APROVECHA LOS ESPECIALES DE ESTA SEMANA EN TODOS NUESTROS EBOOKS EN AMAZON

viernes, 13 de marzo de 2009

Construyamos barreras de oración

Orar es hablar con Dios. Dirigir a Dios nuestras inquietudes, peticiones, ansiedades, necesidades y palabras que brotan de todo nuestro ser.

Dios es santo, sin embargo ha abierto el camino para que los hombres puedan acercarse en confianza hacia él.

"Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro".-Hebreos 4:14-16

Tienes la gran oportunidad de acercarte a Dios personalmente, ¿qué harás? ¿enviarás a otro en tu lugar?

Dios espera escuchar de tus labios la oración:

Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. -Salmo 34:15

Razones para orar:

Por sanidad

Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. -Stg. 5:16

Para no entrar en tentación (Mt. 26:41)

Por nuestros enemigos (Lucas 6:28)

Por salvación y protección (Mt. 24:20)

Por misericorida (Ex. 9:28)

Por el favor de Dios hacia nosotros (Malaquias 1:9)

Para que la Palabra de Dios corra y sea glorificada (II Tes. 3:1)

Para que Dios haga milagros y prodigios y los enemigos sean avergonzados (Hechos 4:30)

Para que Dios llene con su Espíritu Santo (Hechos 4:31)


"Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias". -Filipenses 4:6

Orad sin cesar. -I Tes. 5:17