APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

lunes, 16 de abril de 2012

SOLICITUD DE AYUDA

Si Dios te ha bendecido y quieres bendecir a otros, esta es una buena oportunidad. Nuestro hermano en Cristo, Dave Ros (del grupo: Viviendo en los últimos tiempos) se ha comunicado con una buena amiga y nos comparte lo siguiente:


“Dios le bendiga. Mi nombre es David Rosado y soy paciente de Diálisis Peritoneal. Actualmente tengo que estar conectado a una máquina de Diálisis por 11 horas al día, todos los días. No tengo beneficios de Seguro Social y tampoco de Medicare. No tengo ningún medio de transportación, las ambulancias y transportaciones médicas sólo atienden a pacientes con Medicare y es por eso que no puedo beneficiarme de la misma. Actualmente mis citas médicas son bastante retiradas de donde vivo y no tengo los medios para asistir a ellas y es por eso que hoy le estoy pidiendo de su ayuda y cooperación para esta causa. Su ayuda aportación económica, de cualquier cantidad, es grandemente apreciada. Para más información sobre esta causa, favor de contactarme personalmente al 787-632-9498 y/o puede enviar su aportación a la siguiente dirección:
David Rosado RR-1 Box 37538 Barrio Sonador. San Sebastián, PR. 00685.”


“A los que no lo conocen, es un siervo de Dios, quien siempre ha puesto a Dios primero y que dedica su vida al Señor.... DIOS LES BENDIGA!” -Marlenne


“Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.” (Mateo 25:34-40)