CONSÍGUELOS EN AMAZON

viernes, 26 de julio de 2013

La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos. (Proverbios 18:21)

La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos. (Proverbios 18:21)
Esto lo que significa es que si uno habla verdad, el bien le sigue, y si uno habla mentira, le siguen las consecuencias. Esto no significa que el hombre altera el mundo por medio de las palabras, como afirma la Nuera Era. La Nueva Era afirma que el hombre es uno con el universo, de tal forma que no hay diferencia entre Dios y el hombre, y de esta forma, propone que el hombre es Dios y crea con el hablar. Una cosa es ser optimista, y otra cosa es lo que enseña la Nueva Era. Hay una corriente en las iglesias promovida por Yongui Cho en su libro La Cuarta Dimensión que "cristianiza" prácticas del budismo y de la New Age. Estos postulan que uno crea su realidad hablando. Personalmente no creo tal cosa. El modelo bíblico es diferente a esas ideas. Por eso tenemos que ir a Dios en oración para que sea El quien cambie nuestras circunstancias.

Tema relacionado:

La "teología" de la prosperidad ¿Es bíblica?