CONSÍGUELOS EN AMAZON

viernes, 15 de enero de 2010

Jesucristo mi refugio

*

En esta vida existen muchas cosas que pueden impactar nuestra vida de diferentes maneras. Los acontecimientos sociales son causa de alarma en cada esquina: guerras, hambre, terremotos, tormentas, tsunamis, persecusiones, cárceles, terrorismo, enfermedades, dolores, angustias y amenazas diversas...



¿Cuál es el único recurso verdadero, real y accesible que tiene el hombre para proteger y salvar su vida de toda amenaza, maldad y peligro en esta vida?


Jesucristo es el único que puede darte la seguridad y la victoria que necesitas para afrontar todos los problemas en la vida, incluso nos da la victoria sobre la muerte.


Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado. (Salmo 119:114)


Y será aquel varón como escondedero contra el viento, y como refugio contra el turbión; como arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa. (Is. 32:2)


y habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero”. (Is. 4:6)


Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré. (Salmo 91:2)


Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve. (Is. 43:11)


Mirad a , y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más. (Is. 45:22)


Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; (Salmo 46:10)


y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. - Jesús (Mateo 28:20)


Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. (Hechos 4:12)


¿Cuáles son tus enemigos, tus temores y tus angustiadores?


Dios tiene defensa para ti:


Jehová, tu mano está alzada, pero ellos no ven; verán al fin, y se avergonzarán los que envidian a tu pueblo; y a tus enemigos fuego los consumirá. Jehová, tú nos darás paz, porque también hiciste en nosotros todas nuestras obras. (Is. 26:12)


He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo. (Is. 41:11)


Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. (Dt. 28:7)