CONSÍGUELOS EN AMAZON

domingo, 4 de abril de 2010

¿Cómo escapar de los juicios que se aproximan sobre la tierra?

*

Vivimos en tiempos peligrosos y es el momento que cada uno de nosotros tiene que tomar las debidas precauciones y preparse a si mismo y a los suyos. Dios ha abierto un camino para que podamos ser salvos y obtener la seguridad.

Es tan sencillo como recibir en este mismo instante a Jesucristo como tu salvador. Ahora mismo puedes ponerte sobre tus rodillas y orar al Padre en lo secreto y reconocer a Jesucristo el Hijo de Dios como tu salvador. Reconoce tus pecados y reconoce que todo lo debes a Dios. (Ve el tema:4 leyes espirituales (En castellano)

Ora y habla con Dios con fe y confiesa el nombre de Jesús sobre tu vida. Entiende que Dios te ha abierto camino por medio de Cristo para que puedas recibirle y ser lleno del Espíritu Santo. Lee la Biblia, comparte el amor de Dios con otros y procura unirte a una congregación que predique la sana doctrina.

Puedes ser salvo ahora mismo si crees con fe y dispones tu corazón de forma sincera. Jesucristo está dispuesto a traer una nueva vida para ti. (Hay alguien que te ama y piensa en ti)

En medio de estos tiempos difíciles, hay una puerta abierta de seguridad para ti hoy.

Salmos 91

Morando bajo la sombra del Omnipotente
El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente.Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad. No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará. Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos. Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación, no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra. Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón. Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.


Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado. (Salmo 119:114)


Y será aquel varón como escondedero contra el viento, y como refugio contra el turbión; como arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa. (Is. 32:2)


y habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero”. (Is. 4:6)


Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré. (Salmo 91:2)


Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve. (Is. 43:11)


Mirad a , y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más. (Is. 45:22)


Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; (Salmo 46:10)


y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. - Jesús (Mateo 28:20)


Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. (Hechos 4:12)

¿Qué de los tiempos difíciles que se aproximan?

Ya tienes el castillo fuerte el cual es Dios, ahora clama a él con fe y guarda sus mandamientos para que puedas ir adelante y seas tenido por digno de estar delante de Dios.

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre. (Lucas 21:36)