas las creencias en una sola afirmando que todos los caminos conducen a Dios y utilizando o aislando el texto bíblico que dice:


"...que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea..." (Juan 17:21)

Sin embargo, lo que no le dicen a la gente es que la unidad enseñada por Jesucristo se refiere a unidad entre los que predican la sana doctrina y no con otra clase de creencias falsas. Si usted toma la Biblia como un todo, y no aisla textos para formar sus pretextos se dará cuenta que la unidad de los cristianos jamás se refiere a crear ninguna religión sincrética incorporando a los idólatras o gente que utilizando el nombre de Jesús tergiversa la sana doctrina. Dice:


No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso (II Corintios 6:14-18)

Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !!Bienvenido! Porque el que le dice: !!Bienvenido! participa en sus malas obras. (II Juan 1:9-11)

La unidad proclamada en la Biblia es entre aquellos que predican la sana doctrina y no entre aquellos que predican "otro Jesús". Cuando el apóstol habla sobre los "otros Jesús", se refiere a doctrinas erradas y tergiversadas que no concuerdan con el mensaje de Jesucristo pero siguen con su apariencia de cristianismo. En ninguna parte de la Biblia se nos exhorta a abrazar a esos "otros Jesús" como si todos tuvieran el mismo fin, sino que se nos exhorta a alejarnos de tales personas que no tienen la sana doctrina. Jesucristo afirma que aquellos que no tienen la sana doctrina no tienen al Padre ni al Hijo ni mucho menos el Espíritu de Dios.

Tema relacionado:

Los tentáculos del ecumenismo



No dejes que te muerda


Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. (Isaías 42:8)


"...y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón..."