EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

miércoles, 4 de febrero de 2015

La conducta homosexual ¿Es normal?

¿Qué es NORMAL?

Por: Dra. Angie González

¿Te has percatado cómo el uso de la palabra “normal” se ha hecho cada vez más frecuente? En especial entre los jóvenes, la palabra “normal” se ha empezado a usar para categorizar o valorizar conductas. Pero ¿qué significa la palabra “normal”?

Normal es todo aquello que conforma la norma. El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (DRAE) establece el significado de norma como una regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades, etc. 

El DRAE dice que normal es aquello que se halla en su estado natural, que sirve de norma o regla o que por su naturaleza, forma o magnitud, se ajusta a ciertas normas fijadas de antemano. En el lenguaje matemático de las estadísticas, normal es todo aquello que tiene un valor o proporción significativamente mayor que la contraparte con que se compara.

Si utilizamos el sentido correcto de la palabra “normal” para evaluar las llamadas “conductas sexuales atípicas”, encontramos que estas, por definición, no pueden ser conductas normales. El término normal no plantea un juicio moral sino un valor estadístico en comparación con otras conductas, entiéndase, la heterosexualidad. De hecho, el término atípico se define como aquello que se aparta de los modelos representativos o de los tipos conocidos.

Los resultados de la encuesta Gallup de 2012 en que se entrevistaron al azar y por vía telefónica unas 121,290 personas preguntando “¿usted se identifica como lesbiana, homosexual, bisexual o transgénero?” reportaron que sólo un 3.4% de los encuestados estadounidenses se identificó como LGBT (Gallup.com).

Como medida comparativa, la encuesta más grande realizada antes de esta fue el National Survey of Family Growth del U.S. Department of Health and Human Services en el 2010 que encuestó unas 20,000 personas y estimó que las personas que se identifican como LGBT alcanzan un 3.8% de la población general estadounidense.

Ahora, recordemos un poco de nuestras clases de matemática. En una muestra X de cualquier grupo de comportamiento humano, ¿un 3.4% representa un valor normativo? 

La respuesta inevitable es NO.

El derecho individual al comportamiento sexual electivo es indiscutible. Una persona puede elegir una conducta LBGT, lo que no puede es decir que esa conducta es normal. El comportamiento LGBT se aparta, por mucho, de la norma del comportamiento sexual humano. Decir esto no es una expresión de prejuicio, es un dato estadístico concreto. Por lo tanto, enseñar a los niños en las escuelas que las conductas LBGT son normales es una mentira. No corresponde ni a la ciencia ni a la verdad, es solo propaganda ideológica que pretende, fuera de todo razonamiento, “normalizar” una conducta que no es normal.


Tema relacionado:

¿CÓMO? ¿QUÉ MI NENE VAYA VESTIDO DE NENA A LA ESCUELA Y VICEVERSA?