EBOOKS Y LIBROS TRADICIONALES A TU ALCANCE EN AMAZON - TODOS LOS EBOOKS SON GRATIS AL SUSCRIBIRTE A KINDLE UNLIMITED

sábado, 7 de febrero de 2015

El peligro y engaño de la Ideología del Género



Fuente de este tema: Alerta Puerto Rico (Facebook)

¡NO TE DEJES ENGAÑAR! El cielo no se puede tapar con las manos ni con los medios de comunicación activistas en Puerto Rico. Cuando se investiga a fondo siempre se encuentra la verdad.

GOLPE DEVASTADOR A LA TEORÍA DE GÉNERO

El Concilio Nórdico de Ministros (organización de cooperación inter-gubernamental integrada por Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca e Islandia), decidió clausurar el Instituto Nórdico del Género (NIKK por sus siglas en noruego).

El NIKK ha sido por años el principal instituto que promueve la llamada “teoría del género”, proporcionando una supuesta base “científica” a estas ideas sociales y políticas que desde la década de los 70 transformaron a los países nórdicos en una de las sociedades más receptivas a la llamada ideología del género.

Esta teoría sostiene que la única diferencia entre el hombre y la mujer es tan solo externa (genitales y aparato reproductivo), pero que la masculinidad o la feminidad son tan solo una “construcción social”, algo impuesto a nosotros por la familia o la sociedad desde pequeños. Sobre esta base se sostiene el reclamo de que cada cual puede construir su propia identidad sexual -o variarla a su gusto y antojo- sin tomar en cuenta para nada la biología.

La decisión de clausurar el NIKK fue tomada luego que la televisión estatal noruega transmitiera un documental producido por Harald Eia, en el que pone en evidencia que la teoría de género no solo carece de base científica alguna, sino que además rechaza toda investigación científica seria .

El productor de esta serie, un comediante noruego que ha ganado gran popularidad en su país por sus programas satíricos de televisión, posee un grado en ciencias sociales. Su interés en el tema surgió al observar que, a pesar de todos los esfuerzos realizados por el gobierno y los políticos para remover los llamados “estereotipos del género”, las mujeres continuaban prefiriendo profesiones “femeninas” (enfermeras, estilistas, etc.) y los varones, profesiones masculinas (técnicos, trabajadores de construcción, etc.). Lo que lo mueve a investigar es esta “paradoja noruega”, ya que en lugar de haber disminuido este patrón, las tendencias han aumentado luego de décadas de haberse establecido las políticas de igualdad de género en este país.

En su documental, Harald Eia acudió al instituto NIKK con un equipo de camarógrafos para interrogar a los principales “científicos” de este instituto. Tomó estas respuestas y las llevó a científicos serios en otras partes del mundo, en especial, Reino Unido y los Estados Unidos para que evaluaran las afirmaciones de sus colegas noruegos. Sus afirmaciones fueron cuestionadas desde un punto de vista científico. Eia grabó los argumentos de estos científicos y regresó a Oslo (Noruega) para mostrarlas a los “científicos” del instituto NIKK quienes, al ver que eran confrontados con argumentos basados en datos científicos, tan solo atinaban a decir “son científicos mediocres” que “acomodan la evidencia de acuerdo a sus pre-conceptos”.

Harald Eia concluía que mientras los científicos “mediocres” no negaban la influencia del medio pero afirmaban que es innegable y determinante la parte biológica -un verdadero científico nunca cierra todas las posibilidades-, los “científicos serios” del NIKK eran incapaces de ofrecer estudios científicos serios para sostener su teoría y se negaban rotundamente a aceptar que la biología jugase algún papel en la definición de los sexos.

Cuando este documental fue presentado ante el público en la televisión de Noruega, la gente comenzó a preguntarse por qué se estaban gastando 56 millones de euros de los contribuyentes para sufragar supuestas investigaciones que proporcionaban ningún tipo de evidencia científica para su afirmación de que los sexos o diferencias de genero se deben a una construcción social y nada más. El ingenioso documental dejó en claro que la llamada “teoría del género” se basa en una ideología que nada tiene de científica y que se cierra completamente a la realidad objetiva. Tal cual un dogma que no admite cuestionamientos.


Fuente: laopcionv (punto) wordpress (punto) com/



Documental realizado por el periodista noruego Harald Eia, licenciado en Ciencias Sociales, con el título "Lavado de Cerebro: la Paradoja de la Ecualidad de Género", donde expone la subjetividad de las "hipótesis y teoría" de los fundamentalistas noruegos de su llamada ideología de género, confrontándolos con los estudios de científicos de otros países.


Tema relacionado:

La ideología de género, arma de destrucción social