APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

domingo, 28 de febrero de 2010

Diferentes motivos por los cuales la gente predica ¿Cuál es tu principal motivo?

*
La Palabra de Dios nos dice que existen diferentes motivos por los cuales muchos entran en el ministerio de Dios. Unos de forma genuina y otros fingiendo.

¿Cuál es tu verdadero motivo para realizar tu ministerio?

¿Predicas por amor a las almas? (I Tes. 1:5)
¿Predicas por defender el evangelio? (Filipenses 1:17)
¿Predicas por servir al prójimo? (Marcos 10:45)

Otros a la verdad se introducen dentro de las congregaciones con motivos oscuros. Dice la Biblia:

¿Predicas por apariencia? (Mateo 23:27)
¿Predicas por envidia? (Filipenses 1:15-18)
¿Predicas por contienda (Filipenses 1:15-18)
¿Predicas por presunción? (Deuteronomio 18:22)
¿Predicas por dinero? (Juan 10:12)
¿Predicas por pretexto? (Filipenses 1:15-18)
¿Predicas para maldecir? (Número 22:12)
¿Predicas por vanagloria? (Filipenses 2:3)
¿Predicas por tener los primeros lugares? (III Juan 1:9)
¿Predicas por impedir el avance del evangelio y de la verdad? (III Juan 1:9)
¿Predicas para ser visto por los hombres? (Mateo 6:1, Mateo 23:5)
¿Predicas por contender contra los santos y la verdad? (Filipenses 1:15-18)

Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún. (Filipenses 1:15-18)

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7:21-23)

Vea el tema:

La serpiente de la FALSA RELIGIOSIDAD (Actualizado)