APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

martes, 6 de enero de 2009

¿A qué estamos expuestos cuando decimos la verdad?

En mundo dominado por la maldad, decir la verdad constituye un acto heroico y de valientes y mas cuando hoy la guerra que se libera es contra la Palabra de Dios y contra la sana doctrina.
Jesús dijo claramente que seguirle y hacer su voluntad levantaría la oposición del enemigo a tal magnitud que los creyentes serían objeto de vituperio, persecución, difamación y artimañas de las tinieblas. El dijo:

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. - Mateo 5:10-12

Un ejemplo de como se levantan las fuerzas del mal cuando alguien se decide a hablar y decir la verdad es el caso de María, una dama que luego de abandonar una secta peligrosa se enfrenta a la diligente y activa labor de sus opositores quienes se dieron a la tarea de moverse a los que la apoyaban para buscar a toda costa enemistarla con aquellos que pudieran creerle y ayudarla. Esta clase de sectas diabólicas son agentes del infierno que tienen el tiempo de viajar, hacer llamadas telefónicas, enviar emails, enviar personas para que realicen labores de agravio contra sus víctimas.

Fíjese lo que la autora afirma que a los que ellos enviaron eran "sacerdotes" (apariencia de piedad), para desacreditarla (obras de dragón). Los hijos de las tinieblas poseen apariencia de piedad pero su mover es conforme a las tinieblas.

La otra cara del Opus DeiLa otra cara del Opus Dei
Continuación de OPUS DEI, ANEXO A UNA HISTORIA

Autora: María Angustias Moreno

EN FORMATO PDF 131 Kb

La autora lo escribió a raíz de la campaña que el Opus Dei desencadenó en su contra por haber publicado el libro Opus Dei, Anexo a un historia, -es decir, por haberse atrevido a decir la verdad-. No contrarrestaron ni desmintieron el contenido de su libro, sino que intentaron desacreditarla a ella a nivel personal. Tuvieron la impresionante e inteligente idea de mandar una pareja de sacerdotes a cada una de las personas que habían apoyado públicamente su libro (ver carta de apoyo a María Angustias). Ella cuenta cómo y en qué se basó la campaña.

De la misma manera, los temas tocados en este foro cristiano ha sido objeto de difamación de parte de infiltrados del reino de las tinieblas que descontentos con el CREDO y con los temas expuestos tienden a moverse de aquí y allá para precisamente desacreditar el mismo lanzando toda clase de calumnias mientras estos grupos penetran las iglesias haciendo de "corderos" y de "víctimas", no solo atacan foros como este sino que atacan a líderes de las iglesias que no se dejan mover fácilmente por sus ofertas y maquinaciones. Estos infiltrados han venido apoyados económicamente por el jesuitismo y aunque poseen el aval de estos grupos anticristianos prefieren mantener su apariencia de piedad. Luego los vemos haciendo grandes aportaciones de dinero a ministerios que una vez reciben sus ofrendas se sienten en deudas con estas personas y así van calando peldaños y audiencia dentro de las iglesias. Una vez en los podios, envenenan los oídos de sus víctimas. Por eso es necesario el discernimiento. Cuando escuches a un supuesto predicador que ataca con nombre y apellido a supervisores y líderes de iglesias, reprende a tales ya que sus obras son para guerra, difamación y pleitos en vez de búsqueda de la bendición de Dios.

"Por sus frutos los conocereis"

___________________________

Entre los ataques que hace el enemigo en contra de los santos se encuentran:

-Levantar falso testimonio.

-Calumnias.

-Conspirar

-Aislar

-Usar su influencia dentro y fuera de las iglesias para cerrar puertas

-Acusar a los verdaderos creyentes de "controversiales" y "causar divisiones".

-Robar, matar y destruir.

-Llamar, escribir, y contactar a cuantos pueda para obstaculizar que se diga la verdad.




"¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?" -Gálatas 4:16