CONSÍGUELOS EN AMAZON

jueves, 16 de mayo de 2013

Políticos, artistas inescrupulosos y otras personalidades de Puerto Rico están aprobando leyes que destruyen la familia abriéndole paso a uniones contra naturales

Como están las cosas, con esto de la corrupción en los gobiernos, el avance de la aberración de la "ideología del género", y toda clase de corrupción en el ambiente, es hora de fortalecer más nuestra educación en los hogares cristianos y criar nuestros niños como verdaderos soldados de Dios refutando toda mentira, todo engaño, toda conspiración, toda maldad, haciéndoles ver que la Palabra de Dios tiene la verdad para el hombre y aún si toda la sociedad se corrompe, Dios tiene su pueblo y a esos salvará. Dios cuida de los justos pero a los malos y perversos los juzgará Dios en breve. Su palabra es ley y está por encima de los hombres y sus planes con el mundo. Aunque miles anden en corrupción, en libertinaje y presos del diablo, Dios todavía tiene un remanente que no ríe las gracias a Satanás. "Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias, si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor. Y si hiciere pasar bestias feroces por la tierra y la asolaren, y quedare desolada de modo que no haya quien pase a causa de las fieras, y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, ni a sus hijos ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y la tierra quedaría desolada. O si yo trajere espada sobre la tierra, y dijere: Espada, pasa por la tierra; e hiciere cortar de ella hombres y bestias, y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a sus hijos ni a sus hijas; ellos solos serían librados. O si enviare pestilencia sobre esa tierra y derramare mi ira sobre ella en sangre, para cortar de ella hombres y bestias, y estuviesen en medio de ella Noé, Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían solamente sus propias vidas." (Ezequiel 14:13-20)  “Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente será salvo” (Romanos 9:27)  Y multitudes como la arena del mar son lanzados al lago de fuego y allí arden por la eternidad. “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.” (Apoc. 20:15) Los que quieren vivir, viven obedeciendo a Dios, lo que quieren morir, que “mueran” en su lugar de tormento, allí estarán conscientes de su maldad por la eternidad sin reposo alguno.

¿Realmente existe el discrimen contra los homosexuales?