EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

martes, 10 de mayo de 2016

No mires a tu prójimo con menosprecio

No mires a tu prójimo con menosprecio. Recuerda, si eres hombre, eres pecador delante de Dios igual que todos los demás hombres de la tierra porque el UNICO SANTO Y PERFECTO es Cristo. No pretendas vivir por encima del prójimo creyendo que eres merecedor del cielo y que los demás mortales son menos que tú. Recuerda, la JUSTIFICACION se la da Dios a los humildes de la tierra. Si haces algo, para Dios lo haces, si no lo haces, para Dios no lo haces, pero no juzgues a criado ajeno, recuerda, él tiene su Señor para el cual permanece o cae. Usa las rodillas en oración antes que juicio de pensamiento o verbal contra nadie. 

"A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido." (Lucas 18:9-14)