APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

jueves, 31 de diciembre de 2009

2010: Tiempo de humillación


En el 2010 humillémonos delante de Dios para que él decrete y declare prosperidad, bendición, salud y toda cosa buena para la iglesia.



"...si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra". (II Cr. 7:14)


Tema relacionado:

¿De dónde sacan lo de “decretar u ordenar” en vez de pedir y rogar?