CONSÍGUELOS EN AMAZON

sábado, 12 de diciembre de 2009

El rey que dará el pago a justos y a injustos

El Salmo 2 es un salmo profético y mesiánico. De antemano presentaba el cuadro donde se vería a la gente rechazando a Cristo Jesús. El nazareno al ser encarnado hace más de dos mil años, fue testigo de cómo los enemigos se tornaron contra él para darle la muerte. Sin embargo, Dios no escondió su rostro de esputos, injurias ni de las bofetadas. Aquel sufrimiento debería ser soportado hasta cumplir su obra redentora. Ese mismo Jesús que fue molido por nuestros pecados, es el rey que regresará para darle a cada uno según sus obras. Dará coronas a los que se humillan y guardan sus mandamientos y dará el pago del castigo a los rebeldes que escarnecen a su pueblo.


Dice el Salmo 2:


“¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos. Contra Jehová y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas. El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos. Luego hablará a ellos en su furor, y los turbará con su ira. Pero yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte. Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra. Los quebrantarás con vara de hierro; Como vasija de alfarero los desmenuzarás. Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; Admitid amonestación, jueces de la tierra. Servid a Jehová con temor, y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían”.


“El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra”. –Apoc. 22:11-12

Temas relacionados:

La serpiente de la FALSA RELIGIOSIDAD (Actualizado)


Un mensaje para todas las iglesias


Sobre la vida, la muerte y nuestro destino final


El destino de los que hacen maldad y siguen a Lucifer


Cuando Cristo regrese... ¿Qué hallará?