Disponibles en papel y en versión electrónica (ebook)

Archivo del blog

domingo, 7 de abril de 2019

Nuestra lucha contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes


Tuve un sueño donde veía un conglomerado (Una coalición) de brujos y brujas (De diferentes ramas del ocultismo) ubicados en los aires (sobre el espacio de nubes) y desde arriba lanzaban maldiciones y conjuros contra las familias y contra los cristianos e iglesias. Su meta crear conflictos, divisiones, problemas y toda clase de situaciones adversas. Adelantar los planes del maligno sobre la tierra. 


Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar. (Efesios 6:10-20)

SOMETEOS, pues, a Dios; RESISTID al diablo, y huirá de vosotros. (Santiago 4:7)

Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová. (Isaías 54:17)

Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. (Exodo 14:14)