CONSÍGUELOS EN AMAZON

jueves, 21 de marzo de 2013

Salmo 70

Oh Dios, acude a librarme; apresúrate, oh Dios, a socorrerme. Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal desean. Sean vueltos atrás, en pago de su afrenta hecha, los que dicen: !!Ah! !!Ah! Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan, y digan siempre los que aman tu salvación: engrandecido sea Dios. Yo estoy afligido y menesteroso; apresúrate a mí, oh Dios. Ayuda mía y mi libertador eres tú; oh Jehová, no te detengas. (Salmo 70)